Comienza en Ofer (Israel) el juicio contra la española Juana Ruiz Sánchez, acusada de desviar fondos a organización terrorista islamista

.Israel considera que la entidad donde está empleada desviaba fondos a la actividad del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), al que considera terrorista, al igual que la UE o Estados Unidos
.Está siendo juzgada por cinco cargos, entre ellos, “pertenencia a una organización ilegal”, “participación en actividades de una organización ilegal” y “formar parte de la junta directiva de una organización ilegal”: trabajaba como coordinadora de proyectos en la ONG palestina Comités de Trabajo para la Salud

Lasvocesdelpueblo y Agencias.- Ramala (Cisjordania) Israel, martes 10 de agosto de 2021. El juicio contra la trabajadora humanitaria española, Juana Ruiz Sánchez, acusada por Israel de pertenencia a organización ilegal entre otros cargos, comenzó hoy después de tres aplazamientos en Cisjordania (Israel).

“El caso contra nuestra cliente Juana Ruiz es infundado y es parte del esfuerzo de Israel para criminalizar toda actividad y organización humanitaria externa en los territorios ocupados (palestinos)”, declaró a Efe su abogado, Avigdor Fledman, antes de la vista convocada a las 7.00 GMT.

Juana Ruiz Sánchez, de 62 años, entró hoy esposada y visiblemente cansada en la sala de la cárcel militar de Ofer, en Cisjordania (Israel), donde estaba su marido y dos representantes del Consulado General de España en Jerusalén.

Detenida desde el pasado 13 de abril, Juana Ruiz Sánchez trabajaba como coordinadora de proyectos en la ONG palestina Comités de Trabajo para la Salud, y hasta mayo no fue acusada formalmente por la Justicia militar.

Está siendo juzgada por cinco cargos, entre ellos, “pertenencia a una organización ilegal”, “participación en actividades de una organización ilegal” y “formar parte de la junta directiva de una organización ilegal”.

Israel considera que la entidad donde está empleada desviaba fondos a la actividad del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), al que considera terrorista, al igual que la UE o Estados Unidos.

El Ministerio de Exteriores israelí denunció que el FPLP estaría operando una red de organizaciones humanitarias en Cisjordania, entre las que destacó a los Comités de Trabajo para la Salud, cuya directora, Satha Odeh, también fue detenida en julio.

Estas ONG desviarían fondos que países europeos donan como cooperación internacional a través de un mecanismo de fraude, falsificación y tergiversación de documentos.

El pasado jueves el Alto Representante de la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, defendió que “hasta la fecha, (la UE) no ha encontrado pruebas fundamentadas de uso indebido o desviación en Palestina”.

“Ahora está examinando las recientes acusaciones de las autoridades israelíes al respecto”, argumentó Borrell en respuesta parlamentaria al requerimiento de la eurodiputada, Soraya Rodríguez.

“La UE está perfectamente al corriente del asunto de la ciudadana española Juana Ruiz Sánchez”, aseguró el jefe de la diplomacia europea y añadió que “proporcionar a Ruiz Sánchez unas condiciones de detención adecuadas y garantizar que reciba asistencia consultar y asesoramiento jurídico siguen revistiendo extrema importancia”.

Borrell mostró el compromiso de la UE por seguir “apoyando a las organizaciones de la sociedad civil como contribuyentes esenciales a la buena gobernanza, la protección de los derechos humanos y el desarrollo sostenible”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot