Cataluña| «El Sant Jordi de este año será un Sant Jordi normal, alegre, con libros y con rosas»

.El 80 % de las rosas vendidas en Sant Jordi serán rojas y el 20 % de otros colores, sobre todo blancas y amarillas

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 21.04.2017. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaria (c) regala un libro al vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras (d), en presencia del presidente del Gremio de Editores, Patrici Tixis (i), en un acto de apoyo a la candidatura. La candidatura de la fiesta del libro y la rosa de Sant Jordi como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco ha arrancado esta tarde en un acto que ha unido a representantes del Gobierno, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y los sectores del libro y los floristas. En nombre de estos dos sectores, el presidente de la Cámara del Libro de Cataluña, Patrici Tixis, ha querido poner "más énfasis en lo que nos acerca" que no en las demandas a las administraciones. El próximo domingo, ha dicho Tixis, se venderán más de 5 millones de rosas y más de un millón y medio de libros y "ahora nos gustaría que esta fiesta tuviera un reconocimiento internacional de primer nivel y para ello necesitamos la complicidad de las administraciones, primero de la Generalitat y después del Gobierno español, que deberá presentar la candidatura ante la Unesco". Efe

Efe.- Barcelona (España), jueves 21 de abril de 2022. La «diada» de Sant Jordi, que se celebra este sábado, recuperará la normalidad y el «esplendor» de antes de la pandemia y se venderán unos 6 millones de rosas, un 43 % más que el año pasado y cerca de las cifras récord de 2019, según las previsiones del Gremio de Mayoristas de Mercabarna-Flor.

En una rueda de prensa en Mercabarna-Flor, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni; la concejala de Comercio, Mercados, Consumo, Régimen Interno y Hacienda y presidenta de Mercabarna, Montserrat Ballarín; el presidente del Gremio de Mayoristas de Mercabarna-Flor, Miquel Batlle; y el presidente del Gremio de Floristas, Joan Guillén, han celebrado los buenos pronósticos para este Sant Jordi, después de dos años de dificultades para el sector, especialmente afectado por la pandemia y las pocas celebraciones.

«El Sant Jordi de este año será un Sant Jordi normal, alegre, con libros y con rosas», ha recalcado Collboni, que ha reconocido el esfuerzo de los profesionales del sector de la rosa y las plantas durante la pandemia.

Los representantes del sector han señalado que los pronósticos de incremento de ventas son consecuencia de las ganas de la ciudadanía de celebrar un Sant Jordi sin restricciones, la mayor oferta de rosas respecto al año pasado o la instalación de paradas de floristas en la calle a partir de hoy.

El hecho de que este año el 23 de abril sea un sábado dificulta que se pueda alcanzar la cifra récord de siete millones de rosas comercializadas que se logró en 2019 porque las empresas no compran tantas para regalar a sus trabajadores y porque una parte de la ciudadanía se marcha de fin de semana, ha indicado Batlle.

A pesar de la reducción de comandas por parte de las empresas, Ballarín ha indicado que se ha detectado un incremento de las compras por parte de restaurantes y espacios de ocio para regalarlas a sus clientes.

En cuanto a los precios, el incremento de los costes de transporte y la revalorización del dólar (moneda con la que facturan los principales productores de rosas) hacen prever que el precio de la rosa se incremente un 5 %, aunque Batlle ha asegurado que lo asumirán los mayoristas y floristas y que no repercutirá en el bolsillo de los clientes.

El presidente del Gremio de Mayoristas de Mercabarna-Flor ha indicado que el precio de partida de las rosas será de unos cuatro euros, y que variará en función del valor añadido y los arreglos de los floristas.

Como es habitual, la previsión es que el del total de las rosas comercializadas en Mercabarna-flor, un 65 % proceda de Colombia, un 20 % de Holanda, un 15 % de Ecuador y tan solo un 3 % será de origen nacional, sobre todo Tarragona y Valencia.

«Es residual el cultivo de rosas en Cataluña. Apenas hay productores», ha indicado Batlle, que ha explicado que la pérdida de producción local se debe a la falta de relevo generacional entre los cultivadores.

Como en los últimos años, la variedad Freedom, de origen colombiano y ecuatoriano, será la protagonista absoluta de este Sant Jordi, acaparando el 85 % de las ventas de rosa roja y consolidándose como la rosa preferida tanto por los profesionales como por los ciudadanos.

La segunda variedad más vendida será la Red Naomi, procedente de Holanda, que supondrá un 10 % del total de las rosas rojas.

El 80 % de las rosas vendidas en Sant Jordi serán rojas y el 20 % de otros colores, sobre todo blancas y amarillas.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot