Bildu a VOX el 12J: “Aquí nosotros ponemos los resultados electorales. Hijos de puta. Os mataremos”

FOTOGRAFÍA. LAS VASCONGADAS (ESPAÑA), 12.07.2020. Los apoderados de VOX a las elecciones vascas de este domingo, 12 de julio de 2020 812-J) llegan a la región vascas para asegurar que cada papeleta a VOX, con al resto de formaciones políticas del 12J, contabilice. Lasvocesdelpueblo (Ñ pueblo)

Redacción – Los herederos de los terroristas que concurrían a estas elecciones bajo la marca de Bildu a los 854 valientes apoderados de VOX durante las elecciones autonómicas vascas del domingo 12 de julio 2020: “No vamos a consentir que los españoles vengan a nuestro territorio“. “Hijos de puta, a las 20:00 horas cuando salgáis del colegio electoral os vamos a matar”. “A la salida del colegio electoral” os daremos “una paliza” y que os quitaremos “las ganas de volver al País Vasco”. “Os esperamos a la salida, os vamos a pegar un tiro, os vamos a matar, os esperamos a las ocho”. “Os vamos a matar antes de que vengan los autobuses a buscaros”. Cuando la representante de VOX dijo que iba a denunciar los hechos a la policía autonómica vasca, la Ertzaintza, para que se personase -porque no había aparecido a lo largo de la jornada electoral- fue empujada hasta la puerta del centro de votación mientras se le decía que “no se va a contar nada, aquí los resultados los ponemos nosotros”. Barcelona (España), domingo 19 de julio de 2020.

En las recientes elecciones vascas del domingo, 12 de julio de 2020, ni ha habido libertad ni se ha respetado la legalidad. Los apoderados de VOX fueron amenazados, insultados y agredidos desde “primera hora de la mañana hasta el cierre de los colegios electorales”, “incluso durante el recuento, siendo expulsados de manera violenta de algunos centros cuando denunciaban la manipulación del escrutinio, sin que nadie hiciera nada y ante la ausencia de miembros de la policía autonómica vasca, la Ertzaintza”. 

VOX se ha visto obligado a celebrar todos sus actos de campaña entre insultos, agresiones y coacciones. Un delito electoral permitido por las autoridades vascas encargadas de velar por la limpieza del proceso.

La integridad física de los asistentes solamente ha sido salvaguardada por el celo de la policía autonómica vasca que, en ocasiones como ocurrió en Sestao, se ha visto desbordada.

Todos pudimos ver el resultado de los ataques de la mafia separatista en la ceja de nuestra diputada por Almería, Rocío de Meer.

Pero los sicarios de Bildu, con la connivencia del PNV, no solamente actuaron durante la campaña electoral. 

En la jornada de votación se estableció en muchos colegios una dictadura del miedo por parte de personas afines a Bildu, con la colaboración en muchos casos de sus propios apoderados acreditados en los centros electorales.

Y lo que es peor, con la cobarde complicidad silenciosa de apoderados de otros partidos políticos, especialmente los del PNV.

Los apoderados de VOX fueron amenazados, insultados y agredidos desde “primera hora de la mañana hasta el cierre de los colegios electorales”, “incluso durante el recuento, siendo expulsados de manera violenta de algunos centros cuando denunciaban la manipulación del escrutinio, sin que nadie hiciera nada y ante la ausencia de miembros de la Ertzaintza”.

Son decenas las denuncias que se han interpuesto por la existencia de delitos e irregularidades cometidas siempre por los mismos, los herederos de los terroristas que concurrían a estas elecciones bajo la marca de Bildu.

Existe, como han podido comprobar y denunciar los apoderados de VOX, “una organización de miembros de Bildu en la mayoría de los colegios electorales que actúan, sin acreditación ninguna, como una mafia encargada de amenazar y agredir a quienes no están dispuestos a transigir con su imposición separatista”, explican desde VOX.

Hay varios casos especialmente llamativos. Uno de ellos es el ocurrido en el Instituto de Enseñanzas Medias Galtzaraborda de Rentería.

Allí, un grupo de miembros de Bildu no acreditado como apoderados, pero señalando su pertenencia a esa formación en todo momento, se dedicó a coaccionar y amenazar a los apoderados de VOX. Además de señalarles en varias ocasiones que a la salida les iban “a dar una paliza” y que se les “iba a quitar las ganas de volver al País Vasco”.

Un grave delito electoral del que fueron cómplices los miembros de las mesas y los apoderados del PNV que estaban presentes.

Llagadas las 20:00 horas y una vez acabada la votación, se comenzó el escrutinio.

En ese momento, como ha contado una de las apoderadas de VOX, un individuo que no formaba parte de las mesas electorales ni llevaba acreditación, tiró todos los sobres a bolsas de basura.

Cuando la representante de VOX dijo que iba a denunciar los hechos a la policía autonómica vasca, la Ertzaintza, para que se personase -porque no había aparecido a lo largo de la jornada electoral- fue empujada hasta la puerta del centro de votación mientras se le decía que “no se va a contar nada, aquí los resultados los ponemos nosotros”.

“Os vamos a matar”

En la misma localidad, Rentería, en el colegio electoral establecido en el centro cultural José Luis Caso Aretoa-Merkatuzar, los apoderados de VOX desplazados para velar por el resultado electoral y la limpieza del proceso, fueron recibidos con gritos de un grupo de personas, entre las que estaban las que luego se acreditaron como apoderados, con amenazas como “fascistas, hijos de puta, a las ocho cuando salgáis os vamos a matar”.

También, cuando salieron a tomar un café a media mañana, les tiraron trozos de hielo desde un bar. Las amenazas se repitieron durante la última hora de la votación cuando un grupo de personas les volvió a amenazar de muerte a la salida y les dijeron que “no vamos a consentir que los españoles vengan a nuestro territorio”.

Pero estas agresiones y amenazas no ocurrieron solamente en municipios pequeños, en la misma ciudad de San Sebastián, en la Ikastola Arantzazuko, los apoderados de VOX recibieron amenazas continuas.

Entre las que han referido se encuentran algunas como “os esperamos a la salida, os vamos a pegar un tiro, os vamos a matar, os esperamos a las ocho”.

En ese mismo centro, cuando un coordinador de VOX acudió para informarse de la situación y poder trasladar la correspondiente denuncia a la policía autonómica, fue increpado y amenazado por un grupo de personas al grito de “os vamos a matar”.

En la misma localidad, en la Ikastola Amasorrain, los apoderados de Bildu tenían copias propias del censo y cada vez que alguien se dirigía a las mesas a votar, hacían anotaciones en el mismo sin que estas estuvieran supervisadas por los miembros de la mesa electoral.

854 apoderados de VOX

En este centro, cuando los apoderados de VOX se quejaron de estas prácticas a los presidentes de las mesas, fueron amenazados por miembros de Bildu, nuevamente ante la actitud cómplice de los representantes del PNV y siempre sin presencia de efectivos policiales, con gritos de “os vamos a matar antes de que vengan los autobuses a buscaros”.

Los vascos pidieron ayuda a todos los militantes y simpatizantes de VOX del resto de España para ejercer de apoderado de esta tercera fuerza política de nuestro país en las elecciones vascas del pasado domingo 12J, para así garantizar unas elecciones mínimamente libres, democráticas y creíbles. 

Asimismo, varios compatriotas, vecinos de varias regiones de nuestra Nación viajaron a las Vascongadas la noche del sábado, 11 de julio de 2020, desde Cataluña salieron al menos dos autocares.

Esto son solo algunos ejemplos de lo que tuvieron que padecer durante la jornada electoral vasca los 854 apoderados de VOX.

Una circunstancia que demuestra que en el País Vasco no hay libertad ni legalidad en los procesos electorales.

Que la imposición del terror que llevan a cabo los miembros de Bildu, con el beneplácito y la complicidad cobarde de los del PNV y otras formaciones, sigue siendo un hecho habitual en el País Vasco y que VOX ha llegado para cambiar el clima de terror impuesto por los proetarras.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot