El PP avisa al PSOE que: “Decir no” a la investidura es “decir sí a unas nuevas elecciones”

El vicesecretario de Organización y Electoral del Partido Popular, Fernando Martínez-Maíllo. EFE

Efe – “Decir no” a la investidura es “decir sí a unas nuevas elecciones”, ha advertido al PSOE el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, quien ha pedido al partido de Sánchez “se desdiga” de uno de los dos “noes” que defienden -el no a Rajoy y el no a unos nuevos comicios- porque ambas negativas son incompatibles. Madrid (España), lunes 11 de julio de 2016. Fotografía: El vicesecretario de Organización y Electoral del Partido Popular, Fernando Martínez-Maíllo. Archivo Efe.

Maillo al PSOE: Decir no a la investidura es decir sí a terceras elecciones

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha apremiado hoy al PSOE y a su líder, Pedro Sánchez, a “desdecirse” de alguno de los “incompatibles” dos “noes” que han anunciado los socialistas, porque decir “no” a la investidura es decir “sí” a las terceras elecciones. “Si el PSOE sigue diciendo no a la investidura es evidente que está diciendo sí a las terceras elecciones”, ha constatado Maillo en rueda de prensa para ilustrar la incompatibilidad de los dos “noes” que acordaron los socialistas el pasado sábado en su Comité Federal: “no” a un Ejecutivo de Mariano Rajoy y “no” a terceras elecciones.

Uno de esos dos “noes” no se va a cumplir y se va a convertir en un “sí”, ha agregado. Y es que, para Maillo, es una “absoluta evidencia” que si el PSOE impide la investidura de Rajoy habrá que ir a terceras elecciones, porque “la alternativa es la que es”. “Nosotros no nos rendimos, porque no existe alternativa”, ha enfatizado. Tras dejar clara la imposibilidad de que el PP pueda pactar con ERC o con la antigua Convergència, y menos aún ahora que ese partido se define como independentista, ha subrayado que el concurso “por activa o por pasiva” del PSOE se hace “imprescindible”.

Así las cosas, ha urgido a los socialistas a dejar de buscar excusas del tipo “aparta de mí este cáliz” y a facilitar lo antes posible el Gobierno de Rajoy, en julio mejor que en septiembre. Maillo ha anunciado que a partir del jueves se abrirá una nueva fase en las conversaciones para intentar formar Gobierno, con equipos negociadores, en las que ya se hablará de contenidos y propuestas concretas con aquellos que hayan manifestado su disposición al diálogo.

Será tras las reuniones que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tendrá mañana con los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera, y el miércoles con Pedro Sánchez, todas ellas exploratorias para comprobar la “predisposición” de cada uno. Ha confiado, en este sentido, que Rivera tenga la misma actitud de diálogo que tuvo con Sánchez tras el 20D y que culminó con un acuerdo de investidura del dirigente socialista, que finalmente fracasó.

El deseo del PP es que haya un gobierno cuanto antes y que tenga la mayor estabilidad posible, ha dicho Maillo, y ha apuntado que hay que aprobar el techo de gasto, del que dependen no sólo los presupuestos del Estado, sino también el de las comunidades y los ayuntamientos, así como la senda de déficit. Respecto a la posibilidad de una reunión a tres, entre PP, PSOE y Ciudadanos, como quiere C’s, ha precisado que dependerá de lo que decidan los socialistas, partiendo de la base de que la posibilidad de la “gran coalición” es muy difícil y de que en su partido están “abiertos a explorar” todas las posibilidades.

También se ha referido a la Presidencia de la Mesa del Congreso y, tras señalar que están abiertos a negociar su composición para que sea lo más plural posible, ha dejado claro que “lo lógico y lo sensato” es que la Cámara esté presidida por el PP, sobre todo después de que se hayan repetido las elecciones y los populares hayan ensanchado en votos y escaños la diferencia con el resto. Maillo ha recordado que hoy se cumplen diez años del asesinato de Miguel Ángel Blanco, “secuestrado y vilmente asesinado por la banda terrorista ETA”, que, aunque ha dejado de matar, “ni está disuelta ni ha entregado las armas”.

“Vamos a tener siempre nuestro recuerdo para Miguel Ángel Blanco y para todas las víctimas con las que la propia sociedad española tiene una deuda pendiente”, ha dicho Maillo, quien ha añadido que el “fiel relato” de lo sucedido “seguirá muy vivo por parte de todos”, porque “unos mataron, asesinaron, extorsionaron, secuestraron y otros fueron las víctimas”.

El miércoles 13 de julio el PP dará por concluida esta primera ronda y espera abrir negociaciones más concretas

El PSOE, por su parte, insiste en que la pelota está en el tejado de Rajoy, que es quien tiene que buscar aliados entre los partidos del centro-derecha, y defiende mantenerse en el no para “no perder credibilidad”, en palabras de su portavoz en el Congreso, Antonio Hernando. Por eso ha insistido en que para evitar nuevos comicios el concurso del PSOE, “por activa o por pasiva”, es imprescindible, y ha subrayado que la responsabilidad no solo debe ser de quien quiere formar gobierno, sino también de quien quiere ejercer, como han dicho los socialistas, una oposición constructiva.

Mientras, en el PSOE, siguen defendiendo la posición tomada el sábado, porque como ha apuntado Antonio Hernando, si los socialistas cambian de opinión y permiten la investidura de Rajoy “perderán toda su credibilidad”. Igualmente, el vicesecretario de Organización del PSOE, César Luena, ha subrayado que el “no” a la reelección de Rajoy es una posición “clara y rotunda”, y ha insistido en que a quien le toca mover ficha ahora es al líder del PP, que debe explorar todas las vías entre los partidos de centroderecha.

Pero hay en el PSOE quien no da por cerradas todas las puertas a un cambio de posición ‘in extremis’. Así, el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, ha admitido que si hay que tomar una decisión de última hora para que haya un Gobierno estable, Pedro Sánchez tiene “margen de maniobra” para hablar con Rajoy.

Antes de la cita del miércoles con Sánchez, tras la cual el PP dará por concluida esta primera ronda y espera abrir negociaciones más concretas, Rajoy se verá mañana con Albert Rivera y con Pablo Iglesias, y el PP ha avanzado también que es previsible que en esa misma jornada haya un encuentro con el portavoz de CDC, Francesc Homs.

Los ‘populares’ aseguran dar mucha importancia al encuentro que su líder tendrá con el de Ciudadanos, y como ha apuntado Maillo en rueda de prensa, esperan de Albert Rivera al menos la misma disposición al diálogo que tuvo con Pedro Sánchez cuando pactó con él en la pasada legislatura. En la dirección del PP admiten que esperan que en este primer contacto de mañana entre Rajoy y Rivera se “recompongan” las relaciones entre los dos partidos, que se han visto resentidas en campaña debido, según fuentes ‘populares’, a los ataques y al veto a su líder por parte de la formación naranja.

Aunque las mismas fuentes admiten que una posición favorable de Ciudadanos ayudaría mucho en la investidura de Rajoy, Martínez-Maillo ha insistido hoy en que la clave de la gobernabilidad la sigue teniendo el PSOE. Más optimista sobre la reunión de mañana con Ciudadanos se ha mostrado el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, quien incluso ha dicho estar “plenamente confiado” en un acuerdo entre PP y C’s.

Ciudadanos, sin embargo, mantiene la idea de no apoyar la investidura de Rajoy y emplaza al PP a negociar con el PSOE un posible gobierno en minoría para “desbloquear” la investidura. El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha admitido hoy que el “plan A” de su partido para garantizar la gobernabilidad -un acuerdo a tres entre PP, PSOE y Ciudadanos- “tiene pocas expectativas de cumplirse”, y que la alternativa o “plan B”, sería negociar desde la oposición con un Gobierno en minoría.

Además ha advertido de que su partido sólo apoyará un gobierno si el PP se compromete a una renovación “de políticas y de personas”, algo que en principio no ve muy factible por parte de Rajoy, salvo que mañana haya una “sorpresa” en su entrevista con Rivera. Y en Podemos, a un día de que Pablo Iglesias se vea con Rajoy, el secretario político de esta formación, Íñigo Errejón, ha pedido al PSOE que se mantenga firme y le ha insistido en que opte por intentar de nuevo un gobierno alternativo de izquierdas.

“Le corresponde intentarlo a Rajoy y si todas las formaciones políticas se mantienen claras y apegadas a lo que dijeron en la campaña electoral, va a tener más difícil que le den los números para ser presidente, y si no le dan los números, tenemos las puertas abiertas intentar cualquier otra posibilidad”, ha ofrecido Errejón.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot