José Luis Ábalos y Adriana Lastra, dos personas con más poder en el PSOE de Sánchez

Pedro Sánchez (c), reelegido en primarias como secretario general del PSOE, acompañado por los diputados Adriana Lastra y José Luis Ábalos, a su llegada esta mañana a la sede del partido donde se reúne hoy con los trabajadores de la sede federal. Efe.

Efe – Fueron sus dos coordinadores de campaña en las primarias y están llamados a seguir siendo el tándem político de confianza con el que Pedro Sánchez dirija el PSOE en su nueva etapa: José Luis Ábalos y Adriana Lastra, “tanto monta, monta tanto”, aseguran en el entorno del secretario general. Madrid (España), lunes 5 de junio de 2017. Fotografía: José Luis Ábalos (d) y Adriana Lastra (i) junto al nuevo secretario general del PSOE,Pedro Sánchez (c). Archivo Efe.

Artífices los dos de la ‘resurrección’ del líder socialista, diputados ambos en el Congreso, Ábalos y Lastra ocuparán con toda probabilidad los dos puestos con mayor capacidad de decisión en el organigrama del PSOE, el de número dos en el partido y el de portavoz parlamentario, aunque a día de hoy es una incógnita cuál será para cada uno.

La experiencia orgánica del valenciano le avala como nuevo secretario de Organización, mientras que el papel de portavoz de la candidatura de Sánchez ejecutado por Lastra durante la campaña de primarias la sitúan a ella más cerca de la portavocía en el Congreso.

Sin embargo, el nombramiento hace unos días de Ábalos como portavoz parlamentario provisional podría alterar ese reparto, si Sánchez considera que la acogida favorable que éste ha tenido en el grupo y las buenas relaciones que es capaz de mantener, no solo con los diputados socialistas más alejados de su órbita, sino también con el resto de grupos, le hacen una persona más idónea que Lastra para ocupar ese cargo.

Secretario provincial del PSOE de Valencia desde 2012 y vicesecretario general del PSPV-PSOE entre 2000 y 2004, Ábalos capitaneó el abrumador resultado, por encima del 63 % que obtuvo Sánchez en la Comunidad Valenciana en las primarias del 21 de mayo.

Afable, flexible, negociador nato, su perfil contrasta con el más vehemente y combativo de Lastra, aunque en los dos últimos meses, más allá de sus propias bromas -“Pin y Pon” o “el punto y la i”, se reían de la imagen de sí mismos que proyectaban siempre juntos- han demostrado que su tándem se complementa y funciona.

Tanto Ábalos, de 57 años, como Lastra, de 38, animaron a Sánchez a que intentara recuperar las riendas del partido cuando sus anteriores apoyos le dieron la espalda y a él le flaquearon las fuerzas.

Los dos le organizaron sus primeros actos multitudinarios de reaparición ante los militantes a finales del año pasado y flanqueado por ellos volvió el 24 de mayo a ocupar su despacho de secretario general en la cuarta planta de Ferraz.

Ninguno de ellos, sin embargo, forma parte del grupo de los “diputados del no”, ya que los dos se abstuvieron -“por imperativo”, dijo ella- en la investidura de Mariano Rajoy, lo que les sitúa dentro de la cultura del partido.

En él Lastra ya era líder con 21 años de las Juventudes Socialistas de Asturias cuando ayudó a aupar al que fuera su mentor político y hoy adversario interno, Javier Fernández, a la Secretaría General de la Federación Socialista Asturiana en el año 2000.

Ahora, con Fernández de retirada y la federación asturiana bajo su control se define como “mujer de palabra” a la hora de asegurar que no optará a ocupar su lugar, como tampoco Ábalos, comunista en su juventud y afiliado al PSOE en 1981, aspira a desalojar a Ximo Puig en el próximo Congreso Regional.

Su sitio está de momento junto a Pedro Sánchez, igual que el de otros nombres confirmados en las últimas horas, como el del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el del secretario de Organización de los socialistas navarros, Santos Cerdán.

Está por ver qué cargo ocupan, igual que el andaluz Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, la exministra Carmen Calvo, el economista Manuel Escudero, el sociólogo José Felix Tezanos y la dirigente del PSC Nuria Parlon.

A la espera de la respuesta de Patxi López a la oferta de Sánchez de ocupar también un puesto en la ejecutiva, aguardan su turno en la cadena de cambios los llamados “diputados del no”: Odón Elorza, Susana Sumelzo, Margarita Robles, Zaida Cantera, Sofía Hernanz, Luz Martínez Seijo, Rocío de Frutos y Pere Joan Pons.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot