El Gobierno Sánchez-Iglesias usando la Policía al estilo chavista. Sin orden judicial irrumpen y amenazan

VÍDEO. PALMA DE MALLORCA (ESPAÑA), 09.5.2020. Rectificamos [fecha, de actualización, viernes, 15 de mayo de 2020]: Los hechos han ocurrido en Palma de Mallorca, no en Madrid, como avanzamos. Así ha confirmado el residente de la casa quien grabó las imágenes, en declaraciones al programa de la Resistencia contra el Gobierno socialcomunista en la red social YouTube «Estado de Alarma». El valiente hijo de nuestra país se llama Pedro y confirma que los hechos en un piso de «5 personas en un piso de 3 habitaciones como familias normales», y que irrumpieron «4 policías dentro del piso y 3 otros fuera, total 7 agentes, chillándonos». «Identificaron a mi amigo y el día siguiente le mandaron a declarar» con la intención de «perseguirle», precisamente para «sacarle información» y poder «denunciarnos». «Me imagino que los 7 agente juraron la Constitución». «Que salte uno la Ley se entiende pero, que salten los 7 policías naciones» la ley me parece raro. «Éramos tres en el salón». El español explica que «yo he difundido el vídeo en un grupo de amigo y les he dicho que mira lo que me ha pasado». Reitera que no ha querido en ningún momento hacer viral el vídeo. insiste en que sigue confiando en los agentes de la Policía Nacional aunque «lo que me ha pasado es muy feo». 

El Gobierno socialcomunista del presidente Pedro Sánchez (PSOE) y vicepresidente Pablo Iglesias (Unidas Podemos) está usando al Cuerpo Nacional de Policía del Reino de España al estilo chavista, de la dictadura en Venezuela. Varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía irrumpen en una casa de una familia catalana residente en Madrid «desde hace dos meses» sin ninguna orden judicial. Y es que los Policías resisten a salir del domicilio familiar cuando uno de los familiares les ordena abandonar su casa al no tener la Policía orden judicial. Los españoles hablan catalán en varias ocasiones y consiguen la derrota del régimen en equipo «Albert, tanca la porta, tanca porta. Deu n’hi do» [en español: Albert cierra la puerta, cierra la puerta. Dios mío -o vaya tela-]. Uno de los agente, de paisano intenta requisar ilegalmente el teléfono móvil que graba la escena mientras otros exigen los Documentos Nacionales de Identidad (DNI) de los miembros de la familia, visiblemente gente pacífica pero, crítica al régimen socialcomunista del PSOE y Unidas Podemos.

VÍDEO. Los hechos habrían ocurrido el pasado sábado, 9 de mayo de 2020, en Palma de Mallorca -según confirma el principal protagonista del vídeo- coincidiendo con la cuarta prórroga del Estado de Alarma, un Estado de excepción en cubierto, con el que la dictadura neocomunista gobierna España bajo represión y amenaza al pueblo, así denuncian varios ciudadanos de la nación en desde Vigo, Madrid, Sevilla y ahora Palma de Mallorca. Cabe recordar que nunca en Cataluña se ha vivido semejante persecución policial, ni el 5% de la represión ideológica que ha hecho y sigue haciendo el régimen Sánchez-Iglesias en dos meses de estado de alarma se ha vivido en Cataluña durante todo el Procés. No hay ningún mozo de escuadra ni siquiera el que jura lealtad la bandera separatista, que ha pedido a un vecino de Cataluña ocultar o esconder la bandera de España. Sin embargo, lo está haciendo la Policía Nacional en el corazón de España y ciudades como Sevilla (Andalucía), bajo órdenes del régimen comunista de Sánchez-Iglesias.

Policía: «¿Sabes que la utilización del teléfono móvil es ilegal?». Un miembro de la familia patriota catalana perseguida por el régimen neocomunista del PSOE y Unidas Podemos: «Estás en mi casa. Fuera». El Policía: «No es tu casa. No es tu casa». Un miembro de familia patriota catalana: «Fuera, fuera, fuera». Policía de Sánchez-Iglesias intimidando: «Por segunda vez. Dame tu DNI, tu documentación…». Un miembro de familia patriota catalana: «Fuera, caballero, fuera de mi casa. Estás siendo grabado».

Policía. «Estas obligado a darme tu DNI». Un miembro de familia patriota catalana: «Usted está en un domicilio particular y no le voy a dar el DNI. Fuera». El agente de Policía miente en directo: «Me ha autorizado entrar en esta casa el propietario (Albert); me autorizó…». Pero, el propietario hace el gesto de la cabeza que «no» y añade ante el Policía: «No le he autorizado», contesta cuando esté preguntado por un miembro de familia patriota catalana: «¿Albert, le ha autorizado entrar en esta casa?».

Un miembro de familia patriota catalana: «Fuera, fuera». El Policía enviado por la dictadura Sánchez-Iglesias se siente derrotado pero insiste: «Tu documentación… reitero. Él me autorizó entrar aquí». Vuelve a mentir el Policía de Sánchez-Iglesias. Un miembro de familia patriota catalana: «Le está diciendo que «no le ha autorizado entrar en nuestra casa». Habéis entrado por la fuerza en esta casa. No podéis entrar aquí».

El propietario le pregunta a la Policía: «¿Te he autorizado de entrar en mi casa?». El Policía contesta: «Sí, sí». Un miembro de familia patriota catalana: «Fuera, fuera. Caballeros, sin orden judicial no podéis entrar aquí. Por favor fuera«. «No hay permiso. Por favor fuera de mi casa». Es cuando visiblemente derrotado, el agente de la Policía que recibió una orden política del régimen totalitario socialcomunista del PSOE y Unidas Podemos baja la cabeza, se da la vuelta dándose finalmente cuenta de que en España existe todavía demócratas dispuestos a defender la Ley, la legalidad y el Estado de Derecho y se de la vuelta pero, resulta que su compañero, en uniforme, no sigue su ejemplo y le hace el gesto de seguir en la casa: «Nos ha dado el permiso de estar aquí», miente este policía en uniforme.

Estos agentes de Sánchez-Iglesias se inventan su propia legalidad que es que deben irrumpir en los edificios, intimidando a los españoles y si les dejan entrar en sus casas ya es suficiente para requisar la casa, poner multar o detener a los familiares del propietario ilegalmente: dictadura chavista.

Un miembro de familia patriota catalana: «Llevo aquí dos meses. Caballeros, por favor, a la calle. Mira, el dueño de la casa le está pidiendo de que se vaya de su casa y ustedes no se quieren ir. Ustedes no tienen derecho para estar aquí dentro. ¿Usted tienen una orden judicial? No. Pues fuera. Caballero fuera, fuera por favor. anda va». Finamente los agentes abandonan la casa humillado gracias a ese valiente hijo de la democracia española.

Policía: «usted tiene que salir». Un miembro de familia patriota catalana: «No voy a salir. Fuera de mi casa. La verdad es que no voy a salir. Albert, tanca, tanca la porta (Albert, cierra, cierra la puerta)» y sigue en español: «Hagan multa o lo que queréis». Los Policías ahora desde fuera: «La documentación caballero, la documentación». Un miembro de familia patriota catalana: «No te la voy a dar. Yo vivo aquí».

La policía amenaza desde fuera: «Caballero, la documentación o será detenido». Un miembro de familia patriota catalana: «No será detenido. Así que por favor fuera». Uno de los agente impide, con su pierna, que el propietario cierra la puerta de su casa. Un miembro de familia patriota catalana le dice a su supuesto hermano en catalán «Tanca la porta. Tanca la porta (cierra la puerta)». Los policías: «¿Nos va a cerrar?». El propietario: «Sí. Voy a cerrar mi puerta».

Uno de los Policía lo sigue impidiendo con su pierna consultando a sus compañeros, todos humillados por el régimen totalitario Sánchez-Iglesias. El propietario reclama su DNI a los Policías. Los policías le amenazan con «multa». «Y él tiene que sacar el DNI». Es decir, primero irrumpen en la casa de un español en democracia sin orden judicial y multan al propietario de la casa y exigen los DNI al resto de los familiares sin decir el motivo, dado que no existe legalmente sino políticamente.

Un miembro de la familia: «Estamos aquí todos de alquiler. Tanca la porta, tanca la porta. Deu n’hi do».

Un miembro de familia patriota catalana: «Esto no es la vía pública. No le puedo dar mi DNI. En un domicilio particular no se puede exigir ni pedir el DNI sin orden Judicial». Uno de los Policía dice ahora el motivo de la irrupción policial en una casa en España: «Estás incumpliendo el Estado de Alarma«. Y es que sigue insistiendo a la cara del propietario a su gran sorpresa: «Usted me ha dado el permiso para entrar en su casa». El propietario: «¿Yo… le he dado el permiso para entrar en mi casa?». La policía de Sánchez-Iglesias contesta: «Sí, sí, sí», pero todos a la vez.

El propietario no entiende nada al ver como mienten los defensores de la legalidad convertido en defensores de un régimen totalitario socialcomunista. «Vale, vale, vale…», replica el propietario y cierra su puerta mientras los policías, humillados, intentan impedir que cierre su la puerta de su casa desde el interior.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot