Al niño Adrián con cáncer que quiere ser Torero: “Que se muera, que se muera ya, vas a morir”

Lasvocesdelpueblo
VALENCIA (ESPAÑA), AÑO 2016. Adrián, el niño de ocho años con cáncer y que sueña con ser torero, es llevado a hombros por los toreros en el festival celebrado en la Plaza de toros de Valencia en su homenaje. Archivo Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – (Advertencia: Las imágenes pueden herir sus sensibilidades). Hay dos detenidos por amenazas de muerte al niño español enfermo de cáncer cuyo deseo es ser diestro. Curiosamente, los mismos que compran el pescado a veces pez aún vivo, comen huevos de gallina acabando alegremente así con el futuro de los “pobres” pollitos; los mismos que callan y critican con la boca pequeña cuando los musulmanes cortan brutalmente dejando “sufrir”, según las imágenes del vídeo de esta noticia, el cullo a más de 6 mil corderos cada año en España en su fiesta religiosa de ‘Matanza de Cordero’ o callan ante las prácticas abortistas de las Clínicas Abortista en España, en algunos casos claramente infanticidas, son capaces de desear la muerte a un niño español enfermo de cáncer. Valencia (España), domingo 4 de diciembre de 2016. Fotografía: Adrián, el niño de ocho años con cáncer y que sueña con ser torero, es llevado a hombros por los toreros en el festival celebrado en la Plaza de toros de Valencia en su homenaje. Archivo Efe

Los niños del barrio -de entre 4 y 12 años- presentes durante toda la matanza, no muestran ninguna sensibilidad o empatía hacia los animales ya que están recibiendo una educación basada en la discriminación por especie.

La sangre de los corderos llega a teñir de rojo algunas de las calles de Melilla (España) donde los animales son inmovilizados y, tras ser orientados hacia la Meca, degollados con un cuchillo que los secciona la garganta.

A pesar de que algunos fieles han afirmado que de esta manera los animales no sufren, los investigadores del colectivo animalista Igualdad Animal han grabado en vídeo como estos animales a los que se referían agonizaban durante más de cinco minutos –algunos de ellos llegando incluso a levantarse a pesar de haber recibido repetidos y profundos cortes en el cuello–. Y es que eso se ha quedado absolutamente en nada, una broma. Los animalista van a por la presa fácil: los toreros, artistas españoles. 

Los activistas animalista vieron como algunos de estos niños escupían a los animales y jugaban con sus cabezas decapitadas, en un claro aprendizaje hacia la insensibilización y la violencia. Pero calladitos, hay que ir a por los toros.

Advertencia, las imágenes pueden herir sus sensibilidades

La Guardia Civil ha detenido a dos personas en San Sebastián (Guipúzcoa) y Cullera (Valencia) por escribir comentarios injuriosos contra Adrián, el menor enfermo de cáncer que fue homenajeado en un festival taurino en Valencia para recaudar fondos para la investigación de esta enfermedad, tal como recoge la agencia española de noticias ‘Efe’ este sábado 3 de diciembre de 2016, 

Según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado, los detenidos son un hombre y una mujer de 21 y 33 años, respectivamente, a quienes se imputan los delitos de odio, injurias y contra la integridad moral.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de publicaciones en redes sociales donde se vertían comentarios hirientes hacia un menor, tras la celebración del citado festival.

Fruto de estas investigaciones realizadas por la Guardia Civil se pudo determinar que mensajes como “Que se muera, que se muera ya”, o “Vas a morir” podían ser constitutivos de delitos de odio.

La operación, desarrollada por el Equipo de Policía Judicial de Cullera, ha contado con la colaboración del Equipo de Policía Judicial de Guipúzcoa y ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 5 de Alzira (Valencia).

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones, puesto que se está investigando la autoría de otros mensajes ofensivos, además de amenazas al menor y miembros de su familia, ha informado la Guardia Civil.

En relación con este mismo asunto, a mediados del pasado mes de octubre el juzgado de Instrucción número 10 de Valencia admitió a trámite una querella presentada por un supuesto delito “contra la integridad moral” por el “trato humillante y vejatorio, lesivo a su dignidad personal” que recibió Adrián, el niño de 8 años con cáncer que quiere ser torero.

Dicha querella fue presentada por la Asociación Nacional de Afectados por Internet y las Nuevas Tecnologías (Anfitec) contra una persona, residente en el País Vasco, que también deseó la muerte del menor a través de mensajes en redes sociales.

Además, la familia del menor, a través de los abogados de la Fundación Toro de Lidia, también presentó denuncia por hechos similares ante la Guardia Civil de Valencia.

Por su parte, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha considerado que los comentarios realizados por los detenidos son “lamentables, miserables y ruines” desde el punto de vista moral.

También desde el punto de vista penal, ha dicho, pueden ser constitutivos de un “delito de odio” cuando discriminan a las personas por razón de su sexo, raza, religión, ideología u opinión.

“En este caso se está deseando la muerte de un niño que está gravemente enfermo por su afición taurina, y eso puede ser constitutivo de un delito de odio”, ha dicho Moragues, quien ha indicado que la investigación sigue abierta “porque ha habido más comentarios a través de las redes sociales”.

Doble vara de medir o hipocresía animalista

Curiosamente, cuando se trata de otro animal como el cordero, los violentos animalistas no dan la cara o tiran la piedra y esconden la mano simplemente.

Según recoge el diario animalista ‘TV Animalista’ en su edición del 9 de noviembre de 2016, solo 4 activistas del Equipo de Investigaciones de Igualdad Animal documentaron la matanza ritual de corderos celebrada en Melilla (España) con motivo de la denominada Fiesta del Sacrificio.

La considerada Pascua Musulmana es una de las principales festividades del Islam y cuenta con el beneplácito de las autoridades locales de Ceuta y Melilla que, desde 2010, conmemoran oficialmente.

Asimismo, alrededor de las nueve de la mañana miles de fieles islamistas se congregan en la explanada junto al Tercio de Melilla para rezar.

Tras finalizar las oraciones, uno de los fieles inmoviliza y degüella un cordero que ha sido todo este tiempo atado a un árbol cercano.

Su muerte marca el inicio de una serie de matanzas que tienen lugar en las calles de la ciudad y patios interiores de las casas y que, en apenas una hora, acaban con la vida de aproximadamente 6.000 corderos en Melilla, 6000 a Ceuta y casi siete millones en Marruecos.

Según las imágenes, aseguran fuentes animalistas, algunos musulmanes optan por trasladar a los corderos en el Matadero Municipal donde estos son matados bajo el rito Halal.

La sangre de los corderos llega a teñir de rojo algunas de las calles de Melilla (España) donde los animales son inmovilizados y, tras ser orientados hacia la Meca, degollados con un cuchillo que los secciona la garganta.

Los musulmanes degollando brutalmente a un cordero durante su fiesta religiosa del cordero. Imagen facilitada por el colectivo animalista 'Igualdad Animal'. lasvocesdelpueblo.
Los musulmanes degollando brutalmente a un cordero durante su fiesta religiosa del cordero. Imagen facilitada por el colectivo animalista ‘Igualdad Animal’. lasvocesdelpueblo.

A pesar de que algunos fieles han afirmado que de esta manera los animales no sufren, los investigadores del colectivo animalista Igualdad Animal han grabado en vídeo como estos animales a los que se referían agonizaban durante más de cinco minutos –algunos de ellos llegando incluso a levantarse a pesar de haber recibido repetidos y profundos cortes en el cuello–.

Y es que eso se ha quedado absolutamente en nada, una broma. Los animalista van a por la presa fácil: los toreros, artistas españoles. 

En algunas ocasiones los corderos fueron decapitados antes de llegar a perder la conciencia.

Estas escenas se suceden mientras el resto de animales contemplan atemorizados la muerte de los demás y sin poder hacer nada más que orinar o tratar, desesperada e inútilmente, de escapar.

Procedentes de explotaciones ganaderas de Murcia, Ciudad Real, Huelva, Extremadura, Málaga o Sevilla, miles de corderos viajan desde la Península hasta las Ciudades Autónomas para encontrar un trágico final; mientras que muchos otros se han quedado en el camino este año; ya que según informaron varios medios de comunicación, cientos de corderos murieron asfixiados durante el transporte producido en los días previos a esta festividad.

El cabeza de familia, que generalmente es también el encargado de matar a los animales, es un ejemplo estos días para los más pequeños.

Los niños del barrio -de entre 4 y 12 años- presentes durante toda la matanza, no muestran ninguna sensibilidad o empatía hacia los animales ya que están recibiendo una educación basada en la discriminación por especie.

Los activistas animalista vieron como algunos de estos niños escupían a los animales y jugaban con sus cabezas decapitadas, en un claro aprendizaje hacia la insensibilización y la violencia. Pero calladitos, hay que ir a por los toros.

Según datos del colectivo animalista, en la Península se han matado, aproximadamente, 350.000 corderos durante esta festividad, corroborando que los ritos religiosos no son más que otra muestra del sufrimiento que se ocasiona a los animales no humanos en nombre de la tradición.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies