Ciudadanos de Arrimadas, nuevo socio de los separatistas de JxCAT, según denuncia Roger Torrent (ERC)

FOTOGRAFÍA. MESA DEL PARLAMENTO DE CATALUÑA 8BARCELOA) ESPAÑA, ABRIL 2020. Vista del presidente del parlamento de Cataluña, Roger Torrent (ERC), durante la sesión de estos últimos días de abril de 2020. Efe

Efe – La polémica entre JxCat y ERC a raíz de las maniobras del vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, contra el presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, se ha recrudecido este jueves con acusaciones cruzadas. Barcelona (España), viernes 1 de mayo de 2020. 

Mientras Torrent acusa a Costa —teóricamente su socio independentista en la Mesa del Parlament— de priorizar pactos con Ciudadanos, en JxCat dicen que eso es falso y exigen al presidente de la cámara catalana que se abstraiga de la batalla «partidista».

Esta última polémica estalló el pasado martes, cuando un micrófono abierto antes de la reunión telemática de la Mesa del Parlament dejó al descubierto unos comentarios de Costa, principal voz de JxCat en este órgano parlamentario, en los que maniobraba con el vicepresidente segundo, Joan García, de Cs, contra Torrent.

Esta mañana, en declaraciones a Ràdio 4, Torrent ha tildado de «grotesco» el desliz de Costa, a quien ha acusado de haber primado, a lo largo de la legislatura, «acuerdos fuera de la mayoría independentista» en la Mesa y haber preferido pactar con Cs, para fomentar «más la competencia que la cooperación» entre JxCat y ERC.

Según el presidente del Parlament, Costa «ha querido primar el desgaste por delante de la colaboración» entre socios del Govern, y esto se ha «visto en diversas votaciones» en esta legislatura, en alusión por ejemplo al caso del presupuesto de la cámara catalana, en el que JxCat y Cs sumaron sus votos para tramitar un proyecto que no incluía algunas partidas reclamadas por Torrent.

Las palabras de Torrent no han sentado nada bien en las filas de JxCat, cuyo portavoz en el Parlament, Eduard Pujol, ha acusado al presidente de la cámara de hacer afirmaciones que «no son verdad».

Pujol ha encajado con «un punto de extrañeza» esas afirmaciones: «La presidencia del Parlamento de Cataluña debe mantener siempre su tono institucional, un rigor como segunda institución del país, y no caer en determinadas discusiones partidistas».

«Estamos ante una situación que requiere unas dosis de responsabilidad absoluta, y el papel de la segunda autoridad del país debe ser más pulcro», ha recalcado.

Pujol ha evitado, en cambio, cualquier reproche a Costa por sus comentarios del martes contra Torrent: «No entraré en polémicas ni en rifirrafes», ha dicho el portavoz parlamentario de JxCat.

Desde Twitter, la diputada de ERC en el Parlament Raquel Sans ha replicado a Pujol: «No jodamos, que el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, conspire con los del ‘Hotel Lledoners’ no es un rifirrafe. Es una deslealtad indigna y sin escrúpulos. ¿Os imagináis que (Pere) Aragonès llamase a (Lorena) Roldán para que el president (Quim) Torra no se pudiese hacer una foto?».

Su compañera de escaño Mònica Palacín ha ido incluso más allá: «Después de escuchar todo lo que ‘no’ ha dicho Eduard Pujol, solo tengo una pregunta: ¿Ya ha dimitido el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa?».

Aleix Sarri, que fue el jefe de campaña de JxCat en las elecciones europeas de 2019, ha salido en defensa de Costa y ha evocado el 30 de enero de 2018, cuando Torrent desconvocó el pleno que iba a permitir la investidura a distancia de Carles Puigdemont.

«Desde hace tiempo que algunos tienen muchas ganas de hundir la figura de Josep Costa. Es chocante que den lecciones de lealtad institucional precisamente quienes traicionaron el compromiso de investir al president Puigdemont. Y del sectarismo del día a día mejor ni hablemos», ha comentado desde Twitter.

También en apoyo a Costa se ha pronunciado la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs: «Es uno de nuestros activos más importantes. Para mí es un orgullo saberme amiga suya».

Quien no se ha pronunciado aún públicamente sobre el episodio del martes es el propio Costa, quien no obstante ha publicado un tuit con un velado dardo a ERC, en este caso por sumarse con dos semanas de retraso al ‘no’ de JxCat a la prórroga del estado de alarma.

«Comienza a ser habitual que la gente nos haga caso con quince días de retraso. Laura Borràs y JxCat votaron la semana pasada contra el estado de alarma denunciando la centralización. La semana que viene lo harán todos los nacionalistas vascos y gallegos y todo el independentismo», ha destacado.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot