La abogada Arantza Zulueta tenía un Pendrive con la “ubicación exacta de un zulo de ETA”

.Este procedimiento se dirige contra ocho supuestos miembros del brazo jurídico de ETA, que supuestamente lideraba Zulueta, para quien la Fiscalía pide 19 años de cárcel por integración en organización terrorista en condición de dirigente y por depósito de armas y explosivos

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 14.07.2021. La abogada y acusada Arantza Zulueta (i), conocido como «Halboka», llega a los juzgados de la Audiencia Nacional junto al resto de acusados con motivo del juicio a nueve acusados de integrar el considerado frente jurídico de la banda terrorista separatista y comunista ETA del asesino Arnaldo Otegui (EH Bildu), este lunes en San Fernando de Henares (Madrid). Efe 

Efe.- Madrid (España), miércoles 14 de julio de 2021. Un guardia civil ha asegurado este miércoles en el juicio contra el aparato jurídico de ETA que los agentes encontraron en el despacho de la principal acusada, la abogada Arantza Zulueta, un pendrive con la ubicación exacta de un zulo de la banda con armas y explosivos en el monte Jara francés.

Así lo ha testificado en la Audiencia Nacional, donde ha relatado que el pendrive “cayó al mover un cuadro” del despacho de Zulueta registrado por los agentes de la Guardia Civil en 2010.

Con su testimonio y el de otro compañero, la Audiencia Nacional ha celebrado este miércoles la segunda sesión del juicio por el “sumario 13/13”.

Este procedimiento se dirige contra ocho supuestos miembros del brazo jurídico de ETA, que supuestamente lideraba Zulueta, para quien la Fiscalía pide 19 años de cárcel por integración en organización terrorista en condición de dirigente y por depósito de armas y explosivos.

Para el resto de acusados, entre los que se encuentra el abogado Jon Enparantza, el Ministerio Público solicita entre 7 y 12 años de prisión por su presunta pertenencia a ETA o colaboración con la banda.

Se trata de Naia Zurriarain, Julen Celarain, Iker Sarriegui, Saioa Aguirre y Nerea Redondo.

El secretario del atestado policial y coautor del primer “Informe Halboka” de 2008 ha afirmado que la ubicación encontrada en el pendrive intervenido en el despacho de Zulueta se correspondía “al metro” con el lugar en el que hallaron un zulo con “armas largas -entre ellas un fusil AK-47-, cortas y sustancias explosivas” en el monte Jara francés.

Uno de los guardias civiles que participaron en 2010 en el registro de este bufete, sito en la calle Elcano de Bilbao, ha asegurado que dos pendrives cayeron “al mover un cuadro” de la pared del despacho en el que trabajaba Arantza Zulueta.

Ante esta acusación, la supuesta líder del aparato jurídico de ETA denunció en su declaración del pasado martes irregularidades en la actuación de los agentes durante el registro. “Fue un desastre. Esos pendrives no estaban allí”, subrayó ante el tribunal.

Zulueta, tras negar su pertenencia a la banda terrorista, remarcó que “nunca” había visto ni tocado un arma. “Que encuentren alguna huella mía en ese zulo”, añadió.

Uno de los agentes que han comparecido como testigos ha detallado que en el registro del domicilio de la principal acusada intervinieron otros dispositivos electrónicos escondidos en la funda de una tabla de surf, una caja de medicamentos o un aspirador de mano.

“No sé si contenían información relevante para la causa, pero la ocultación nos llamó mucho la atención”, ha señalado.

Por su parte, el secretario del atestado policial de este “sumario 13/13” ha explicado en relación al “Informe Halboka” que abrió las investigaciones que este brazo de ETA no solo ejercía funciones jurídicas, sino que también gestionaba huidas de prisión de miembros de la banda o gestionaba el cobro del impuesto revolucionario.

El juicio continuará el próximo 26 de julio con la declaración de otros testigos y guardias civiles.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot