Cuidar mascotas ajenas, un trabajo que suma ronroneos

.Las mascotas se han convertido en un miembro más de la familia aunque no siempre puedan sumarse a las vacaciones, un factor que en verano incrementa la demanda de cuidadores de animales, un oficio que requiere pasión por perros o gatos y que exige también mimos y ronroneos.

FOTOGRAFÍA. GRANADA (ESPAÑA), 31.07.2021. Lucía González, cuidando un gato. Efe

Efe.- Granada (España), sábado 31 de julio de 2021. Tirarle la pelota, ponerle agua fresquita, servirle el pienso, hacerle correr en el hueco menos caluroso del día y una sesión de fotos para que el dueño calme su añoranza y sus preocupaciones son algunas de las tareas de los cuidadores de mascotas ajenas, un oficio que crece en verano.

Las mascotas se han convertido en un miembro más de la familia aunque no siempre puedan sumarse a las vacaciones, un factor que en verano incrementa la demanda de cuidadores de animales, un oficio que requiere pasión por perros o gatos y que exige también mimos y ronroneos.

Eso de sacar a pasear al perro del vecino dejó hace tiempo de ser una escena peliculera para representar, especialmente en temporadas vacacionales, un oficio que ha crecido una animalada impulsado por los dueños de mascotas que los dejan en casa pero quieren blindarles la mejor de las atenciones.

Lucía González pilota la librería OVNI Bazar, un proyecto ubicado en el centro de Granada cuyas facturas sirvieron de pretexto para convertirse en cuidadora de gatos a domicilio, una tarea concentrada en los meses de verano que en los últimos cinco años la ha convertido en la humana de unos 300 gatos.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot