Abiyán (África) indulta a la ex primera dama Simone Gbagbo

Lasvocesdelpueblo
ABIYÁN (COSTA DE MARFIL) OESTE DE ÁFRICA, 07.08.2018. El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara (c), saluda durante la celebración del quincuagésimo octavo aniversario de la independencia del país, en Abiyán (Costa de Marfil), hoy, 7 de agosto de 2018. Efe.

Efe – La crisis política degeneró en violencia y en un conflicto armado en el que, entre diciembre de 2010 y mayo de 2011, al menos 3.000 civiles fueron asesinados, más de 150 mujeres violadas y cientos de miles de marfileños se vieron obligados a abandonar sus casas. Ambas partes cometieron graves violaciones de derechos humanos durante la crisis política, afirmó HRW. Actualmente, Laurent Gbagbo está siendo juzgado en la Corte Penal Internacional (CPI), tribunal al que la justicia marfileña prefirió no entregar a la ex primera dama. Abiyán (Costa de Marfil) oeste de África, martes 7 de agosto de 2018. fotografía: ABIYÁN (COSTA DE MARFIL) OESTE DE ÁFRICA, 07.08.2018. El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara (c), saluda durante la celebración del quincuagésimo octavo aniversario de la independencia del país, en Abiyán (Costa de Marfil), hoy, 7 de agosto de 2018. Efe.

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, anunció una amnistía que afectará a unas 800 personas, entre ellas la ex primera dama Simone Gbagbo, condenada a 20 años de prisión en 2015 por su responsabilidad en la oleada de violencia postelectoral de 2010 y 2011.

En un discurso televisado anoche con motivo del quincuagésimo octavo aniversario de la independencia del país, Ouattara reveló esta “medida de clemencia de toda la nación para con sus hijas e hijos”, y reclamó a los amnistiados que “garanticen que nuestro país no vuelva a vivir tales eventos y nunca más se sumerja en la violencia”.

En torno a 500 de los 800 beneficiarios ya están bajo fianza o en el exilio, por lo que se les anulará sus sentencias penales.

Sin embargo, esta amnistía no afectará a unos sesenta militares y miembros de organizaciones armadas que cometieron crímenes de sangre.

Aunque Simone Gbagbo, de 69 años fue absuelta en 2017 de crímenes de lesa humanidad, ya había sido condenada dos años antes por su implicación en los episodios de violencia que siguieron a las elecciones de 2010, en las que el presidente, Laurent Gbagbo, se negó a aceptar su derrota, precisamente contra Ouattara.

Según Human Rights Watch (HRW), la crisis política degeneró en violencia y en un conflicto armado en el que, entre diciembre de 2010 y mayo de 2011, al menos 3.000 civiles fueron asesinados, más de 150 mujeres violadas y cientos de miles de marfileños se vieron obligados a abandonar sus casas.

Ambas partes cometieron graves violaciones de derechos humanos durante la crisis política, afirmó HRW.

Actualmente, Laurent Gbagbo está siendo juzgado en la Corte Penal Internacional (CPI), tribunal al que la justicia marfileña prefirió no entregar a la ex primera dama.

Lo que se esperaba del discurso de anoche de Ouattara no era esta amnistía, sino una declaración sobre su futuro político, ya que hace semanas indicó que en esta fecha revelaría si optará a la reelección en 2020.

Aunque no se pronunció claramente sobre el asunto, dejó entrever que no será candidato: “Reafirmaré mi fe en la juventud y mi creencia en la renovación de las generaciones. Debemos trabajar para transferir el poder a una nueva generación de forma democrática en 2020”.

Por último, el jefe de Estado reveló que ha ordenado una revisión de la Comisión Electoral Independiente (CEI), exigida por la oposición.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies