El PP quiere seguir fichando a gente de izquierda e independentistas moderados pese a las críticas y debacle electoral del 14F

.En la reunión de la ejecutiva posterior a la noche electoral, voces destacadas como el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, o la expresidenta del partido, Alicia Sánchez-Camacho, deploraron la estrategia seguida durante la campaña, mientras que miembros de otro sector de críticos, al que pertenecen dirigentes como el histórico Alberto Fernández Díaz, ni siquiera se conectaron

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), FEBRERO 2021. El cabeza de lista por Barcelona, candidato a la Presidencia de la Generalidad y presidente regional de los populares, Alejandro Fernández (d), junto a la número dos del PP por Barcelona al Parlamento de Cataluña, independentista que participó en la manifestación separatista del 11S de 2013 en Tarragona y ex de Ciutadans Partit de la Ciutadanía-Ciudadanos (Cs), Lorena Roldán (i), durante una rueda de prensa de los populares. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Alejandro Fernández renovará la próxima semana la cúpula del PP Cataluña, en la que ganarán peso figuras como Santi Rodríguez —diputado en el Parlamento de Cataluña durante 15 años hasta las elecciones catalanas del pasado 14 de febrero de 2021 (14F) cuando se quedó sin escaño al tener el PP Cataluña solo tres diputados, entre ellos solo uno de la escuela del PP que era el cabeza de lista por Barcelona, candidato a la Presidencia de la Generalidad y presidente regional de los populares, y dos independientes con perfiles separatistas: Lorena Roldán, independentista que participó en la manifestación separatista del 11S de 2013 en Tarragona y ex de Ciutadans Partit de la Ciutadanía-Ciudadanos (Cs); y Eve Parera, independentista ex de Convergencia-PDECAT-JxCAT que reclama públicamente desde el Senado la celebración de la autodeterminación en Cataluña y mano derecha del antiVOX y miembro del a francmasonería, Manuel Valls—, la diputado por Barcelona al Congreso de los Diputados, María de los Llanos de Luna Tobarra, o el exdiputado del PP en el Parlamento de Cataluña hasta 2015 y asesor del PP en el Congreso de los Diputados, Juan Milian Querol, con la voluntad de “reconciliar las familias del partido popular” en Cataluña, antes de “plantear la incorporación de nuevos activos procedentes de Cs”. Barcelona (España), sábado 20 de marzo de 2021.

Así lo han explicado diversas fuentes del PP Cataluña consultadas por Efe, después de que las discrepancias internas afloraran públicamente tras los malos resultados obtenidos en las elecciones catalanas del 14 de febrero, en las que el partido tocó fondo, con tres escaños.

En la reunión de la ejecutiva posterior a la noche electoral, voces destacadas como el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, o la expresidenta del partido, Alicia Sánchez-Camacho, deploraron la estrategia seguida durante la campaña, mientras que miembros de otro sector de críticos, al que pertenecen dirigentes como el histórico Alberto Fernández Díaz, ni siquiera se conectaron.

Los reproches principales, explican fuentes presentes en la reunión, fueron dos: que no se contó con todas las sensibilidades del partido en la campaña y que el discurso que se transmitió a los votantes fue errático, ya que se “fichó” a personas externas y separatistas como Lorena Roldán -independentista exlíder de Cs en el Parlamento de Cataluña- y Eva Parera -independentista ex de Convergencia-PDECAT-JxCAT y colaboradora del antiVOX Manuel Valls- para hacer una lista “de centro” aunque, en paralelo, se apuntó a VOX como rival a batir.

Otras voces de la ejecutiva señalan que no era la primera vez que a Alejandro Fernández se le echaba en cara que solo contara con “su grupo de amigos” para dirigir el partido, sin buscar la complicidad de veteranos como Sánchez-Camacho, Enric Millo, Alberto y Jorge Fernández Díaz o Dolors Montserrat, ni tampoco de personas relevantes a nivel territorial como García Albiol o Manu Reyes.

Fuentes de la dirección señalan que Fernández ha tomado nota de las críticas y quiere aprovechar los cambios que tiene que hacer dentro de la ejecutiva tras la salida de Daniel Serrano y Albert Fernández Saltiveri -suspendidos por presuntos casos de acoso y maltrato, respectivamente- para acometer una reforma más profunda, que integre a los críticos y que cuenta con el aval de Génova.

“Cuando se está en una situación complicada como esta hay dos opciones: intensificar la pelea apartando al que discrepa o poner al frente a perfiles de consenso capaces de conectar con todas las sensibilidades y unificar de nuevo el partido. Nuestra opción va a ser la segunda”, indican fuentes de la cúpula consultadas por Efe.

En este contexto emerge el nombre de Santi Rodríguez, diputado en el Parlamento de Cataluña durante 15 años —el 14F se quedó sin escaño— y apreciado por su talante dialogante por las diferentes familias.

También cobrarán protagonismo la diputada en el Congreso Llanos de Luna, exdelegada del Gobierno en Cataluña, y Juan Milián, coordinador de estrategia política, al que definen como “una de las mentes más claras del centroderecha en España” y que asumirá responsabilidades también en el ámbito de la comunicación.

Desde sectores críticos ven bien estos cambios, pero precisan que “las incorporaciones se tendrían que complementar con alguna salida” de dirigentes actuales y deben ir acompañadas de “hechos concretos”.

“La intención parece buena, pero hay que hacer un ejercicio de reconciliación intenso y sincero, con gestos y hechos hacia las personas que están en el territorio y que se han podido sentir ninguneadas en los últimos años”, exponen.

Fuentes cercanas a la dirección admiten que uno de los retos a medio plazo es reforzar la estructura territorial sin desaprovechar las “oportunidades” derivadas de la “descomposición” de Ciudadanos.

“Tenemos que conseguir que la eventual llegada de nuevas personas sume y no genere fricciones. Hay que reunificar el centroderecha bajo las siglas del PP, sin herir sensibilidades de quienes ya están. Quizá corrimos demasiado en las elecciones catalanas, pero el camino que empezamos es el que ahora se está siguiendo en el resto de España”, apuntan otras fuentes de la dirección.

Desde uno de los sectores críticos, un veterano dirigente defiende que se ponga un “control de entrada” para asegurar que las nuevas incorporaciones procedentes de Cs comparten el “modelo de país” del PP, y no solo la oposición al independentismo.

“Si no, le estaremos haciendo la campaña gratis a VOX, que empezará a sacar a algunos de nuestros candidatos votando cosas de izquierda”, alerta este dirigente, que reivindica que la mejor forma de evitar fugas hacia VOX es demostrar que el PP Cataluña es un proyecto “sólido ideológicamente”.

Fuentes de la dirección nacional del PP expresan su “confianza plena” en el liderazgo de Alejandro Fernández y aplauden los cambios que efectuará para relanzar el partido en Cataluña.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot