Española Beitia: “La medalla olímpica es lo único que me falta por cumplir en mi vida como atleta”

Lasvocesdelpueblo
Mundiales de Moscú 2013, la española Ruth Beitia Villa da a España la segunda medalla en los mundiales de Moscú. Archivo foto -desde un vídeo de rtve- de Lasvocesdelpueblo.

Lasvocesdelpueblo y rtve – La saltadora española, Ruth Beitia, aseguró este jueves que “la vida me ha dado una segunda oportunidad y ha sido un regalazo”. Dijo durante una entrevista a radio televisión española este jueves 21 de abril 2016. “Me lo paso genial saltando, estoy deseando que empiece la competición, esto ha dejado de ser una profesión para convertirse en una pasión y eso es precioso”, dijo Beitia durante la entrevista que reproducimos íntegra a continuación. Barcelona, 22 de abril 2016. Fotografía: Mundiales de Moscú 2013, la española Ruth Beitia Villa da a España la segunda medalla en los mundiales de Moscú. Archivo foto -desde un vídeo de rtve- de Lasvocesdelpueblo.

Oro europeo en pista cubierta en Gotemburgo 2013, bronce mundial en Moscú 2013, bronce en pista cubierta en Sopot 2014, oro europeo en Zúrich 2014, primera española en ganar la Diamond League en 2015 y plata mundial en pista cubierta en Portland 2016. Y comenzó este ciclo olímpico retirada… Ruth Beitia se retractó, regresó y reescribió su historia y la del atletismo español. Ahora, afronta su último gran reto: la medalla olímpica en Río 2016.

Beitia, de 37 años, mantiene sus rutinas. Medias altas, mirada arriba y Ramón Torralbo siempre a su lado. Colgarse una medalla olímpica es su gran sueño y colocaría un broche insuperable a su brillante vida como atleta. Aunque huye de “latiguillos” como ser la mejor atleta española de todos los tiempos -pese a habérselo ganado en el tartán-, se mantiene humilde, pero ambiciosa. Ilusionada como una junior, disfruta como nunca de su “pasión” y saborea cada competición como si fuese la última.

Pregunta.: Se la ve liberada, sin presiones, ¿como está viviendo esta etapa?

Respuesta: Me lo paso genial saltando, estoy deseando que empiece la competición, esto ha dejado de ser una profesión para convertirse en una pasión y eso es precioso. Disfruto mucho más ahora que en mis inicios. Cuando empiezas estás madurando, lo pasas peor. Ahora ya estás curada de todo y no hay ninguna presión. Eso sí, nadie más que Ramón y yo queremos conseguir una medalla, pero sin presión. Si llego a saber que me lo iba a pasar tan bien hubiese empezado antes.

P.: ¿Antes? Empezó con once años…

R.: (ríe) Bueno, llevo desde los once con mi entrenador, pero saltando llevo toda la vida. En juegos escolares saltaba altura y lo tomaba como un juego. Luego Ramón me enseñó las disciplinas del atletismo y cuando me preguntan que por qué elegí el salto, siempre digo que fue el salto el que me eligió a mí porque fue donde más destaqué.

P..: Afrontas los Juegos de Río tras un ciclo olímpico sobresaliente, ¿Cómo valora estos cuatro años?

R.: La vida me dio una segunda oportunidad y ha sido un regalazo, han sido cuatro años fantásticos. Estuve tres meses apartada de las pistas después de Londres y volví con energías renovadas y con la idea de que todo sumaba, independientemente del resultado. Pero, al contrario, ha sido todo muy positivo y me siento feliz de la segunda oportunidad que me da la vida. Ahora Ramón y yo no hacemos más que recoger lo que hemos sembrado todos estos años.

P.: Fue 16ª en Atenas ’04, séptima en Pekín ’08 y cuarta en Londres ’12. La progresión pide medalla, ¿qué le pide su cuerpo?

R.: Es lo único que me queda por cumplir en esta vida como deportista, es mi sueño y lo que me mantiene latente para seguir con esta vida tan fantástica que me ha tocado vivir, y como última oportunidad voy a aprovecharla, ojalá que el sueño se haga realidad.

“Estoy mejor que nunca a nivel emocional”

P.: ¿Cree que está en el mejor momento de su carrera?

R.: Estoy mejor que nunca a nivel emocional, a nivel de conexión de cuerpo y mente, y me lo estoy pasando fenomenal. Todo suma, es la sensación que me hace levantarme todas las mañanas y acostarme todas las noches con la sensación de que puedo conseguir una medalla olímpica. Me encuentro bien y si tuviera alguna carencia no lo diría (ríe).

P.: ¿Cómo se prepara? ¿Le queda algo por aprender en este deporte?

R.: Se puede cambiar poco ya, pero seguimos cubriendo cada técnica y eso nos enseña que aún no hemos aprendido todo y que podemos mejorar. Es un placer poder estar en constante aprendizaje para que luego todo salga fácil.

P.: Siempre ha estado unida a Ramón Torralbo, ¿qué se deben mutuamente?

R.: Nos debemos todo. Yo, sobre todo, le debo que me haya enseñado los valores del deporte, le debo ser la persona que soy como deportista. Me cogió de la mano con once años y me ha dado su tiempo, su confianza… es mi confidente. Tenemos una relación basada en el respeto, nunca hemos discutido, y yo solo soy la imagen de algo que hemos hecho entre los dos, él ha crecido como entrenador y yo como atleta.

P.: Y eso de ser la mejor atleta española de todos los tiempos, ¿cómo se lleva?

R.: Pues es una coletilla o una frase adherida a mi nombre pero no me considero más que nadie, me siento una privilegiada por hacer lo que me gusta, porque se haya convertido en una pasión y seguir disfrutando de las competiciones.

P.: ¿Los Juegos son un buen lugar para disfrutar de una competición?

R.: La competición es igual que en un Mundial pero tienen una casuistica diferente. Compartimos Villa olímpica con otros deportistas y están el sentimiento, el espíritu olímpico, el estadio lleno apoyando dando igual tu nacionalidad, sexo, raza o religión… Todo se paraliza, es una pasada. Creo que he tenido una vida plena a nivel de Juegos Olímpicos y estos no van a ser menos, tengo que vivirlos también al 100%.

P.: ¿Cómo se comporta una veterana en la Villa Olímpica? ¿Sigue buscando fotos con otros deportistas?

R.: Hay de todo, pero la convivencia es muy respetuosa. Cuando han acabado las competiciones sí apetece, tengo ‘selfies’ con grandes figuras del deporte, pero me va a faltar Kobe Bryant, que me encanta, y la foto que tengo con él está movida (dice entre risas).

“Sería bonito que el abanderado fuera una persona que lleva 7 Juegos”

P.: ¿Se atreve con una ‘porra’ de medallas de España?

R.: No, creo que no es mi función, yo disfruto dentro del deporte, creo y quiero que todo el mundo disfrute de la competición y con eso es suficiente.

P.: Los golfistas dicen que no tienen rivales, que su rival es el campo, ¿es el listón el único rival de las saltadoras?

R.: Pues yo me llevo muy bien con el listón, antes de saltar le sonrio, le hablo… A las rivales hay que seguirlas de reojo porque además de una prueba técnica, es táctica, pero el que tiene que imponer es tu salto. Si no saltas tú, nadie va a saltar por ti.

P.: ¿Cómo se repone de un salto nulo?

R.: Aprendes a convivir con ellos, y a superarlos, es fundamental, antes era una saltadora muy insegura. Dan más emoción a la competición pero me encantaría irme algún día de la competición sin nulos y decir, hasta aquí he llegado.

P.: Hace poco retuiteó el vídeo del récord eterno de Kostadinova. ¿Se motiva con esos estratosféricos 2,09?

R.: Me encanta, ha sido el referente de mi niñez como saltadora, es increíble ese 2,09. He coincidido fuera de la pista con ella y es una señora de los pies a la cabeza, no deja de ser la reina del salto de altura y, por cierto… va a tardar en volverse a batir [el récord data de 1987]. Es prácticamente imposible, aunque he visto muchos intentos de batirlo. No míos, mi marca es 2,02 y me encantaría superarla, pero ahora la cosa está más igualada.

P.: Hablando de referentes… ¿quién cree que debería ser el abanderado de España en Río?

R.: No es algo que dependa de mí, se están barajando varios de deportes minoritarios como Mireia o Noya, y sería bonito que lo fuera una persona que lleva 7 Juegos, como ‘Chuso’ [Jesús García Bragado]. Ser un referente histórico debería darle ese paso para poder ser abanderado. Es un superviviente de esto y sigue competitivo, se tiene que valorar aunque no tenga ninguna medalla olímpica.

P.: ¿Le ilusiona la posibilidad de alcanzar el Premio Princesa de Asturias?

R.: Me haría iusión, por supuesto. Es un referente, sería precioso. Me siento muy querida por la gente, por la federación, Santander y Cantabria, que están pujando fuerte por mí y me gustaría dar respuesta a ese cariño.

P.: Mire al futuro, ¿cómo ve su deporte y cómo se ve usted?

R.: En el atletismo siempre hay futuro, pero es un deporte universal, aquí llegan todos los países y solo hay tres medallas. En mi futuro, ahora soy política, es mi quinto año y me llena muchísimo. Estudie fisioterapia pero la tengo un poco apartada y ahora he descubierto que me encanta la psicología, la voy estudiando poco a poco y es un campo con el que me gustaría estar vinculada al deporte.

P.: Y, entre tanto, se prepara para ser medallista olímpica, ¿de dónde saca el tiempo?

R.: Me levanto a las siete y me acuesto a las once, tengo una agenda fantástica, hago un montón de cosas, pero ese es el motor que me mantiene viva.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies