Ada Colau instala los bloques de hormigón en la calzada, “golpe mortal” para motoristas y ciclistas

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 21.07.2020. Vista de de los bancos de hormigón instalados en la calzada, dentro de los nuevos carriles peatonales de la calle Consejo de Cientos y calle Gerona, por el Gobierno municipal de coalición comunista de la ciudad de Barcelona de la alcaldesa de ultraizquierda, Ada Colau, y Jaime Collboni (PSC-PSOE). Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Redacción – “Estos bloques de hormigón suponen un grave peligro para los conductores, especialmente para motoristas, en caso de accidente un impacto contra estos elementos puede convertirse en un golpe mortal. Además, los peatones sentados en plena calzada tampoco están protegidos”. Así afirman desde el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, este martes. Barcelona (España), 21 de julio de 2020. 

El portavoz del Grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Óscar Ramírez, ha reclamado a la alcaldesa de ultraizquierda Ada Colau “la retirada inmediata” de los bancos de hormigón instalados en la calzada, dentro de los nuevos carriles peatonales de la calle Consell de Cent y calle Gerona.

Este lunes, 20 de julio de 2020, este portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona registró esta petición en el Ayuntamiento de Barcelona, mediante un ruego directo a la alcaldesa Colau.

El portavoz municipal del PP ha presentado un ruego a la alcaldesa para que proceda a retirar cuanto antes estos bloques de hormigón de las calles por motivos de seguridad vial. “Con la seguridad no podemos jugar, ni perder el tiempo, parece mentira que los responsables del consistorio que han diseñado y avalado estos carriles peatonales, no sean conscientes del peligro que puede suponer estos bancos de cemento macizo instalados en plena calzada”.

Entre los meses de abril y junio, aprovechando la situación de confinamiento, el Ayuntamiento de Barcelona, en mano de la extrema izquierda, implantó nuevas medidas para modificar la configuración del espacio urbano, ganando espacio peatonal en detrimento del vehículo privado.

Para Ramírez, “es necesario realizar medidas para conseguir que Barcelona sea una ciudad más sostenible y amable para el peatón, pero Colau promueve políticas ideológicas que responden más a su guerra contra el coche y moto que a unas medidas realistas que beneficien a todos”.

En este sentido, vaticina que “cuando vuelva la verdadera normalidad, Barcelona puede convertirse en un caos circulatorio debido a las improvisadas medidas realizadas por Colau durante estos meses”.

Por último, el concejal Popular ha lamentado, “aplicar medidas como la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) o intentar reducir drásticamente el espacio al vehículo privado sin incentivar nuevas posibilidades en el transporte público como la D30 o terminar la L9 de metro, demuestra la mala gestión de una alcaldesa agotada que ya solo sabe aplicar medidas ideológicas a golpe de decretazo”. 

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot