Confirman al menos 26 muertos y 90 heridos en los atentados de Bruselas

Azanméné Ngabgué

Efe – Al menos 26 personas han muerto y otras 90 han resultado heridas en las explosiones que afectaron hoy al aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, y la estación de metro de Maalbeek, en el centro de la capital europea. Bruselas, 22 de marzo 2016. Fotografía: Pasajeros y trabajadores evacúan el edificio de la terminal tras registrarse explosiones en el aeropuerto internacional de Zaventem, cerca de Bruselas (Bélgica).Imágenes Efe.

Según confirmaron fuentes oficiales a medios belgas, dos explosiones en el aeropuerto provocaron al menos 11 fallecidos y 35 heridos. Inicialmente se informó de que el número de muertos en estas detonaciones había sido de 13. Por otro lado, el atentado en la estación de metro, ubicada en el barrio donde se encuentran la mayor parte de las sedes de las instituciones europeas, ha dejado al menos 15 muertos y 55 heridos.

El fiscal del tribunal de primera instancia de Bruselas ha confirmado que las explosiones en el aeropuerto de Zaventem y en el metro se han debido a sendos atentados. Medios belgas aseguran que las explosiones en el aeródromo ocurrieron sobre las 08.15 horas (07.15 GMT), momento en que se produjo una densa humareda que atravesaba los cristales rotos de la terminal, que era abandonada por los viajeros de forma precipitada.

Poco después, otra explosión sacudió la estación de metro de Maalbeek, una zona administrativa de la capital europea muy concurrida a esa hora. Este último atentado provocó que toda la red de transporte público de la capital europa haya quedado bloqueada.

Un nuevo atentado en el corazón de Europa conmociona y eleva la preocupación

Los atentados ocurridos hoy en el aeropuerto de Zaventem y en la estación de metro de Maalbeck, en Bruselas, han conmocionado al mundo y ha elevado la preocupación entre los líderes europeos por el terrorismo, que esta vez ha atacado el corazón de Europa.

Al menos 11 personas murieron y otras 35 resultaron heridas en las explosiones que afectaron hoy al aeropuerto de Zaventem, mientras otras 15 fallecieron y 55 quedaron heridas en el atentado en la estación de metro de Maalbeek, en el centro de la ciudad, junto a la sede de la mayor parte de las instituciones europeas.

El primer ministro belga, Charles Michel, afirmó que “este es un momento negro” para el país, tras confirmar que hay numerosos muertos y heridos, algunos graves. “Hay numerosos muertos y heridos, algunos graves”, señaló en una rueda de prensa Michel, en la que no dio cifras concretas de víctimas pero pidió a la población que “en estos momentos más que nunca” mantengan “la calma”.

“Voy a pedir a todo el mundo que haga prueba de calma, pero también de solidaridad”, sostuvo, al tiempo que reconoció que se trata de “una prueba difícil” y deben “afrontarla unidos y con solidaridad”. “Estamos en guerra. Europa sufre desde hace varios meses actos de guerra. Y ante esta guerra se requiere una movilización de todas las instancias”, indicó, por su parte, el primer ministro francés, Manuel Valls, al término de una reunión del gabinete de crisis creado en el Elíseo.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo sentirse “conmocionado” y “preocupado”.

“Haremos todo lo que podamos para ayudar”, escribió Cameron en su cuenta de Twitter tras conocerse las explosiones e informó de que presidirá una reunión del comité de emergencia Cobra, formado por los principales miembros del Gobierno y las fuerzas de seguridad, en respuesta a los atentados.

Los reyes de España expresaron su consternación y expresaron su solidaridad y apoyo al pueblo belga y a sus instituciones. m”Consternados por los atentados en la capital de Europa #Bruselas Nuestra solidaridad y apoyo a Bélgica, sus instituciones y el pueblo belga”, escriben Felipe de Borbón y la reina Letizia en la cuenta oficial de la Casa Real en Twitter.

También, el ministro alemán de Justicia, Heiko Haas, calificó de “actos abominables” los atentados que representan “un día negro para Europa”. “Nos afecta a todos” lo ocurrido en la capital belga, afirmó el titular de Justicia del Gobierno de la canciller Angela Merkel, en un mensaje difundido por su cuenta en twitter.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, calificó de “salvaje” la serie de atentados y llamó a estrechar la cooperación internacional para hacer frente al terrorismo internacional.

“El presidente ha condenado estos crímenes salvajes, expresó sus condolencias al pueblo belga, al rey de los belgas Felipe, y mostró su más absoluta solidaridad con los belgas en estas horas difíciles”, dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Igualmente, el primer ministro de Portugal, António Costa, expresó su solidaridad con el Gobierno belga, con las autoridades de Bruselas y sus ciudadanos. “Expresamos la solidaridad de Grecia con el pueblo belga. El miedo, el odio religioso y el racismo no deben vencer en Europa”, dijo el primer ministro griego, Alexis Tsipras, a través de la red social Twitter, desde donde expresó su solidaridad con Bélgica.

“Las noticias desde Bruselas son perturbadoras. Los ataques son condenables”, indicó en su cuenta de Twitter el primer ministro de la India, Marendra Modi. Y desde Australia, el primer ministro, Malcolm Turnbull, se mostró “extremadamente preocupado por los ataques en Bruselas. Los pensamientos, oraciones y solidaridad de los australianos están con el pueblo belga”, dijo en un tuit.

Desde la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) de Siria, en Ginebra, la principal alianza opositora en ese país, también condenó los ataques y expresó sus condolencias a las víctimas. “El mundo debe unirse para poder derrotar al terrorismo. La CSN y los sirios ofrecen su solidaridad a los belgas”, afirmó el portavoz de la CSN, Salem al-Maslet, en un comunicado.

El primer ministro belga dice que es un “momento negro” para el país

El primer ministro belga, Charles Michel, afirmó hoy que “este es un momento negro” para el país, tras confirmar que hay numerosos muertos y heridos, algunos graves, en los atentados de Bruselas. “Hay numerosos muertos y heridos, algunos graves”, señaló en una rueda de prensa Michel, en la que no dio cifras concretas de víctimas pero pidió a la población que “en estos momentos más que nunca” mantenga “la calma”.

Los atentados se produjeron en el aeropuerto internacional de Zaventem, cercano a Bruselas, y en la estación de metro de Maalbeek, en el barrio de las instituciones europeas. “Voy a pedir a todo el mundo que haga prueba de calma, pero también de solidaridad”, sostuvo, al tiempo que reconoció que se trata de “una prueba difícil” y deben “afrontarla unidos y con solidaridad”. “Vamos a seguir la situación minuto a minuto”, aseguró.

El primer ministro explicó que se han tomado una serie de medidas de seguridad adicionales tras elevar al nivel máximo la alerta terrorista en todo el país, como el despliegue de efectivos militares, el refuerzo del control en las fronteras y restricciones para el transporte público.

Asimismo dijo que Bélgica está totalmente determinada a responder a esta situación de la manera más adecuada posible y que se ha puesto a disposición de la población un numero de urgencia, el 1771. “Ahora la prioridad es tratar a las víctimas”, sostuvo. “Lo primer es evaluar la situación en cuanto a identidad de personas, si son belgas o extranjeros, y contactar con las embajadas”, continuó.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies