El capitán del Open Arms afirma que cumplió con las normas

Lasvocesdelpueblo
BARCELONA (ESPAÑA), 20.03.2018. El fundador de la ONG Pro Activa Open Arms, Òscar Camps (c), acompañado del cantante Joan Manuel Serrat (2d), la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (2i), el ex presidente del Joventut de Badalona, Jordi Villacampa (d) y el periodista Jordi Évole (i) , durante la rueda de prensa en la ha asegurado hoy que los argumentos de las acusaciones contra los tripulantes del barco atracado en Italia son una excusa con el objetivo de "bloquear la intervención de las organizaciones humanitarias" en el mar Mediterráneo. Efe

Efe – Marc Reig, capitán del barco de Open Arms acusado en Italia de favorecer la inmigración ilegal, ha dicho hoy que ha actuado siempre de acuerdo con las normas y los códigos internacionales vigentes “creados para garantizar y salvaguardar las vidas humanas en el mar y los derechos de los náufragos rescatados”. Barcelona (España), 20 de marzo de 2018. Fotografía: BARCELONA (ESPAÑA), 20.03.2018. El fundador de la ONG Pro Activa Open Arms, Òscar Camps (c), acompañado del cantante Joan Manuel Serrat (2d), la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (2i), el ex presidente del Joventut de Badalona, Jordi Villacampa (d) y el periodista Jordi Évole (i) , durante la rueda de prensa en la ha asegurado hoy que los argumentos de las acusaciones contra los tripulantes del barco atracado en Italia son una excusa con el objetivo de “bloquear la intervención de las organizaciones humanitarias” en el mar Mediterráneo. Efe

En un comunicado, difundido por la ONG catalana Proactiva Open Arms, Reig, que permanece en el puerto de Pozallo (Sicilia), donde está retenido su barco por orden la fiscalía italiana, manifiesta que en todo momento siguió las instrucciones del Maritime Rescue Coordination Center (MRCC).

La investigación se ha abierto después de que el pasado fin de semana la ONG catalana denunció que una patrulla libia se aproximó al barco y amenazó con abrir fuego si no le entregaban a los inmigrantes que acababa de rescatar en alta mar.

El incidente se produjo fuera de aguas territoriales libias, a unas 73 millas (unos 117 kilómetros) de la costa de ese país, según el presidente de la organización humanitaria, Óscar Camps.

Sin embargo, la fiscalía italiana considera que la ONG no respetó que se trataba de una zona SAR (búsqueda y rescate, en inglés) que pertenecía a Libia y no siguieron las indicaciones llegadas desde las Capitanías de España e Italia, que les indicaron desembarcar en Malta, con el único objetivo de llevar a los 216 inmigrantes a un puerto italiano.

Según Reig, las operaciones de salvamento comenzaron tras recibir un mensaje INMARSAT, una llamada general a todas las embarcaciones y una sucesiva llamada por parte del MRCC Roma (ITMRCC), que asumía la coordinación del evento.

“Sucesivamente recibimos un segundo comunicado que nos informaba de que la gestión del rescate pasaría a manos de la guardia costera Libia. En ese momento ninguna embarcación libia estaba a la vista. Hallamos una barca de goma en una situación de extrema peligrosidad: se estaba llenando de agua y algunas personas habían caído al mar”, ha relatado el capitán de Open Arms.

“Intervenimos para socorrer a los náufragos. Tras comunicar con el ITMRCC, procedimos a embarcarles en el Open Arms”, ha reafirmado Reig, que ha añadido: “con los náufragos a bordo, tuvimos que gestionar una segunda operación de rescate siempre en coordinación de ITMRCC. Durante la operación nos alcanzó una patrullera libia y nos intimidó bajo amenaza de muerte ordenándonos que les entregáramos a las mujeres y los niños que estaban a bordo de las lanchas de rescate”.

Reig ha explicado también que “estas personas se encontraban en territorio europeo y, por lo tanto, entregarlas habría supuesto una devolución en caliente colectiva a un estado no firmante de la convención de Ginebra”.

“Teníamos a bordo personas vulnerables y solicitamos una evacuación médica al puerto más cercano, en este caso Malta, que nos autorizó a transferir a una niña de 3 meses en peligro y a su madre”, ha recordado el capitán.

“Sin haber recibido ninguna otra instrucción de Malta, estuvimos cerca de tres horas a la espera de más instrucciones, prácticamente fuera de las aguas territoriales maltesas hasta que ITMRCC nos indicó que podíamos dirigirnos a Pozzallo indicado como POS, puerto seguro”, ha agregado Reig.

Según el capitán del barco, desde que llegaron al puerto de Pozzallo han cooperado con las autoridades italianas.

“Respondimos voluntariamente a todas sus preguntas el sábado y les facilitamos todas las imágenes, documentación y registros de comunicaciones del barco”, concluye el capitán, que ha asegurado que tiene “plena confianza en la justicia italiana”.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies