Juzgan a los yihadistas que intentaron captar a presos de la cárcel de Valdemoro

.En la celda del principal acusado se encontró una tarjeta SD con vídeos que llamaban al suicidio a favor de la yihad y otro material de contenido yihadista

FOTOGRAFÍA. ADRID (ESPAÑA), 18.01.2021.  Fachada de la Audiencia Nacional, donde se juzga desde este lunes a un presunto grupo de yihadistas que intentaron captar a presos de la cárcel de Valdemoro, en la que cumplían condena por distintos delitos, para cometer atentados cuando salieran en libertad. Efe 

Efe – La Audiencia Nacional juzga desde este lunes a un presunto grupo de yihadistas que intentaron captar a presos de la cárcel de Valdemoro, en la que ellos cumplían condena por distintos delitos, para cometer atentados cuando salieran en libertad. Madrid (España), lunes 18 de enero de 2021.

Suleyman E.M. es el principal acusado en este juicio, en el que también se sienta en el banquillo un funcionario de la prisión, quien habría introducido un móvil en la cárcel para el líder de la célula a cambio de dinero.

El fiscal pide 15 años de cárcel para él y penas que van hasta los 11 años de prisión para el resto de la célula, que, según su escrito, tenía un “grado alto de radicalización religiosa” y se hacía temer en la prisión “por su carácter violento”, con el que obligaba a otros reclusos a unirse a sus actividades religiosas.

Dirigidos por Suleyman E.M. se dedicaban a adoctrinar y a captar a presos con perfiles próximos a la exclusión social por sus problemas psicológicos o su adicción a las drogas para incorporarlos a sus planes, para los que también habían ideado la compra de armas y explosivos.

Hasta en dos ocasiones contactaron con presos que estaban próximos a quedar en libertad para ofrecerles dinero para que cometieran atentados.

En la primera, siempre según el fiscal, Omar B., Mohamed Ch. y Chakir A. contactaron con un interno en el gimnasio, le plantearon que tenían un contacto en el Dáesh y le ofrecieron 4.000 euros al mes hasta que cometiera un atentado y hasta medio millón para su familia.

Al no aceptar, otro acusado, Mohamed R.E.K., y Omar B. le dieron una paliza.

Tras este fracaso, el grupo ofreció a otro interno medio millón de euros a cambio de que llevara una mochila con bombas a diferentes puntos de Madrid a su salida de prisión.

En la celda del principal acusado se encontró una tarjeta SD con vídeos que llamaban al suicidio a favor de la yihad y otro material de contenido yihadista.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot