El polémico Piqué deja por fin la Selección en paz, “una decisión muy meditada”

Lasvocesdelpueblo
El internacional español, Gerard Pique, jugador del F.C. Barcelona, que sigue recibiendo pitos por su apoyo al separatismo en Cataluña, durante los partidos del equipo nacional español. Archivo Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Gerard Piqué Bernabéu, el actual defensa de FC Barcelona y polémico internacional español, por sus afinidades con el fascismo de la genestapo en Cataluña —único deportista de la Selección española de fútbol que presume asistir en manifestaciones racistas antiespañolas del día del nazismo en Cataluña ‘Once de Septiembre’ y reclama el “derecho”, dijo Piqué en rueda de prensa, de gente como él y el separatismo a romper la Unidad Nacional de España en un referéndum de autodeterminación que la genestapo vendió en un principio como «Derecho a Decidir»—, ha confirmado este sábado, 11 de agosto de 2018, que no volverá a jugar con España, pese a que la selección inicia una nueva etapa con el que fuera su entrenador en el conjunto azulgrana, Luis Enrique Martínez. San Juan Despí (Barcelona) España, domingo 12 de agosto de 2018. Fotografía: El internacional español, Gerard Pique, jugador del F.C. Barcelona, que sigue recibiendo pitos por su apoyo al separatismo en Cataluña, durante los partidos del equipo nacional español. Archivo Efe

“Hable con Luis Enrique hace una o dos semanas”, dice Piqué.

“Me llamó y le comenté que la decisión estaba tomada hace tiempo y que era una decisión muy meditada”, afirmó en la rueda de prensa previa a la final de la Supercopa de España que mañana enfrentará al FC Barsa con el Sevilla.

En este sentido, Piqué destacó que su etapa defendiendo la Selección española (la Roja) fue “muy bonita”, pues con ella ganó una Eurocopa y un Mundial, pero que ya forma parte del pasado.

“Ahora quiero centrarme en el FC Barsa”. “Espero me queden muchos años aquí y quiero disfrutarlos muchísimo”, concluyó.

Messi será el primer capitán del FC Barsa y Piqué es elegido por primera vez

El argentino Lionel Messi será a partir de esta temporada primera capitán del FC Barcelona, después de la marcha de Andrés Iniesta y tras una reunión celebrada por los jugadores para tomar esta decisión.

En el grupo de los cuatro capitanes por primera vez aparece Gerard Piqué, quien suele erigirse muchas veces en portavoz no solo del vestuario, sino del club, pero que nunca había sido elegido por sus compañeros.

De esta forma, tras la elección del grupo de capitanes, el vestuario del Barcelona volverá a contar con un cuarteto formado en la Masia, informó el FC Barcelona. Han sido elegidos, por este orden, Lionel Messi, Sergio Busquets, Gerard Piqué y Sergi Roberto.

Messi también ejerce la capitanía de la selección de Argentina. Busquets, que el año pasado era el tercer capitán, asciende a segundo, mientras que Gerard Piqué pasa a ser el tercero, en su décima temporada con el Barcelona. Tras el adiós de Javier Mascherano en enero, la cuarta plaza de capitán que ejercía el argentino ha quedado vacante hasta hoy. Tras la elección de hoy, el cuarto integrante del grupo de capitanes es Sergi Roberto

Hacía cuatro años que los cuatro capitanes del FC Barcelona no eran todos producto de la Masia, como sucedió en el curso 2014-15, cuando el cuarteto lo formaron Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Lional Messi y Sergio Busquets.

El Barça renovado y el Sevilla cargado de partidos se juegan el primer título

El Barcelona, con aires renovados, y el Sevilla, que atraviesa un apretadísimo calendario de partidos oficiales, disputarán este domingo el primer título de la temporada española, la Supercopa, que por primera vez se jugará a partido único y en el extranjero, en el Estadio Ibn Battuta de Tánger (Marruecos).

El encuentro, en el que el Barcelona podría adjudicarse la decimotercera Supercopa de su historia, será también el primer partido oficial del fútbol español en el que se utilizará el VAR.

Un torneo lleno de novedades que quiere ganar el Barça para devolver el trofeo a sus vitrinas, después de perderlo el año pasado a manos del Real Madrid.

Entonces, el conjunto azulgrana, aun sin tiempo para digerir la fuga de Neymar da Silva al PSG, nada pudo hacer ante el conjunto blanco, que le pasó por encima en los dos partidos de la eliminatoria.

El equipo de Ernesto Valverde llega en esta ocasión a la cita tras completar una intensa pretemporada, en la que no ha dejado malas sensaciones, aunque los resultados no le han acompañado.

En la gira por Estados Unidos los azulgranas disputaron tres partido de la Copa Internacional de Campeones que se saldaron con un empate contra el Tottenham Hotspur (2-2) y dos derrotas ante el Roma (2-4) y el Milan (0-1).

Sin los internacionales, Valverde tuvo que echar mano de los no habituales y de muchos jugadores del filial, entre los que destacaron el defensa Juan Miranda y el centrocampista Riqui Puig.

Ambos podrían entrar en la lista de convocados que el técnico del Barcelona dará tras el entrenamiento de esta tarde y debutar mañana con el primer equipo en partido oficial.

Con la baja del centrocampista Sergi Roberto -uno de los destacados de la pretemporada- por sanción, Valverde confeccionará un once en el que mezclará a algunos internacionales poco rodados con los hombres que más minutos acumularon en la pretemporada.

Jasper Cillessen se perfila como el meta titular en detrimento de Marc-André Ter Stegen y, en la zaga, el francés Clément Lenglet, uno de los nuevos fichajes, podría formar en el eje con Gerard Piqué, mientras que los laterales serían para Nélson Semedo y Jordi Alba.

En el centro del campo, otro de los nuevos, Arthur Melo, probablemente acompañe a Sergio Busquets y Rafinha Alcántara y en punta de ataque otra de las novedades de la plantilla azulgrana, Malcom Filipe Silva de Oliveira, se perfila como el tercer hombre de un tridente en el que parecen fijos Leo Messi y Luis Suárez.

Titulares habituales como Samuel Umtiti o Ivan Rakitic o el propio Ousmane Dembélé han sido los últimos en regresar del Mundial de Rusia y aún llevan muy pocos entrenamientos a sus espaldas, por lo que parece poco probable que aparezcan en el equipo titular, al igual que otro de los nuevas incorporaciones, el último en llegar, el chileno Arturo Vidal.

El Sevilla llega a la novedosa cita de Tánger en medio de un agotador programa, pues será el cuarto partido de este nuevo ejercicio al tener que disputar las previas en busca de la fase de grupos de la Liga Europa.

Al quedar séptimo en la pasada liga, la formación andaluza debe pasar tres eliminatorias. La primera la superó con solvencia ante el Ujpest húngaro y ahora está inmerso en la disputa de la segunda ante el Zalgiris lituano, que no lleva tan encarrilada tras el 1-0 de la ida disputada el pasado jueves en el Sánchez Pizjuán.

Ahora se encuentra con el potente Barcelona, rival que el pasado mayo le barrió en la final de la Copa del Rey (5-0), lo que aún escuece en todos los estamentos del club, sobre todo en la afición, muy dolida por la ‘incomparecencia’ de su equipo en ese encuentro.

El nuevo técnico del Sevilla, Pablo Machín, en pleno proceso de inculcar su idea y estilo de juego y aún con la plantilla en fase de transformación, ha reconocido que llegan al partido poco rodados por la altura del curso en el que se encuentran.

El soriano ha destacado también el orgullo y prestigio que da jugar este tipo de partidos, y que, desde que el jueves acabó el choque ante el Zalgiris, sólo piensa en recuperar jugadores y “competir ante un campeón de casi todo”.

Ante los lituanos, Machín no sacó en el equipo inicial a jugadores como Jesús Navas, los argentinos Gabriel Mercado y Franco Vázquez, Sergio Escudero, Pablo Sarabia, el danés Simon Kjaer, el colombiano Luis Muriel o Roque Mesa, por lo que muchos de ellos serán titulares el domingo.

Estas rotaciones indican que en Tánger Machín pondrá al once mas competitivo posible, aunque es improbable que esté el medio francés Steven Nzonzi, después de que el viernes se ejercitara por primera vez junto a sus compañeros tras ser campeón de mundo en Rusia.

Sí tiene más opciones Aleix Vidal, que ante el Zalgiris jugó el partido completo en su vuelta al Sevilla y que el domingo podría medirse al equipo en el que ha estado las últimas campañas y ha desarrollado gran parte de la presente pretemporada.

La Supercopa, fuera de lo deportivo, viene rodeada de polémica después de que el club de Nervión considerara que la Federación Española actuó contra sus intereses por trasladarla a la ciudad marroquí y no seguir con el habitual formato de ida y vuelta.

El club y la federación de peñas han desestimado organizar viajes para asistir al partido, aunque, pese a ello, serán varios miles los sevillistas que se concentren en Tánger con la ilusión de ver al equipo ganar su segunda Supercopa de España.

Alineaciones probables:

Barcelona: Cillessen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, Arthur, Rafinha; Malcom, Messi y Luis Suárez.

Sevilla: Vaclik; Jesús Navas, Mercado, Kjaer o Gnagnon, Sergi Gómez, Escudero; Éver Banega, Amadou; Aleix Vidal o Franco Vázquez, Sarabia; y Ben Yedder.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (Comité Madrileño).

Estadio: Ibn Battouta (45.000 espectadores).

Hora: 21.00 (hora local). 22.00 (hora peninsular española). 20.00 (GMT).

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies