Granada no falla en la séptima visita de la Selección Española, golea 0-4 y sigue líder del grupo

Lasvocesdelpueblo
Aficionados de la selección española de fútbol momentos antes del partido ante Macedonia, correspondiente a la clasificación para el Mundial Rusia 2018, que se va a disputar esta noche en el estadio Nuevo Los Cármenes, en Granada. EFE

Agencias – Granada, una ciudad y municipio español que también es capital de la provincia homónima y ubicada en la comunidad autónoma de Andalucía, tampoco falló anoche, sábado 12 de noviembre de 2016, en la séptima visita de la selección española a la ciudad a lo largo de su historia. El Estadio Nuevo Los Cármenes estuvo prácticamente lleno este sábado para disfrutar del encuentro contra Macedonia, clasificatorio para el Mundial Rusia 2018, en una noche inolvidable que hace olvidar de forma momentánea a los aficionados al fútbol de la ciudad el triste papel que está firmando esta temporada el Granada CF. Granada (España), domingo 13 de noviembre de 2016. Fotografía: Aficionados de la selección española de fútbol momentos antes del partido ante Macedonia, correspondiente a la clasificación para el Mundial Rusia 2018, que se va a disputar esta noche en el estadio Nuevo Los Cármenes, en Granada. Efe.

Pese a que el movimiento en las taquillas del estadio fue importante durante las horas previas al choque, al final quedaron un pequeño número de localidades por despacharse, lo que no impidió que se viviera un ambiente espectacular, con más de 19.000 personas en las gradas.

El aforo habitual del estadio se vio levemente reducido porque no estuvieron disponibles las entradas de las esquinas del estadio, unas gradas supletorias para dar mayor cabida en los choques del Granada cuyos asientos no salieron a la venta en este partido.

Para tratar de disimular su vacío, sobre sus sillas azules se extendieron unas largas lonas negras.

Los banderines que la Federación entregó a cada asistente al encuentro llenaron de color una grada que no paró de animar al combinado nacional desde muchos minutos antes de que se iniciara el choque.

El animador del partido por megafonía también colaboró de forma importante en la previa del choque con sus continuas arengas al público para hacer la ola y entonar cánticos, aunque lo que de verdad despertó a la grada fue cuando sonó a todo trapo el ‘Bienvenidos’ de Miguel Ríos.

Y es que nada como buena música de uno de la tierra para despertar a la afición.

No se quiso perder nadie el partido. La lesión en el calentamiento de Igor Aleksovski, el meta macedonio que iba a ser titular, dio la oportunidad de jugar a Stole Dimitrievski, cancerbero hasta la pasada campaña del Granada y que ha defendido en infinidad de encuentros la misma meta sobre la que se colocó esta noche.

Y además, Manolo el del Bombo, que apareció al cuarto de hora del encuentro por sorpresa por uno de los fondos del estadio y ya se encargó durante el resto del choque, junto a su inseparable instrumento sonoro, de que no decayera el ambiente, de que siguiera la fiesta en la grada, en otra noche en la que Granada volvió a no fallar a la selección.

4-0. Silva dirige una goleada que mantiene firme a España en el liderato

Ficha técnica: 4 – España: De Gea; Carvajal, Nacho Fernández, Bartra, Monreal; Busquets, Koke (Isco, m.72), Thiago; Silva, Vitolo (Callejón, m.86) y Morata (Aduriz, m.60). 0 – Macedonia: Dimitrievski, Ristovski, Velkovski, Mojsov, Ristevski, Alioski; Hasani (Gjorgjev, m.86), Bardi, Spirovski (Zhuta, m.60); Nestorovski (Ibraimi, m.83); y Pandev.

Goles: 1-0, m.34: Velkovski en propia puerta. 2-0, m.63: Vitolo. 3-0, m.84: Monreal. 4-0, m.85: Aduriz. Árbitro: Robert Schörgenhofer (Austria). Amonestó a Alioski (92) por Macedonia. Incidencias: encuentro del Grupo G de la fase de clasificación al Mundial 2018, disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes, ante la presencia de 19.500 espectadores.

La selección española suplió con eficacia las numerosas bajas que sufría ante Macedonia, a la que goleó bajo el influjo de David Silva (4-0), con una conexión letal con Vitolo, que empujó a una mejoría de imagen en una gran segunda parte, para mantener el liderato del Grupo G, que queda en un pulso con Italia.

El jugador de la seleccion española Silva (d) escapa de Ristovski, de Macedonia, durante el partido correspondiente a la clasificación para el Mundial Rusia 2018 que están disputando esta noche en el estadio Nuevo Los Cármenes, en Granada. EFE
El jugador de la selección española Silva (d) escapa de Ristovski, de Macedonia, durante el partido correspondiente a la clasificación para el Mundial Rusia 2018 que están disputando esta noche en el estadio Nuevo Los Cármenes, en Granada. Efe

España se mantiene firme en su camino al Mundial de Rusia. Busca Lopetegui variantes ante esquemas similares de cada uno de sus rivales.

Las variaciones tácticas respecto a la última etapa de Vicente del Bosque se plasman con mayor agilidad, pero España no dio ante Macedonia con la tecla de inicio.

Jugó a impulsos, le faltó velocidad por momentos y presencia ofensiva en los últimos metros en el primer acto. En la segunda mitad, con el desgaste del rival, encontró el camino liderado por Silva.

La defensa de cinco de Macedonia representaba un examen repetido para la selección española de fútbol.

En esta ocasión, decidió atacarla Lopetegui con laterales. Carvajal y Monreal eran los elegidos para desequilibrar con sus apariciones ofensivas.

Las bajas condicionaban a España. Con Nacho firme en defensa, Bartra intentando tapar las carencias por altura en el juego aéreo por los indiscutibles Sergio Ramos y Piqué, más Thiago al mando en lugar de Iniesta.

El futuro de la selección española de fútbol está en las botas de Thiago. Futbolista exquisito al que el nivel de exigencia del entorno de la selección le comienza a pedir mayor eficacia.

En el Nuevo Los Cármenes dio un recital de sus virtudes. Lideró el juego, todo pasó por él e intentó aumentar su influencia en los últimos metros con pases de gol.

Con un taconazo se ganaba la ovación cambiando el sentido de la construcción, de un control orientado inventaba un regate, una maravilla en carrera por la espalda la convertía en falta en la frontal. España era Thiago y poco más.

Vitolo incansable en sus desmarques y Morata en la pelea buscaban el gol. El extremo chutó desviado nada más nacer el encuentro, cuando Macedonia perdonaba la acción más clara.

Un balón peinado dejaba solo a Mojsov, un central al que se le hizo de noche ante De Gea y cabeceó al muñeco. Era un aviso y no sería el único porque la selección española de fútbol hacía aguas en el juego aéreo. A los 20 minutos Pandev remataba de testa completamente solo en el punto de penalti y acariciaba el poste.

Avisados del castigo que podía llegar si no se mantenía la concentración, los hombres de Lopetegui reaccionaron en minutos de arreones.

De nuevo hasta ocho córners desaprovechados en el primer acto. Ni las acciones ensayadas generaron peligro. Lo creo Morata que comenzó chutando cruzado y vio como la más clara, un mano a mano ante Dimitrievski, se lo sacaba rápido el portero y Silva se topaba con la defensa cuando buscaba marcar del rechace.

Tuvo una tercera Morata, que chutó mal y centrado tras pase de Silva, y se vio involucrado en la acción de fortuna que desequilibró la balanza hacia España. Buscó el remate al centro de Carvajal y acabó provocando que los centrales macedonios se molestasen. Velkovski remató sin querer a la red de su portería.

Restaban diez minutos al descanso en los que el partido bajó en intensidad. España imprecisa con balón pasó a aburrir. Era una imagen que no podía permitirse y en la segunda mitad lo contrarrestó.

Fue cuando Silva, hoy capitán, se echó al equipo a sus espaldas y explotó una conexión isleña con Vitolo en estado de gracia con la selección española.

Siempre apura a línea de fondo, genera desequilibrio en cada una de sus acciones. Morata pudo sentenciar nada más arrancar, pero cuando armaba la pierna fue trabado y remató en semifallo. Quedó tocado de esa acción y tras minutos cojeando dejó su puesto a Aduriz.

La defensa de circunstancias española dejó algún error de puro nerviosismo. El mayor peligro de Macedonia es el contragolpe y apenas lo explotó.

Se encontró con una falta de entendimiento entre De Gea y Bartra, que acabó despejando al rival, pero Hasani no encontró puerta.

Aparecía en escena la necesidad de sentenciar y España pisó el acelerador. Vitolo encaró, desbordó y regaló el gol a Silva que remató mal con todo para marcar.

Se gustaban ambos en acciones en los que nadie chutaba y parecían querer entrar en la portería con el balón. Fue a los 63 minutos cuando llegó el premio en una acción colectiva con detalles repletos de calidad.

Nació la jugada en taconazo de Busquets, siguió con regate de tacón de Thiago, pase al espacio de Busi y asistencia de Silva. Vitolo en el segundo palo extendía su racha goleadora tras marcar en Italia.

Con todo perdido Macedonia buscó el gol a la desesperada pero se topó con De Gea. El segundo paradón de la noche lo dejó con una estirada al disparo potente y colocado de Bardi. Dio paso a una recta final en la que España devoró los espacios.

Los laterales fabricaron el tercero, con centro de Carvajal y remate de zurda cruzado imparable de Monreal.

Y un minuto después, en el 85, Aduriz se convertía en el jugador más veterano en marcar con la Roja tras una nueva acción de Silva que Vitolo dejó pasar por debajo de sus piernas.

Granada ovacionó a Isco cuando saltó al césped y enloqueció con el guiño de Lopetegui a un jugador de Motril como Callejón.

Aduriz: “El equipo lo ha hecho bien ante un rival que se ha encerrado mucho”

El delantero Aritz Aduriz cree que la selección española “lo ha hecho bien ante un rival que se ha encerrado mucho” en la victoria lograda esta noche por 4-0 ante Macedonia en el Estadio Nuevo Los Cármenes de Granada.

“Estamos contentos porque lo importante era sacar los tres puntos y el equipo lo ha hecho bien ante un rival que se ha encerrado mucho”, explicó Aduriz en la zona mixta tras el encuentro.

El delantero de la selección española Ariz Aduriz (c) celebra tras marcar el cuarto gol ante Macedonia, en el partido correspondiente a la clasificación para el Mundial Rusia 2018 disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes, en Granada. EFE
El delantero de la selección española Ariz Aduriz (c) celebra tras marcar el cuarto gol ante Macedonia, en el partido correspondiente a la clasificación para el Mundial Rusia 2018 disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes, en Granada. Efe

El delantero del Athletic, autor de uno de los tantos del encuentro, indicó que “cuando sales y la gente se alegra, siempre te da un pequeño empujón”, aunque pidió “darle valor al trabajo que hacen todos los compañeros”.

“El reto que me marco con España es entrenar bien mañana, y pasado, y seguir disfrutando del presente”, agregó.

Sobre cómo queda el grupo tras esta jornada, reconoció que por arriba “anda muy igualado porque sólo se clasifica el primero y se puede decidir por detalles, por lo que hay que estar muy atentos”.

“Tenemos que pensar en nosotros mismos, en seguir ganando nuestros partidos”, sentenció Aduriz

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies