El PNV dice “NO” a Rajoy porque se valió de su mayoría para usar el “rodillo una y otra vez”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), durante la reunión mantenida hoy en el Palacio de La Moncloa con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, en la ronda de contactos para intentar un pacto que permita su investidura. EFE

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El Partido Nacionalista Vasco (PNV) dice “NO” a Mariano Rajoy Brey y le exige un cambio de actitud con el PNV y la comunidad autónoma del País Vasco. La organización dirá “NO” al candidato del PP porque en la legislatura anterior, el PP se valió de su mayoría absoluta para usar el “rodillo una y otra vez”, con la aprobación de normas que modificaban cuestiones del conjunto competencial del País Vasco que para el PNV eran “importantes” o leyes como la reforma laboral o la Lomce con las que no están de acuerdo. Madrid (España), miércoles 6 de julio de 2016. Fotografía: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), durante la reunión mantenida hoy en el Palacio de La Moncloa con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, en la ronda de contactos para intentar un pacto que permita su investidura. Efe.

El PNV avisa a Rajoy de que una Reforma Constitucional con Ciudadanos C’s, PSOE y PP no servirá si no está pactada con los separatistas vascos y catalanes

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha advertido hoy de que su partido está tan “alejado” del PP y de su líder, Mariano Rajoy, que no le apoyará para que repita como presidente del Gobierno si no tiene un cambio de actitud con los nacionalistas vascos y hacia el Ejecutivo del País Vasco.

Esteban ha comparecido en rueda de prensa tras reunirse durante una hora con el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa, dentro de la ronda de contactos que ha iniciado el líder del PP en busca de apoyos para formar Gobierno. Tras subrayar que le ha dicho a Rajoy que “no”, Esteban ha insistido en que lo que le “gustaría” es ver un cambio de actitud en el PP a la hora de relacionarse con el PNV y con el Gobierno vasco.

Aunque ha reconocido que las elecciones autonómicas previstas para el otoño son una “referencia”, ha insistido reiteradamente en desvincularlas de la postura del PNV ante la investidura, que ha atribuido a la experiencia de los cuatro años y medio de Rajoy en el Gobierno, incluso en los últimos seis meses en funciones.

Según su argumento, en este tiempo, por ejemplo, se ha batido “récord” de recursos del Gobierno ante los tribunales contra leyes y decretos del País Vasco, el ultimo de ellos la semana pasada, cuando ya se habían celebrado las elecciones generales y se hablaba de que el PP necesitaría los apoyos del PNV.

Además, en la legislatura anterior, el PP se valió de su mayoría absoluta para usar el “rodillo una y otra vez”, con la aprobación de normas que modificaban cuestiones del conjunto competencial de Euskadi que para el PNV eran “importantes” o leyes como la reforma laboral o la Lomce con las que no están de acuerdo. La relación con el presidente autonómico del País Vasco, Íñigo Urkullu, también ha sido muy distante, ha añadido.

Por eso, el PNV sólo estaría dispuesto a plantearse cambiar su “no” inicial si el PP y Rajoy modifican su posición hacia ellos y hacia el Ejecutivo vasco. No se trata de negociar una partida presupuestaria o una competencia, ha clarificado, sino de que predominara el diálogo y la búsqueda de encuentro y no la relación a través de recursos en los tribunales.

“Esto ya no puede funcionar así”, ha reiterado, convencido de que es necesaria “otra actitud ante el hecho autonómico y la realidad vasca, buscando el diálogo, el encuentro (…) y respetando las reglas de juego y el autogobierno vasco”. “Tampoco se puede probar en dos días o dos meses; esto va de un cambio de formas de hacer política”, ha recalcado, y ha precisado que, al contrario de lo que acordaron ayer Rajpy y CC, no han hablado de crear ningún grupo de trabajo, aunque acudirán de nuevo si les vuelve a llamar: “Nunca vamos a negar el diálogo a nadie”.

Durante la reunión, han intercambiado opiniones sobre temas de materia económica, social, de infraestructuras, de convivencia y autogobierno, y Rajoy le ha expuesto asimismo las que considera que deben ser las prioridades del próximo Gobierno, que Esteban no ha querido adelantar. Esteban, por su parte, le ha avisado de que una reforma constitucional con el apoyo del PP, PSOE y Ciudadanos no servirá si no está pactada con los separatistas vascos y catalanes.

Según ha dicho, ha visto a Rajoy “muy decidido” a intentar la investidura y, como “137 escaños aprietan más que 186”, cree que está echando mano del refranero y haciendo de la necesidad virtud con la ronda de contactos. Ahora bien, ha advertido de la necesidad de ser prudentes a la hora de fijar una fecha para la investidura, porque, si resulta fallida, empezará la cuenta atrás de dos meses para convocar unas terceras elecciones.

“No sé lo que va a hacer, cuando se ponga el contador que se piense mucho. Hace dos meses fue un desastre y no se llegó a nada. Pensemos bien cuándo se pone el contador”, ha enfatizado. Respecto a la polémica de los últimos días por unas palabras de Urkullu sobre el acercamiento de presos, ha dejado claro que no es el presidente autonómico del País Vasco quien lleva el peso de las negociaciones, sino que a él le corresponde sólo la responsabilidad institucional.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot