La Generalidad amplia a presos golpistas Junqueras y Romeva los días de permiso por COVID 19

FOTOGRAFÍA. BARCELONA (ESPAÑA), AÑO 2017. El líder de ERC, Oriol Junqueras. Efe

Efe – La junta de tratamiento de la cárcel de Lledoners ha ampliado a los exconsellers Oriol Junqueras y Raül Romeva los días de permiso para trabajar por el artículo 100.2 para que recuperen las horas que no han podido salir debido al confinamiento por el coronavirus. Barcelona (España), jueves 7 de mayo de 2020.

Según ha informado el Departamento de Justicia, a Junqueras y a Romeva, que hasta ahora tenían permitido salir seis horas diarias tres días a la semana, se les autorizará a abandonar la prisión durante cuatro días hasta un máximo de 10 y 12 horas, respectivamente, para ir a trabajar.

A Junqueras, que desde el inicio del confinamiento no ha podido reanudar sus salidas laborales en la Universidad de Vic porque el centro estaba cerrado por la COVID-19, se le ha autorizado a cambiar de lugar de trabajo: ahora desarrollará su labor de investigación universitaria en el monasterio de Poblet, en Vimbodí i Poblet (Tarragona)

Por su parte, a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, que tenía autorizado salir tres días a la semana durante nueve horas, la cárcel de Mas d’Enric le permite hacerlo ahora durante doce horas, en su caso por una modificación horaria planteada por la asociación donde lleva a cabo labores de voluntariado.

Raül Romeva, que tiene autorizado salir para trabajar en una asociación privada en el marco de un proyecto vinculado a los acuerdos de paz de Dayton que pusieron fin a la guerra de Bosnia, seguirá con el mismo empleo, aunque se le ha modificado el contrato para ampliarle el horario.

La decisión de las juntas de tratamiento de los centros de Lledoners (Sant Joan de Vilatorrada, Barcelona) y Mas d’Enric (El Catllar, Tarragona) puede ser recurrida por la Fiscalía, pero es la Audiencia de Barcelona la que tiene la última palabra al respecto.

Las salidas por el 100.2 bajo el estado de alarma están condicionadas a que el centro de trabajo donde está destinado el recluso haya reanudado su actividad y permanezca abierto, así como que el interno acceda a desplazarse al mismo.

Pese a que en la fase más restrictiva del confinamiento se suspendieron las salidas de los políticos presos, los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Dolors Bassa, Joaquim Forn y al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, pudieron retomar hace semanas su actividad laboral fuera de las cárceles.

Esta medida no se aplica a los internos a quienes, previamente al estado de alarma, tenían permitidas salidas para cuidar de familiares o llevar a cabo tareas de voluntariado, como es el caso del expresidente de la ANC Jordi Sánchez, debido a las medidas de confinamiento.

Sin embargo, en el caso de Forcadell, la junta de tratamiento ha acordado autorizarle a salir para hacer voluntariado después de que el Govern haya pedido que la región sanitaria del Camp de Tarragona, donde se encuentra la prisión de Mas d’Enric, pase a la fase 1 del desconfinamiento el próximo lunes, lo que permite desplazarse dentro de la misma área sanitaria.

Los presos que acuden a sus puestos de trabajo en el exterior durante la emergencia sanitaria no pueden compartir espacio ni estar en contacto con otros reclusos que no hayan disfrutado de permisos cuando regresan por las noches a las cárceles, una estrategia para evitar la propagación de la COVID-19 dentro de los recintos penitenciarios.

Esta ampliación de permisos por parte de las juntas de tratamiento de Lledoners y Mas d’Enric llega el día después que el Tribunal Constitucional haya admitido a trámite los recursos interpuestos por nueve de los doce líderes del 1-O, abriendo así la vía para revisar la sentencia del Constitucional, aunque ha rechazado por el momento dejar en suspenso las penas de prisión.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot