Iago Aspas Juncal culmina la rebeldía del Celta ante FC Barcelona en el último minuto (3-3) en Vigo

.El Celta, con fe pero con menos frescura, mantuvo su plan de ir a por el tercer tanto, enérgico, encerrando al rival, con disparos de Araujo, de Javi Galán y uno final de Aspas desde fuera del área en el último minuto para empatar el partido, colofón a un enorme acto de rebeldía futbolística en Balaídos.
.Incidencias: Encuentro correspondiente a la décimo tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Abanca Balaídos ante 13.146 espectadores. El RC Celta homenajeó antes del inicio del partido al exportero Sergio Álvarez, que hizo el saque de honor.

OTOGRAFÍA. VIGO (ESPAÑA), 06.11.2021. Los jugadores del Celta celebran el tercer gol de su equipo ante el Barcelona durante el partido de La Liga disputado en el estadio de Balaídos. Efe

Efe.- Vigo (España), sábado 3 de noviembre de 2021. Un gol de Iago Aspas en el último minuto culminó el acto de rebeldía del RC Celta en Balaídos para empatar ante el FC Barcelona (3-3) un partido que perdía por tres goles en el descanso, tras una primera parte de enorme pegada del conjunto catalán, que acabó acusando las bajas por lesión de Ansu Fati, Eric García y Nico González.

Sergi Barjuan mantuvo en su despedida el equipo que había ganado en Kiev. Necesitó poco para someter al Celta durante el primer tiempo, un equipo ausente, irreconocible, pese a que a los dos minutos Aspas falló solo ante Ter Stegen.

Respondió de inmediato el Barcelona. Dos aproximaciones, dos goles. Sin tener un dominio pleno, su pegada fue demoledora.

FOTOGRAFÍA. VIGO (ESPAÑA), 06.11.2021. El delantero del Celta, Iago Aspas celebra el tercer gol de su equipo ante el Barcelona durante el partido de LaLiga disputado en el estadio de Balaído. Efe

En una acción mal defendida por el Celta, Ansu Fasti sacó un botín grandioso. Recogió un pase de Jordi Alba, se plantó ante Hugo Mallo y, también con Tapia delante, sacó un tiro seco, un gol sorprendente extraño para Dituro.

La siguiente ocasión también fue letal. Nico González regateó a Denis Suárez, se fue hasta la línea de fondo, pasó el balón hacia atrás y desde fuera del área Busquets clavó la pelota dentro de la portería. Dos lanzamientos, dos tantos.

El Barcelona se acomodó bien al guión del partido. Con espacios entre las líneas, pudo moverse con soltura. Ansu Fati volvió a intentarlo mediada la primera mitad.

El Celta mostró su peor versión en ataque. Nula profundidad, poco desborde, escasa pegada. Apenas tuvo oportunidades: Aspas probó con un tiro de falta; Tapia llegó forzado para rematar un saque de esquina.

La falta de puntería celeste contrastó con la eficacia catalana. El Celta estuvo lento para detener al Barcelona.

En una jugada de tiralíneas, hilada a la perfección desde atrás con varios pases cortos, con la jerarquía de Nico González para desequilibrar, Memphis cabeceó un centro de Jordi Alba.

Ese tercer gol fue un relámpago que deslumbró Balaídos en un primer tiempo brillante del Barcelona, solo manchado por la lesión muscular de Ansu Fati.

El Celta abrió la segunda mitad con otro ritmo, un equipo más vivo, veloz, mucho más vertical. Tapia avisó a los dos minutos con un peligroso disparo que frenó Lenglet.

Poco después, en un ataque celeste vertiginoso, el balón llegó hasta la izquierda, por donde apareció Javi Galán: chutó con fuerza, Ter Stegen despejó mal y Aspas aprovechó el regalo para marcar.

Esa intensidad inicial del equipo de Eduardo Coudet flaqueó, pese a que siguió dominando. Se apoderó de la pelota, puso en problemas al Barcelona, pero no creo mucho peligro.

El conjunto catalán se desinfló sin Ansu Fati y sin Nico González, también lesionado. Volvió a apretar el Celta: Galhardo pidió penalti de Mingueza, el árbitro anuló por mano un gol de Nolito.

La resistencia visitante quebró con un centro de Cervi que cabeceó a gol Nolito.

El Barcelona reaccionó a ese gol. Consiguió frenar por momentos el empuje del Celta. Y se aproximó a la portería gallega con un tiro lejano de Riqui Puig o un disparo al travesaño de De Jong.

El Celta, con fe pero con menos frescura, mantuvo su plan de ir a por el tercer tanto, enérgico, encerrando al rival, con disparos de Araujo, de Javi Galán y uno final de Aspas desde fuera del área en el último minuto para empatar el partido, colofón a un enorme acto de rebeldía futbolística en Balaídos.

Ficha técnica:

3. RC Celta de Vigo: Dituro; Hugo Mallo (Kevin, min. 45), Aidoo, Murillo (Araujo, min. 69), Javi Galán; Tapia (Cervi, min. 65); Solari (Beltrán, min. 45), Denis Suárez, Nolito; Aspas y Galhardo

3. FC Barcelona: Ter Stegen; Mingueza, Eric García (Araujo, min. 45), Lenglet, Jordi Alba; Nico González (Riqui Puig, min. 58), Busquets, De Jong; Gavi (Abde, min. 79), Memphis, Ansu Fati (Balde, min. 45)

Goles: 0-1 Ansu Fati min. 4; 0-2 Busquets, min. 17; 0-3 Memphis (min. 34); 1-3 Aspas (min. 51); 2-3 Nolito (min. 73); 3-3 Aspas (min. 96)

Árbitro: Hernández Hernández (colegio canario). Amonestó a Solari (min. 37), a Tapia (min. 55) por parte del Celta; a Eric García (min. 29), Busquets (min. 88), Ter Stegen (min. 92), Abde (min. 94) y De Jong (min. 95) por parte del Barcelona

Incidencias: Encuentro correspondiente a la décimo tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Abanca Balaídos ante 13.146 espectadores. El RC Celta homenajeó antes del inicio del partido al exportero Sergio Álvarez, que hizo el saque de honor.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot