Juicio contra el «rey de los gitanos», Sinaí Giménez

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. PONTEVEDRA (ESPAÑA), 25.06.2019. Juicio contra el conocido como "Rey de los gitanos" de Galicia, Sinaí Giménez, y otras cinco personas, la mayoría familiares suyos, acusados de provocar un altercado en los exteriores de los juzgados de Tui en el que resultaron heridos un abogado y varios guardias civiles. En la foto el hermano de Sinaí, Marino (d), acompañado de su abogado Marcos García Montes (2i). Efe

Efe – La Fiscalía pide penas de cárcel para los seis acusados por el tumulto de Tui que oscilan entre seis años y medio y un año y medio. El altercado en cuestión se produjo tras la puesta en libertad con cargos, en abril de 2014, de los dos detenidos por el asalto a la casa del patriarca del clan conocido como los “Morones”, Olegario Giménez, un guardia civil y un agente forestal. Pontevedra (España), martes 25 de junio de 2019. 

El juicio contra el conocido como “rey de los gitanos” de Galicia, Sinaí Giménez, y otras cinco personas, acusados de provocar un altercado en los exteriores de los juzgados de Tui en el que fueron agredidos un abogado y varios guardias civiles, ha sido aplazado por la incomparecencia de tres encausados.

No han asistido al Juzgado de lo Penal 1 de Pontevedra tres de los hermanos de Sinaí, Marino, Consuelo y Juan Paulo Giménez, este último buscado por las fuerzas de seguridad como sospechoso de ser el autor material de un tiroteo en una fiesta de pedida de mano en O Porriño en el que resultaron heridos dos jóvenes de la colectividad gitana de los “Zamoranos”.

El juicio ha quedado aplazado para los días 16 y 17 de octubre. Ante la incomparecencia de estos tres acusados, el titular del juzgado pontevedrés ha adoptado diferentes decisiones.

El juez ha dictado una requisitoria de busca y captura para Juan Paulo, quien ya tiene activada una a nivel europeo, para que ingrese en prisión, mientras que los letrados de Marino han explicado que sus condiciones físicas (300 kilos y una lesión en la rodilla) le impedían venir al juzgado.

Este hecho, según el titular del juzgado, no justifica su ausencia y, por lo tanto, ha emitido una orden de detención contra él. Con respecto a la tercera de los hermanos, Consuelo Giménez, la mujer ha presentado informes médicos que acreditan que no está en condiciones de acudir al juicio, tras haber estado ingresada en el hospital durante la última semana.

En su caso, el juez ha ordenado que un forense acuda a su domicilio para valorar su estado de salud. Si éste no reviste gravedad y, por lo tanto, no le exime de sentarse en el banquillo, se dictaría un requerimiento para su ingreso en prisión.

La Fiscalía pide penas de cárcel para los seis acusados por el tumulto de Tui que oscilan entre seis años y medio y un año y medio. El altercado en cuestión se produjo tras la puesta en libertad con cargos, en abril de 2014, de los dos detenidos por el asalto a la casa del patriarca del clan conocido como los “Morones”, Olegario Giménez, un guardia civil y un agente forestal.

Entonces se vivieron momentos de gran tensión, con intercambio de golpes entre familiares y amigos del patriarca gitano y agentes de la benemérita a la salida del abogado del guardia civil J.A.P.G. y el agente forestal A.P.G., quien recibió varias patadas y fue evacuado en ambulancia.

Tras conocer la resolución de la jueza de Tui, los ánimos se fueron caldeando tras una larga tarde de espera y comenzaron a proliferar los gritos de “justicia”, “asesinos”, “corruptos” y “racistas”, hasta que se produjo el tumulto.

El entonces Rey de los Gitanos tuvo que interceder y ordenar la retirada de familiares y amigos de los exteriores de los juzgados, con lo que los dos asaltantes pudieron acceder, escoltados por un amplio dispositivo policial, al vehículo que los esperaba sin mayores problemas.

Con ocasión de la celebración hoy y mañana del juicio por estos incidentes el decanato de los Juzgados de Pontevedra había organizado un dispositivo especial de seguridad. En los exteriores de los juzgados de Pontevedra se han desplegado una veintena de agentes de la Policía, el doble de las personas concentradas que apoyaban a los “Morones”.

A su llegada a los juzgados, Sinaí Giménez ha explicado que todos los miembros de su familia están “tranquilos” ante los juicios que tienen pendientes porque “sé que nada de lo que se dice es cierto” y, ante la gran presencia de medios de comunicación, ha comentado que la presión mediática “la aguanto perfectamente”.

Éste era el primero de los dos juicios que afrontarán miembros del clan de los “Morones”, ya que para la próxima semana está fijada la vista oral por una reyerta entre estos e integrantes de los gitanos “Zamoranos” en el mercadillo de Cangas en octubre de 2015.

La Fiscalía pide por estos hechos concretos una pena de 14 años de cárcel para Sinaí Giménez por su implicación en una reyerta tumultuaria en la que ambos bandos se golpearon mutuamente con barras de hierro.

El ministerio público también pide cárcel, concretamente 10 años y 6 meses, para la hermana de Sinaí, María Consuelo, y 3 años y 6 meses para Enrique León, Javier Duval y José Luis Jiménez, estos últimos del clan de los Zamoranos.

Para el resto de acusados, hasta doce, la Fiscalía solicita una pena de tres meses de multa con una cuota diaria de 10 euros. En concepto de responsabilidad civil, pide el pago de indemnizaciones cruzadas entre agresores y a su vez agredidos por los daños causados, en algunos casos traumatismos craneoencefálicos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies