CUP da ultimatum a Puigdemont y JxSí antes el final de 2016 para un gesto de ruptura

Lasvocesdelpueblo
dirigentes de la CUP puño arriba, durante su último asamblea nacional sobre el futuro de Artur Mas Gavarró. Lasvocesdelpueblo.

Redacción – CUP: “Si al final de los 18 meses, Juntos Por el SÍ no ha cumplido con la Declaración del 9N lo sabremos ya un par de meses antes y habrá que formalizar el final del acuerdo y explicar todos los puntos de incumplimiento de manera pública y transparente”. En un documento de 42 folios, la formación extremista antisistema separatista catalana, Candidatura de Unidad Popular-Crida Constituyente (CUP-CC) ha exigido hoy un gesto claro de ruptura de Cataluña con el resto de España ante de que se acabe los primeros 12 meses del gobierno de Carles Puigdemont Casamajó de la coalición separatista catalana al 27-s, Juntos Por El Sí (JxSí) de CDC y ERC. “En este contexto, la Constitución de 1978 y toda la arquitectura institucional que se deriva, tanto a nivel político, social, como cultural, ha entrado en crisis en los últimos años. Una crisis que ha tenido diversas expresiones en los Países Catalanes en los últimos años y que se traduce en una disyuntiva entre reforma y ruptura que logra varias expresiones políticas e institucionales en todo del país -Cataluña-“, subraya CUP en el documento. “En definitiva, los 12 meses que tenemos por delante deben servir en el ámbito político del acuerdo llegado con Juntos por el SÍ para colaborar a crear las condiciones objetivas que permitan sacar adelante estas propuestas estratégicas para hacer de la independencia, la ruptura, la transformación de las instituciones y la recuperación de las soberanías objetivos mucho más próximos políticamente. Una tarea, coherente con la representación parlamentaria y municipalista que tenemos que debe ir acompañada, evidentemente, del trabajo en la calle y la organización social y política para seguir haciendo crecer el proyecto de la Unidad Popular. Barcelona, 6 de abril 2016. Fotografía: dirigentes de la CUP puño arriba, durante su último asamblea nacional sobre el futuro de Artur Mas Gavarró. Lasvocesdelpueblo.

Para CUP: “En el proceso de construcción de la candidatura de la CUP-Crida Constituyente, un conjunto de organizaciones políticas de la izquierda independentista y anticapitalista, del municipalismo, y de la izquierda del país acordamos un marco político que se basaba en dos elementos fundamentales: Ningún proceso de independencia y ningún proceso constituyente no son posibles en el marco de la legalidad española vigente: La Declaración Unilateral de Independencia sería a la vez el medio y el desencadenante de la proclamación de una Asamblea Constituyente y de la construcción de la nueva institucionalidad catalana, democrática, horizontal y popular”.

CUP: “El proceso de construcción de la República catalana, y el correspondiente conflicto político y democrático con el Estado español, requiere de la articulación de mayorías sociales amplias y duraderas. Estas mayorías sólo se adherirán al proyecto independentista si éste ligado a un proyecto de país que rompa con el modelo económico y social vigente y en construya uno nuevo. Por ello sería imprescindible la aplicación de un plan de choque, que no sólo debería de hacer frente a la emergencia social, sino que debería abrir las puertas a procesos de transformación más profundos.”

“La formación de un gobierno de ruptura nacional, social y democrática que debería facilitar la proclamación de la Declaración Unilateral de Independencia en caso de mayoría parlamentaria independentista, aplicar un programa de emergencia social basado en la priorización de las necesidades sociales por encima del pago de la deuda, impulsar un proceso de desconexión respecto del estado y la Unión Europea y trabajar para garantizar el máximo reconocimiento internacional a la nueva República”.

Documento de 42 folios solo en catalán

Descargar (PDF, 479KB)

En el documento escrito en catalán, CUP explica la situación actual en lo que considera los estados catalanes “Países Catalanes”.  Valencia, Islas Baleares…” y rechaza la comunidad europea. “Europa hendida y en proceso de quiebra. Una oportunidad. Los últimos  acontecimientos en la UE operan como una oportunidad y refuerzan el contexto político abierto en Cataluña. Lo hacen, porque la UE no sólo está desacreditada por el déficit democrático y la imposición de políticas económicas exclusivamente asentadas en la reducción del déficit, sino que la UE patente cada día que es un proyecto económico y político sin demasiado futuro. El llamado «brexit» -(en española:La salida del Reino Unido de la Unión Europea) y la negociación a medida de prebendas entre la UE y la Reino Unido (limitación de la libre circulación de personas y exclusión de los extranjeros de los servicios sociales)”, puntualiza CUP.

 Al juicio de CUP: “Un «brexit» que, de materializarse, rompe la UE y coloca el proceso independentista escocés sobre la mesa y con máximas opciones de éxito; el fracaso de la política monetaria expansiva; la gestión nefasta de los refugiados víctimas de la geopolítica Occidental; el aumento de los partidos de extrema derecha con representación parlamentaria y, en algunos casos, con responsabilidades de gobierno como Polonia o Hungría; la eclosión social en Francia; el gobierno de izquierdas en Portugal; el debilitamiento del eje París-Berlín, etc. Un cúmulo de circunstancias que colocan la UE en jaque en posiciones de disgregación en cuanto a la táctica política. Esta coyuntura se propicia porque permite que el proceso independentista catalán se sume a las múltiples disrupciones que atenazan la UE, y, por tanto, dificultan pueda operar como un bloque monolítico contra nuestros intereses y es propicia también para difundir nuestro argumentario contra la pertenencia a la UE”, apunta la organización extremista.

Análisis de posibles escenarios próximos

CUP: “1. Si el 10 de enero de 2017 Juntos por Sí no ha dado ningún paso claro en el camino hacia la ruptura, algo palpable que vire también en el discurso público y político de contención, la CUP debería de organizar una conferencia nacional para iniciar el proceso de denuncia del fraude de los 12 meses de Gobierno de Juntos por Sí y el inicio de un cambio de paradigma”.

CUP: “2. Si el 10 de enero de 2017 la situación ha avanzado suficientemente y la Declaración del 9N sigue viva, habrá que empezar a hacer un seguimiento aún más preciso que el período de 18 meses estará llegando a su fin. Habrá que situar cada mes, aspectos que se deben tener desarrollados y hechos por parte del Gobierno y alzar la voz siempre que éste no cumpla con los plazos. en este sentido, sería necesario crear un observatorio público de seguimiento de los últimos seis meses del Gobierno”.

CUP: “3. Si al final de los 18 meses, Juntos Por el SÍ no ha cumplido con la Declaración del 9N lo sabremos ya un par de meses antes y habrá que formalizar el final del acuerdo y explicar todos los puntos de incumplimiento de manera pública y transparente”.

CUP: “4. Si al final de los 18 meses, Juntos por el SÍ no ha cumplido con las expectativas y los compromisos establecidos en la Declaración del 9N deberemos haber anunciado un mes antes una nueva estrategia política que tendrá que haber trabajado entre enero de 2017 y abril de 2017 y hacerla pública aquel mes de mayo. Una estrategia que deberá renovar y mejorar la aprobada en esta ponencia y asamblea”.

CUP: “5. En medio de todos estos meses, las líneas rojas para mantener el acuerdo deben ser la no vulneración fehaciente de nuestros principios políticos en nuestra acción parlamentaria. Asimismo, cualquier paso atrás en el ámbito de la construcción de la República catalana debe significar el final inmediato del acuerdo firmado a principios de enero, especialmente cuando éste se produzca tras verano cuando hayan pasado los seis meses de adaptación”.

CUP: “6. En cuanto a la lentitud del desarrollo del acuerdo de desconexión de la Declaración del 9N, en caso de que éste se produzca, se buscará una fórmula gráfica, comunicativa para denunciarlo. La CUP debe actuar siempre como un tensor público del pacto que mientras garantice la estabilidad acordada pueda también obligó al Gobierno a adelantar o, en el caso de que no lo haga, ilustrar sus contradicciones”.

CUP: “7. Asimismo, en aquellos momentos en que el Gobierno o el Parlamento impulsen elementos claros de avance en el eje nacional e, incluso en el eje social, la CUP deberá estar de forma explícita y apoyando público a estas decisiones. La vertiente constructiva y de reforzar los movimientos óptimos también es importante para poder ejercer las dos fórmulas, la constructiva y la crítica”, sentencia en el documento de 42 folios solo en catalán PDF más arriba..

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies