El separatismo estudia convocatoria electoral, desobediencia o sustitución del delincuente Quim Torra

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), 08.09.2020. El presidente del Gobierno nacional socializa comunista de JxCAT y ERc en la Comunidad autónoma de Cataluña, Joaquim Torra Pla, alias Quim Torra, y su vicepresidente, Pere Aragonés (i), durante la reunión semanal del Ejecutivo de coalición nacionalsocialista después de que la semana pasada el Torra acometiera una remodelación con tres cambios en departamentos controlados por JxCat, en vísperas de la Diada del 11 de septiembre. Efe

Efe – El presidente del Gobierno nacional socializa comunista de JxCAT y ERc en la Comunidad autónoma de Cataluña, Joaquim Torra Pla, alias Quim Torra, decidirá en los próximos días cuál debe ser la respuesta a su posible inhabilitación sin buscar el consenso de ERC, pese a la petición que le había formulado el número dos de su gobierno y coordinador de la formación de ultraizquierda separatista gubernamental regional (ERC), Pere Aragonès. Barcelona (España), miércoles 9 de septiembre de 2020.

El delincuente Torra fue procesado, juzgado y condenado a inhabilitación y multa por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Este supremacista de ultraderecha separatista ya tiene otro juicio pendiente en ese mismo tribunal de justicia en la Comunidad autónoma de Cataluña.

Se avecina, pues, un nuevo choque de estrategias entre los dos socios del Ejecutivo de coalición nacionalsocialista, JxCat y ERC, a la espera de que el Tribunal Supremo, el 17 de septiembre, celebre la vista sobre el recurso de Torra contra su condena de un año y medio de inhabilitación por haber desobedecido la orden de la Junta Electoral Central de retirar los lazos amarillos de los edificios públicos en período electoral.

Aragonès pidió el pasado sábado a Torra “consensuar la respuesta” a su posible inhabilitación para evitar que esta cuestión acabe derivando en otra “pelea” entre socios de coalición nacionalsocialista separatista, y el golpista preso presidente de ERC, Oriol Junqueras Vies, ha alertado en las últimas horas a JxCat de que sería una “irresponsabilidad” no pactar la estrategia.

Sin embargo, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Govern -la primera tras la remodelación de la semana pasada-, la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha dejado claro que Torra no tiene intención de consensuar esta respuesta con ERC.

Según Budó, debe ser “el president quien decida cómo abordar” la respuesta a lo que dictamine el Supremo, porque se trata de un asunto que “le afecta personal e institucionalmente” y, por lo tanto, debe ser considerada una “decisión personal”.

No se ha querido pronunciar sobre cuál debe ser esa respuesta, ya que hay todo un “abanico de posibilidades”, incluida la propuesta de la formación de ultraizquierda , que apoya y participa en el terrorismo callejero en Cataluña (CUP), que consiste en que Torra, si es inhabilitado, ejerza la presidencia en la sombra, dando instrucciones de manera informal pero sin firmar oficialmente los documentos oficiales.

La CUP invoca la llamada “vía Venturós”, en referencia a Montse Venturós, alcaldesa de Berga (Barcelona) que en 2018 fue condenada a seis meses de inhabilitación por no descolgar una ‘estelada’ de la fachada municipal y que siguió ejerciendo funciones políticas de manera informal, mientras otro concejal de la CUP asumía oficialmente la firma jurídica como alcalde.

Fuentes del Palacio del Gobierno regional de la Generalidad de Cataluña consultadas por Efe han evitado entrar en “especulaciones” sobre esta u otras propuestas.

Budó, por su lado, no ha descartado de entrada ni éste ni ningún otro plan, porque “hay diferentes escenarios que están abiertos” y el Ejecutivo nacionalsocialista, ha dicho, aún no ha analizado ninguno de ellos, aunque prevé que Torra tome una decisión “en los próximos días”.

Por su parte, el PSC y los comunes han pedido que Torra convoque elecciones cuanto antes y han mostrado su rechazo a la propuesta de la CUP de una “presidencia simbólica” si hay inhabilitación.

En rueda de prensa, tanto el portavoz adjunto del grupo del PSC, Ferran Pedret, que ha calificado la idea de la CUP de “ocurrencia”, como el diputado de la alianza de la extrema izquierda de Ada Colau y vicepresidente Pablo Iglesias en Cataluña, que es Cataluña en Común Podemos, David Cid, han insistido en la urgencia de convocar elecciones al Parlament ante un Gobierno nacionalsocialista separatista “agotado” y más preocupado en sus discrepancias internas que en gestionar la crisis sanitaria, social y económica.

Mientras tanto, Ciudadanos Cs ha registrado un escrito en la Mesa del Parlamento autonómico de Cataluña en el que insta al presidente de la cámara catalana, Roger Torrent (ERC), a “retractarse” de su decisión de invitar a su predecesora en el cargo, la golpista presa Carme Forcadell, el pasado viernes a un acto con motivo de los 40 años del Parlament.

Por otra parte, en cuanto a la mesa de diálogo sobre Cataluña que podría reunirse este mes, Budó ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez que no “vete” el derecho a la autodeterminación ni la “amnistía” en el orden del día de la reunión y ha advertido de que si quedaran excluidos estos asuntos el encuentro no tendría “sentido”.

Todo eso ocurre cuando las encuestas en Cataluña confirma un grupo parlamentario de un VOX, con candidato Ignacio Garriga, que irrumpiría con fuerza en el Parlamento autonómico de Cataluña en su primera participación en las elecciones en la región catalana.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias relevantes

Videos Hot