Cataluña| El Tribunal Superior de Justicia procesa por corrupción a la presidente del «Parlament» Laura Borràs Castanyer

.Año 2017, la trama del ILC: «Ya puedo empezar a llamar puertas para que me hagan facturas ya que tengo que envolver a alguien»
.La nueva presidente del partido separatista JxCat y presidente de la Mesa de la cámara catalana se ha convertido hoy en un cadáver político
.Borràs: «La cuestión es fraccionar, pues, cada uno de los conceptos para que quede claro que son como partes que hay que ir ensamblando conjuntamente»
.Borràs: «Ya he preguntado el tema Cooperativa, como si fuera varios los que está afiliados y me lo están mirando»

FOTOGRAFÍA. ARGELÈS-SUR-MER (FRANCIA), 04.06.2022. Segundo congreso de JxCat celebrado este sábado en Argelès-sur-Mer (sur de Francia). Los golpistas -indultado y fugado- Jordi Sànchez Picanyol y Carles Puigdemont Casamajò abandonarán este sábado sus cargos como secretario general y presidente en JxCat, respectivamente, que ocuparán a partir de esta tarde el golpista indultado exconsejero Jordi Turull Negre (d) y la imputada por corrupción presidente del Parlamento de Cataluña, Laura Borràs Castanyer (i), tras la desarticulación de la Trama Rusa del procés que organizó el excúpula de JxCat desde la Presidencia de la Generalidad de Cataluña en 2017. También estuvo presente el golpista fugado exconsejero, Antonio Comín Oliveres. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Barcelona (España), miércoles 29 de junio de 2022.- El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha concluido la instrucción de la investigación contra la presidenta del Parlamento de Cataluña, Laura Borràs Castanyer, y otras personas por los delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación, fraude administrativo y falsedad en documento mercantil en la Institución de las Letras Catalanas (ILC). Ahora la Fiscalía tiene diez días para pedir el archivo o nuevas diligencias o presentar el escrito de acusación. La defensa puede recurrir ante el propio TSJC. La causa investiga supuestos contratos irregulares cuando Borràs dirigía la ILC de 2013 a 2017. Según el TSJC, Borràs habría adjudicado indirectamente y de forma arbitraria a un conocido suyo 18 contratos por más de 300.000 euros relacionados con la web de la institución.

La contratación ascendió a un total de 330.000 euros

Borràs fue nombrada directora de la ILC en enero de 2013. Aquel marzo la junta de gobierno del órgano aprobó la creación de una web, unificar en un solo espacio todas las actividades organizadas o subvencionadas por la ILC y publicitar las actividades en Facebook y Twitter.

Entre marzo de 2013 y febrero de 2017 la ILC adjudicó, a través de su directora, 18 contratos menores relativos a la programación mantenimiento de la web de la institución.

De éstos, seis fueron adjudicados a Isaías H. por un importe global de 112.503 euros, seis a Red Integral por 101.035 euros, tres a Freelance por 54.437 euros, y otros tres a tres profesionales y empresas diferentes por unos 62.000 euros. La contratación ascendió a un total de 330.000 euros, de los que la ILC por sí misma oa través del ICO satisfizo 309.000.

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), ABRIL DE 2021. La presidente del Parlamento de Cataluña, Laura Borràs (Jxcat). Efe

El magistrado instructor del TSJC recuerda que en los 18 contratos menores Borràs propuso la contratación, acordó la adjudicación, aprobó el gasto, certificó la ejecución del servicio, conformó la factura correspondiente y autorizó finalmente el pago, salvo en un contrato de 2015 que no se pagó porque no se presentó la factura.

Los contratos se agrupan en cuatro unidades funcionales

Los contratos se agrupan en cuatro unidades funcionales: creación y desarrollo del portal web de la ILC, web dedicada al Año Vinyoli, nueva plataforma virtual ‘Qué lees’ y web dedicada al año literario Ramon Llull.

El TSJC explica que en septiembre de 2013 el Parlamento de Cataluña instó al Gobierno de la Generalidad de Cataluña a trasladar a los órganos de contratación de la Generalidad ya los organismos autónomos indicaciones específicas para potenciar la incorporación de medidas para facilitar la transparencia y la libre concurrencia, así como las «buenas prácticas contractuales».

En enero de 2014 se aprobaron directrices que establecían que la contratación debía realizarse preferentemente mediante el procedimiento abierto y, si no podía ser así, que se publicitara la contratación para posibilitar la mayor concurrencia posible.

También instaba a hacer partícipes a las Pymes de los procedimientos negociados y de los contratos menores, procurando invitar al menos a cinco licitadores, y que debían delimitarse en lotes diferenciados cuantas contrataciones fuera posible para facilitar la competencia.

Pese a no ser exigible en los contratos menores, los de menos de 18.000 euros, el Departamento de Cultura aconsejaba la petición de tres presupuestos a distintos proveedores.

En el caso de la ILC era la directora quien contactaba con los proveedores que pudieran estar interesados.

Dos contratos menores adjudicados a Isaías H.

El informe definitivo de control de la contratación menor de la ILC correspondiente al 2013 emitido por la interventora del Departamento de Cultura, después de constatar que Isaías H. y Red Integral habían resultado adjudicatarios de dos y tres contratos menores respectivamente y de aceptar las alegaciones exculpatorias de Borràs respecto a un contrato, recomendó evitar siempre el fraccionamiento del objeto del contrato.

En 2014 el informe expresó dudas sobre la continuidad de un contrato adjudicado a Isaías H. respecto a un contrato del año anterior, aunque Borràs había alegado que «el portal en su versión inglesa es completamente nuevo». De los años 2015 y 2017, la interventora no describió irregularidades relevantes.

Pero un informe de la Sindicatura de Cuentas de 2020 dijo que dos contratos menores adjudicados a Isaías H. en 2016 y 2017 vulneraron la ley de contratos del sector público porque había reiteración del objeto de los contratos.

La responsable de gestión administrativa de la ILC declaró en el juzgado que Intervención no veía con buenos ojos que el propio proveedor fuera contratado cada año.

Cuando ella misma comprobó que los contratos con Isaías H. podían estar relacionados, sugirió a Borràs varias veces que se tramitaran como un solo contrato negociado.

A principios de 2014 se reunió con el jefe de contratación del Departamento de Cultura y empezó a redactar un borrador de pliego de condiciones con las orientaciones recibidas. Pero Borràs rechazó la propuesta asegurando que los contratos eran distintos.

La trama del ILC: «Lo peor es si la Borràs deja de ser directora»

El auto incluye conversaciones telefónicas interceptadas en Isaías H. donde admitía cierto temor a que la aplicación del artículo 155 al Gobierno de la Generalidad de Cataluña en otoño de 2017 hiciera sacar a la luz los «marrones» que él tenía con la «jefa» Borràs porque en los contratos con la ILC él presentaba «dos presupuestos buenos y cuatro no buenos». «Lo peor es si la Borràs deja de ser directora», concluye.

También existen correos electrónicos entre Isaías H. y Borràs donde admiten que el propio proveedor no puede facturar por conceptos diferentes durante el mismo año y se hacen tres presupuestos de menos de 18.000 euros. «Ya puedo empezar a llamar puertas para que me hagan facturas, ya que tengo que envolver a alguien», concluye el informático.

Más adelante, Isaías H. dice: «el presupuesto del portal lo he hecho contemplando los 40.000 euros; entiendo que será a la hora de facturar que se realizarán las pertinentes particiones de no más de 18.000 euros».

«Se me hace extraño y complicado tener que hacer ese ‘trape’; ya sé que es lo que hay, pero ponte en mi sitio, tener que envolver a varias personas para que me hagan facturas de 3 kilos!”. «Estaría bien que me confirmaras si no hay otra manera de hacerlo, digamos más elegante», acaba pidiendo.

Borràs le respondió que «el presupuesto debe quedar como si fuera profesional independiente para los totales que no pueden superar, como ya sabes, los 18.000 euros más IVA»

Borràs: «Si bien que lo que se ha hecho es fraccionar un encargo completo en diferentes paquetes es cuando entonces piensan que existe una infracción».

Borràs: «La cuestión es fraccionar, pues, cada uno de los conceptos para que quede claro que son como partes que hay que ir ensamblando conjuntamente».

Borràs: «Por último, sobre el tema de diversificar las facturas, el problema está en que, deberíamos fraccionarlas por año». «Intervención no permite que haya más encargos de 18.000 por año». «Ya he preguntado el tema Cooperativa, como si fuera varios los que está afiliados y me lo están mirando».

Borràs: «Pero me han adelantado que creen que no, porque al fin ellos pagan a un ente que sería lo mismo, la cooperativa, aunque después se lo reparte entre 2 o entre 100. A quien se entrega el dinero está en la coop. ¿Entiendes?».

En otras conversaciones, Borràs e Isaías H. seguían concretando cómo ir presentando presupuestos y facturas y cobrarlos por distintas vías.

Facturas y presupuestos con diversos nombres

Un cuñado de Isaías H., con quien no mantenía relación continuada, se negó a facilitarle su DNI para elaborar presupuestos en su nombre y ha negado haber elaborado ninguno de los siete presupuestos presentados a la ILC en su nombre. Una amiga de juventud de Isaías H. también negó haber presentado un presupuesto a su nombre presentado en el 2015.

El representante de la empresa Elit3 14, que fue investigador del grupo de investigación Hermeneia y docente del máster de la UB Literatura en la era digital junto a Borràs e Isaías H., también ha negado haber presentado ninguno de los ocho presupuestos que aparecen en los expedientes de contratos menores.

En 2015 Isaías H. envió un correo electrónico a la cooperativa de diseño gráfico y contabilidad Smartcooper pidiendo poder realizar una factura a través suyo, pero le denegaron.

La representante de la cooperativa negó la autoría de dos presupuestos para contratos de 2015 y 2016, y aseguró que ellos no presentan presupuestos, sino facturas proforma y proyectos, y que la dirección de correo electrónico que figura en los documentos es incorrecta.

Isaías H. era socio de Xarxa Integral, una cooperativa de defensa de personas en riesgo de exclusión y que también presta el servicio de gestión fiscal y facturación a sus socios.

Éstos, a cambio de pagar la cuota periódica de socio, perciben, normalmente en metálico, el importe íntegro de la factura cobrada por la cooperativa. Isaías facturaba a través de esta cooperativa los servicios de docencia en el máster de la literatura de la UB.

Isaías H. era también socio de Freelance, una cooperativa que también factura en nombre de profesionales audiovisuales, cobra los servicios y los transfiere a los asociados descontando seguros, comisiones, costes de Seguridad Social e IRPF y los gastos de gestión. Isaías H. fue dado de alta en la Seguridad Social como trabajador por cuenta ajena de la entidad en varios períodos de 2013, 2015 y 2017.

Un representante de esta cooperativa también ha negado que elaboraran los presupuestos que figuran en los contratos menores, que no están elaborados con las plantillas que utilizan y que contienen algunos datos erróneos.

Carpeta denominada ‘Presupuestos-LAURA’

Por último, en el registro del domicilio de Isaías H. se hallaron todos los presupuestos y facturas presentadas en los 18 expedientes de contratos menores. En concreto, una carpeta denominada ‘presupuestos-LAURA‘ tenía tres archivos que correspondían a los presupuestos presentados por el grupo de investigación de la UB Hermeneia a tres expedientes investigados.

Por ello, el magistrado instructor concluye que Isaías H. percibió directamente de la ILC el precio de los seis contratos menores adjudicados directamente a él, 112.500 euros, más 21.500 euros de un contrato adjudicado a Red Integral.

Las declaraciones de la renta de 2013 a 2017 de Isaías H. revelan que la mayor parte de sus ingresos procedían de trabajos realizados para la ILC, cobrados en nombre propio oa través de la cooperativa Freelance.

Además, entre 2013 y 2017 recibió varias transferencias de Red Integral y también realizó ingresos en efectivo coincidiendo con el cobro de algunas facturas.

De hecho, de 2014 a 2016 Red Integral pagó más de 51.000 euros en metálico. De Freelance recibió unos 32.000 euros y existe un correo del 2013 de Isaías H. a Freelance donde pide que supriman su nombre de una factura hecha para cobrar uno de los contratos.

También hay indicios de que Andreu PM ganó un contrato en 2014 con un presupuesto hecho en realidad por Isaías H.. De hecho, pocos días después de ganar dos contratos en julio de 2014, Isaías H. dijo a PM cómo debía llenar las facturas, advirtiéndole de que los conceptos eran «todos inventados».

También le decía que no hiciera caso de los precios, puesto que no eran ni orientativos y que las facturas se hacían para cobrar un contrato anual encubierto.

Una vez Andreu PM y su empresa cobraron las facturas, realizaron transferencias a Isaías H. por valor de 30.000 euros a cuenta de unas facturas que el informático había presentado a PM por servicios que no constan. Las facturas y presupuestos de Andreu PM en la ILC se encontraron en casa de Isaías H..

Otro informático también trabajó para la ILC por encargo de Andreu PM en 2013 y 2014 y consultaba dudas técnicas con Isaías H..

Otro indicio revelador es que en el código fuente del portal web de la ILC aparece en múltiples ocasiones el correo electrónico personal de Isaías H..

Los discos duros del principal encausado revelan que los presupuestos de varias empresas fueron creados por el propio equipo informático, en las mismas fechas y con el mismo software.

Con todos estos indicios, el magistrado instructor abre el procedimiento abreviado contra Borràs, Isaías H., Andreu PM y Roger EP, responsable de gestión administrativa desde 2016 y al que el magistrado considera que era consciente de las irregularidades.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot