Corrección: Países Bajos se rezaga y no empezará a vacunar hasta el 8 de enero

.La decisión de saltarse los “días de vacunación de la Unión Europea (UE)”, declarados por la Comisión Europea (CE) para el 27, 28 y 29 de diciembre, no fue una sorpresa en Países Bajos: antes de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) diera su visto bueno a la vacuna de Pfizer/BioNtech el pasado día 21, La Haya ya contaba con empezar a usar el fármaco en 2021

FOTOGRAFÍA. LA HAYA 8PAÍSES BAJOS), 15.12.2020. Aspecto del centro de La Haya momentos antes de que se decretara el confinamiento total del país, el pasado 15 de diciembre. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Mientras la mayor parte de la Unión Europea (UE) ha comenzado a vacunar a sus ciudadanos contra el covid-19 en jornadas casi festivas, Países Bajos observa a sus socios europeos con atención, en lo que considera un espectáculo “simbólico· contra la pandemia, y hace esperar a los neerlandeses dos semanas antes de lanzar su campaña.

Corrección: hemos corregido el titular de esta noticia hoy, 20 de febrero de 2021 a las 12:53:33 horas, por un error en el mismo. Países Bajos no rechazó la vacuna del covid 19 sino que criticó el espectáculo del resto de los países de la UE respecto a la vacuna del covid19, decidiendo retrasar dos semanas la vacunación en el país.

Los medios locales dedican coberturas especiales a relatar el orgullo de países como España, Italia o Alemania por inyectar las primeras dosis a sus sanitarios y ancianos, y se preguntan por qué el Gobierno neerlandés solo prevé poner la primera vacuna el 8 de enero, no iniciando realmente la campaña de vacunación masiva hasta diez días después, el 18.

“Tenemos que elegir una vía segura, no es responsable empezar antes”, contestó el ministro neerlandés de Sanidad, Hugo de Jonge, a la gran pregunta que también se hacen los diputados holandeses. Lo que están haciendo sus socios europeos, subrayó, es “un inicio simbólico y eso no es prudente”.

Aseguró que, aunque las primeras vacunas se administren lo antes posible a unos pocos en el resto de la Unión, “pasarán semanas antes de que lleguen las vacunas a todos” y subrayó que La Haya seguirá “una serie de criterios cuidadosos” antes de iniciar sus campañas.

La decisión de saltarse los “días de vacunación de la Unión Europea (UE)”, declarados por la Comisión Europea (CE) para el 27, 28 y 29 de diciembre, no fue una sorpresa en Países Bajos: antes de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) diera su visto bueno a la vacuna de Pfizer/BioNtech el pasado día 21, La Haya ya contaba con empezar a usar el fármaco en 2021.

De Jonge criticó a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, por hacer que los países europeos que aún no están listos para vacunar de forma masiva, “se vean obligados a hacer un comienzo simbólico”, lo que tiene un dudoso “valor añadido”.

“En aras del simbolismo, por el bien de la señora Von der Leyen, nos debemos desviar de nuestra estrategia, del debido cuidado, del primer grupo objetivo al que queremos vacunar. ¿Vale eso la pena?”, se preguntó el ministro, advirtiendo de que las autoridades sanitarias locales le pidieron no empezar antes. “Y eso me convenció”, admitió.

CUESTIONES TÉCNICAS

Sanidad explica que aún quedan muchas cuestiones por resolver antes de dar el pistoletazo de salida oficial a las campañas de vacunación en Países Bajos: el Instituto de Salud Pública (RIVM) aún tiene que elaborar una guía sanitaria y los técnicos tienen que probar y conectar los sistemas informáticos a nivel nacional.

Un obstáculo importante es precisamente el sistema de registro a nivel nacional: cada inyección que se administre debe quedar registrada en una base de datos nacional que va a establecer el RIVM y que debería estar lista esta semana. No solo servirá para saber quién ha recibido qué vacuna, sino también para rastrear la cobertura de vacunación.

Además, se deben formar los 350 empleados que trabajarán en los 25 puntos de vacunación del país, y a unos 800 operadores de los centros de atención telefónica que gestionarán las citas y atenderán a las preguntas de los ciudadanos sobre la vacunación.

CRÍTICAS NACIONALES

El Parlamento neerlandés no entiende que todas estas cuestiones técnicas y logísticas necesiten casi dos semanas más que el resto de la Unión Europea. “¿Tan difícil puede ser probar los sistemas informáticos?”, se preguntó el socialdemócrata Lodewijk Asscher.

El líder de la ultraderecha (PVV), Geert Wilders, cree que el enfoque oficial está “equivocado” y lo tildó de “amateurismo y una vergüenza”, mientras, los socialistas lamentaron que Países Bajos “se esté quedando de nuevo atrás”, como sucedió -señalaron- con la aplicación de rastreo del coronavirus o la falta de capacidad de testeo.

Las críticas también llegaron de los grupos parlamentarios de partidos del gobierno. Los liberales instaron a comenzar una “prueba piloto” de vacunación, mientras que Unión Cristiana llamó “engorroso” al enfoque de Sanidad, lamentando que los procesos administrativos ralenticen la campaña de vacunación.

“¿Significa esto que los países que van más rápido, lo están haciendo con menos cuidado que nosotros? ¿O es que nosotros empezamos tarde?”, preguntó Asscher.

A pesar de las críticas, De Jonge mantuvo su calendario inicial, para comenzar el 4 de enero a enviar las primeras invitaciones e iniciar la vacunación cuatro días después. “No se trata de empezar una semana antes o después, se trata de la cobertura de la vacunación, que estará determinada por lo cuidadosos que seamos”, se justificó.

Unos 225.000 sanitarios de residencias de ancianos, instituciones para el cuidado de personas con discapacidad y de atención domiciliaria serán los primeros en recibir la vacuna. El Gobierno calcula que la primera ronda de vacunación terminará el 1 de marzo.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot