El Rey defiende ante el Consejo de Europa una España “unida y plural”

Lasvocesdelpueblo

Agencias – En medio del desafío separatista de Cataluña, el monarca aseguró que la España “democrática y constitucional, unida, plural y moderna, en la que todos los poderes del Estado emanan del pueblo español, que les confiere, precisamente, su legitimidad”, quiere seguir contribuyendo a una Europa “próspera e integrada”. Estrasburgo (Francia), jueves 27 de abril de 2017. Fotografía: Felipe VI, junto al secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland (d), durante su primera visita a este organismo en Estrasburgo, desde que fue proclamado rey, donde ha pronunciado hoy un discurso ante su Asamblea Parlamentaria (APCE). Efe.

Felipe VI defendió hoy en el Consejo de Europa una España “unida, plural y moderna” y subrayó el compromiso firme con “la democracia, los derechos humanos y el imperio de la ley”, al tiempo que animó a los socios europeos a seguir juntos y “no dar pasos atrás” ante la actual incertidumbre.

Don Felipe intervino por primera vez ante la sede de la organización política europea más antigua en Estrasburgo (Francia) con motivo del 40 aniversario de la entrada de España en la institución.

Lo hizo 37 años después del discurso que pronunció su padre, Juan Carlos I, en 1979 ante el plenario de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE).

Felipe VI renovó el compromiso “firme” con los valores de “la democracia, los derechos humanos y el imperio de la ley” que encarna el Consejo de Europa, que agrupa a 47 países.

En medio del desafío separatista de Cataluña, el monarca aseguró que la España “democrática y constitucional, unida, plural y moderna, en la que todos los poderes del Estado emanan del pueblo español, que les confiere, precisamente, su legitimidad”, quiere seguir contribuyendo a una Europa “próspera e integrada”.

“Una Europa cuya fortaleza, desarrollo y progreso descansan en el respeto al Estado de derecho como garantía de la convivencia en libertad de todos los ciudadanos europeos”, añadió el Rey, quien reivindicó “las lenguas e instituciones propias de las nacionalidades y regiones que integran la Nación española”.

Felipe VI hiló la vocación europeísta de España con la situación de “incertidumbre” que atraviesa la UE hoy en día.

Ante estos “temores”, el jefe del Estado animó a los países europeos a “permanecer unidos” y afrontar los desafíos “reflexivamente, pero con decisión”.

“La respuesta no puede consistir en dar pasos atrás o volver a un pasado que llevamos tiempo intentando superar. No vendrá nunca de la mano de acortar nuestra mirad, de contraernos, sino de ofrecer respuestas globales a retos que son globales”, sostuvo.

Según el jefe del Estado, Europa debe continuar siendo “un referente de libertades y de integración”, aunque admitió que “la democracia requiere conjugar emoción y razón, confianza y participación”, así como diálogo y “espíritu conciliador”.

“Si permanecemos fieles a esos valores, Europa, como espacio de civilización, continuará siendo fuente de inspiración para otras regiones del planeta”, sentenció Felipe VI.

En su discurso en español y que recibió la ovación de buena parte de los parlamentarios, el Rey se refirió también a la derrota de ETA después de 40 años de actividad armada y aseguró que esta experiencia podría ser un camino para doblegar la amenaza terrorista internacional.

En la victoria ante ETA, el monarca subrayó que “la dignidad de las víctimas del terrorismo, a partir del respeto y la honra de su memoria, constituye un ejemplo de coraje cívico” que “enorgullece” como país y que “merece toda la justicia y el mayor reconocimiento”.

De igual modo, Felipe VI quiso reconocer la tarea de quienes hicieron posible la democracia en España tras la dictadura, a los que definió como “los españoles de la reconciliación” por “dejar a un lado sus legítimas diferencias políticas” y anteponer “el entendimiento y el diálogo”.

En este punto, destacó la ayuda que el Consejo de Europa prestó a España para poder culminar la transición, en sintonía con los valores que llevaron a la fundación de la organización en 1949 tras la II Guerra Mundial.

Antes del Rey, tomó la palabra en el plenario el vicepresidente de la APCE, el socialista Antonio Gutiérrez Limones, quien sustituyó al presidente de la Asamblea, el senador del PP, Pedro Agramunt.

Algunos grupos han pedido esta semana la dimisión de Agramunt por reunirse con el presidente sirio, Bachar al Asad, en Damasco el pasado marzo sin informar al Consejo de Europa.

Ante el riesgo de que pudiera haber protestas durante la intervención del Rey, Agramunt decidió ceder su puesto a Gutiérrez Limones, aunque sí se entrevistó en su despacho con don Felipe a su llegada al Palacio de Europa.

El jefe del Estado también se vio con el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, a quien regaló un tríptico fotográfico del Camino de Santiago.

Don Felipe no había estado en la sede del Consejo de Europa desde abril de 1991, cuando, con 23 años, era estudiante de Derecho y conoció varias instituciones europeas como parte de su formación universitaria.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies