Fin de la democracia en Venezuela durante 60 días: Control de la Justicia y Ejercito por el Chavismos

Lasvocesdelpueblo
El líder podemita-chavista y presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Archivo lasvocesdelpueblo

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El gobierno chavista que asesora el fundador e ideólogo de Podemos de Pablo Iglesias en España, el podemita Juan Carlos Monedero Fernández, ha tomado hoy el control absoluto del Ejército, de los Tribunales de Justicia de Venezuela, poder Económico -puede cerrar empresas, enviar los empresarios a la cárcel, cambiar los convenios y contratos de trabajo…, entre otros poderes del Estado venezolano y lo hará durante 60 días. En este sentido, en una Venezuela actualmente sin luz, el presidente chavista-podemita, Nicolás Maduro, pretende hacer frente a un “golpe de Estado planeado desde el exterior”, es decir un auto-golpe de Estad y con esta escusa dispondrá de las fuerzas armadas para asegurar el orden público y controlará la distribución de alimentos; pero también emitir partidas extrapresupuestarias y suspender contratos que atenten contra los intereses del país. Barcelona, 17 de mayo 2016. Fotografía: El líder podemita-chavista y presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Archivo lasvocesdelpueblo.

El Gobierno de Venezuela ha oficializado este lunes la declaración del “estado de excepción y emergencia económica” que estará activo los próximos 60 días en todo el territorio venezolano. Esta medida surge, según el presidente Nicolás Maduro, para hacer frente a las amenazas a su Administración.

“Se declara el Estado de Excepción y Emergencia Económica (…) dadas las circunstancias de orden social, económico, político, natural y ecológico que afectan gravemente la economía nacional, el orden constitucional, la paz social, la seguridad de la nación”, ha señalado el artículo 1 de la Gaceta Oficial difundida este lunes.

Maduro ya anunció el pasado viernes su decisión de decretar un estado de excepción que le diera “el poder suficiente” para, entre otros asuntos, hacer frente a un supuesto golpe de Estado que se planea desde el exterior en su contra, y en el que estaría participando el expresidente colombiano Álvaro Uribe.

Poder militar y de seguridad

Entre las funciones “extraordinarias” que pasa a tener el Gobierno de Maduro hay varias dentro del ámbito militar y de la seguridad. Se podrá disponer de las fuerzas armadas y los órganos de seguridad ciudadana para, entre otras cosas, asegurar la “correcta distribución” de los productos de primera necesidad, en medio de la fuerte crisis de abastecimiento que sufre el país.

Asimismo, Maduro podrá “dictar medidas y ejecutar planes especiales de seguridad pública” para garantizar el sostenimiento del orden público. Según el presidente, son varias las amenazas provenientes de la oposición y del exterior que pretenden irrumpir en la vida interna del país o en las relaciones internacionales de éste.

Poder económico

Este estado de excepción y de emergencia económica tiene también, como su propio nombre indica, ciertas ventajas para el Gobierno en temas financieros. Le permite ordenar, sin someterse “a autoridades o aprobaciones de otros poderes públicos”, el desembolso de partidas extrapresupuestarias. Además, podrá aprobar contratos para la obtención de recursos financieros o aprovechar ciertos recursos estratégicos para el desarrollo económico del país.

Además, se otorga a la Cancillería la posibilidad de suspender los convenios de particulares o empresas venezolanas con entidades extranjeras en caso de considerar que estos tienen “fines políticos o de desestabilización”.

Poder judicial

Por último, durante los próximos 60 días se suspenderán las posibles sanciones contra las máximas autoridades del Poder Público y otros altos funcionarios, una medida que ya había dictado Maduro en el marco de un decreto anterior.

El decreto, oficializado este lunes, se apoya, entre otros aspectos, en la “consideración” de que el Parlamento, de mayoría opositora, supuestamente pretende “el desconocimiento de todos los Poderes Públicos” y promociona “la interrupción del periodo presidencial establecido en la Constitución por cualquier mecanismo a su alcance fuera del orden constitucional”.

A pesar de haber sido ya oficializado, el estado de excepción y emergencia económica deberá ser sometido a la consideración del Parlamento para su aprobación, y remitido al Tribunal Supremo de Justicia para dar el visto bueno a su constitucionalidad.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies