El partido de Pablo Iglesias pide el “alto en fuego” entre Armenia y Azerbaiyán

FOTOGRAFÍA. CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, AÑO 2020. El vicepresidente del Gobierno de coalición de sociocomunista de España y líder de la ultraizquierda Podemos, Pablo Iglesias, junto a su mujer ministra de Igualdad, Irene Montero (Podemos), en el Congreso de los Diputados. Efe

Redacción – El grupo parlamentario de la ultraizquierda en el Congreso de los Diputados (Unidas Podemos) ha remitido un escrito a los países en conflicto en el que pide a la Unión Europea que se implique en la resolución y que se eviten las injerencias externas de Rusia o Turquía. La negociación, considera Unidas Podemos, debe incluir a la sociedad civil y evitar la “injerencia” de las “potencias externas al conflicto”. Madrid (España), miércoles 14 de octubre de 2020.

Así han confirmado fuentes de la alianza de extrema izquierda este mediodía a Lasvocesdelpueblo.

Unidas Podemos ha remitido un escrito a los países garantes del armisticio de los enfrentamientos en la región de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán en el que insta a la Unión Europea a implicarse activamente en la paz definitiva. El grupo confederal entiende que el Grupo de Minsk, conformado por los países garantes del armisticio (Estados Unidos, Francia, Rusia, Bielorrusia, Alemania, Italia, Suecia, Finlandia y Turquía) son fundamentales para llegar a una solución.

Está en juego “asegurar la vida y los derechos humanos de la población de Nagorno Karabaj y del resto de los habitantes de la región”.

El alto el fuego firmado el 10 de octubre por los ministros de Asuntos Exteriores involucrados en la contienda es el primer paso, pero no el último.

Unidas Podemos pide que se garantice en su totalidad para, entre otros objetivos, “impedir el reinicio de las hostilidades armadas, asegurar el intercambio de prisioneros” y poder repatriar “los cuerpos de las víctimas bajo el auspicio del Comité Internacional de la Cruz Roja”.

España, la UE y el Grupo de Minsk deberían ser claves para “promover y asegurar la paz, los derechos humanos, la igualdad de género, el desarrollo sostenible y la justicia social en la región y en toda la vecindad europea”.

Los enfrentamientos del Alto Karabaj son los más graves que se recuerdan desde 1994.

Las consecuencias de la guerra entre Azerbaiyán y Armenia son trágicas para la población civil, que lo paga en muertos, heridos, vidas destrozadas, casas destruidas o desplazamientos forzosos.

Por si fuera poco, puede arrastrar a otros países inmersos en complejas maniobras geopolíticas.

Turquía apoya al bando azerí y Rusia es el principal exportador de armas de la región.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot