El Parlamento griego debate la última propuesta de Alexis Tsipras a la Troika Financiera

Lasvocesdelpueblo

Alexis Tsipras recibe el apoyo del parlamento griego
Lasvocesdelpueblo y Euronews – El último paquete de reformas presentado por el presidente de Grecia, Alexis Tsipras, a sus acreedores de la Troika Financiera (Europa y el Fondo Monetario Internacional, FMI.) llega este viernes al Parlamento griego. Esta tarde, los diputados debatirán la propuesta del Gobierno de , antes de someterla a votación. Según un portavoz del partido gubernamental, conseguirá el aval del Parlamento. Antes de la sesión extraordinaria del Legislativo, el primer ministro ha reunido a su grupo parlamentario, Syriza, para analizar las reformas e intentar obtener el apoyo del ala más izquierdista de su partido.

El plan presentado por el Gobierno heleno prevé, entre otras medidas, una reforma de las pensiones y del impuesto sobre el valor añadido (IVA). Con él pretende obtener un nuevo rescate que evite la quiebra y la salida de Grecia de la zona euro. La propuesta griega, que ha sido recibida con optimismo por los mercados, será analizada el sábado por el Eurogrupo. Un día después, lo harán los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en una cumbre extraordinaria celebrada en Bruselas.

¿Aceptará el pueblo griego el nuevo plan de reformas de Tsipras más cercano al del FMI?

El pueblo griego vive desconcertado las horas previas a una votación crucial en el Parlamento. Las medidas que aún no han sido comentadas por los acreedores incluyen reformas que fueron rechazadas por la mayoría de los griegos durante el referéndum. El gobierno espera obtener una reestructuración de la deuda que haga digestibles estas medidas en boca de todos los ciudadanos. “La cuestión no es si aceptamos o no un nuevo rescate, la cuestión es si las medidas propuestas son realistas. Cuando se tiene un 30% de paro no puede decirse otra cosa”, asegura Natasha, en paro desde que fue despedida de una agencia de viajes.

“Nosotros, los griegos, estamos muy confusos. Lo que está relamente claro es que no queremos salir de Europa. Sin embargo, sabemos que esas medidas van a hundir aún más a mucha gente que ha dicho que quiere acabar de una vez con esta situación. La situación es muy mala pero no queremos abandonar Europa”, explica el pensionista George Markoulakis.

La falta de liquidez está generando mucha tensión en las largas colas delante de los bancos griegos. La óptica de volver al dracma de manera caótica inspira miedo. El gobierno griego tendrá, ahora, que convencer el pueblo griego de por qué, en este nuevo paquete de medidas, incluye reformas como la reducción de las pensiones o la subida de ciertos impuestos que no constaban en su propuesta precedente.

El catálogo contiene el aumento del IRPF del 11% al 15% para ingresos menores a los 12 000 euros, y del 33% para los superiores. Se elimina a partir de octubre el descuento del 30% en el IVA en las islas del mar Egeo con la excepción de las islas más remotas.

En cuanto al impuesto de sociedades, éste aumenta del 26% al 28%, con un pago adelantado del 100%. El mundo rural verá desaparecer ciertos privilegios como la abolición gradual de las exenciones fiscales a los agricultores de aquí al 2017. También van a desaparecer los subsidios al gasóleo de los agricultores. Aumenta también el impuesto de lujo del 10 % al 13 %, con efecto retroactivo para la declaración de 2014, y será aplicable, a partir de ahora, también, a las embarcaciones con una eslora mínima de 5 metros.

Se acaba de manera gradual con el sistema de prejubilaciones que tendrá una aplicación inmediata exceptuando profesiones de riesgo (se verán limitadas) y a madres con hijos discapacitados. Los reticentes se verán expuestos a toda una panoplia de penalizaciones. El Gobierno pretende aumentar la edad de jubilación a los 67 años en 2022 y no en 2025 como había propuesto anteriormente. Para aquellos que hayan cotizado 40 años, la edad de jubilación se mantendrá en 62.

Muchos griegos esperan en la playa el desenlace final

La crisis, los fracasos en las negociaciones, los reveses, amenazas y ultimátum no alteran la vida de muchos griegos, para quienes la vida sigue igual. Continúan con sus rutinas, como siempre. “Voy a trabajar todos los días, nada ha cambiado. Ni siquiera mi sueldo, por suerte. Y siempre que tengo tiempo, voy a la playa”, dice un ciudadano griego. “Por supuesto que estamos preocupados, porque no tenemos acceso normal a nuestro dinero, para pagar nuestras obligaciones. Pero, ¿qué podemos hacer, además de mantener la calma y esperar a ver qué pasa?”, se pregunta una anciana.

“Las cosas son más complicadas para mi negocio. Todavía estamos ajustando, no sabemos lo que va a pasar. Creo que lo lograremos. O bien los bancos reabrirán o aprenderemos a trabajar así”, señala un empresario griego.

Tras los primeros momentos de conmoción por las restricciones al movimiento de capitales, los griegos intentan retomar sus vidas a la espera de un acuerdo entre su Gobierno y los acreedores. “La sensación de suspense se mantiene. Sin embargo, la mayoría de los griegos tratan de vivir su vida cotidiana con normalidad. Van a trabajar, disfrutan del sol y el mar, y esperan con calma el resultado”, explica Nicoleta Drougka, corresponsal de euronews en Atenas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies