La Policía de EEUU con rodilla en el suelo por la muerte de George Floyd ante presiones comunistas

Redacción – El negro George Floyd ni era un santo ni era un ejemplo para los negros o blancos estadounidenses antes de su muerte durante la detención policial. Floyd ha sido preso durante 4 largos años y su detención se produjo tras un reporte de un billete falso de 20 dólares, un total de 17,65 euro, en una tienda de comestibles a la Policía Local de Minneapolis (Minnesota). Y culminó con la muerte de George Floyd, un negro estadounidense de 46 años, después de ser arrestado por la policía en Minneapolis. Testigos difundieron el vídeo de su detención que facilitamos. Los ángeles (Estados Unidos de América), viernes 5 de mayo de 2020. 

VÍDEO. Minneapolis (Minnesota), 25.05.200.

 

Ante la presión mediática globalista de los comunistas, el profesional de Policía del Estado Minnesota, Derek Chauvin, y su familia deben pagar el precio más alto. Y es que, ante toda la sociedad estadounidense y resto del mundo, los comunistas intentan vender que Estados Unidos de América es un país racista con represión por opinar y expresarse y el profesional Derek Chauvin se ha convertido en el mayor criminal que pueda existir en Estados Unidos y en toda la planeta tierra.

De hecho, los estadounidenses piden su cabeza como si se tratase del autor de la masacre de los atentados del 11S. Derek Chauvin, es un profesional de Policía del país más importante del mundo y está recibiendo el trato de un  bin ‘Awad bin Lādin (Osama bin Laden) o un líder del la banda terrorista yihadista Estado Islámico de Irak y del Levante (EIL), en sus siglas inglesas (ISIS) o en sus siglas árabes (DAESH). 

Lo único que se seba de dicha detención policial es que en algún momento de la detención de este delincuente, ya juzgado y condenado varias veces por la Justicia estadounidense, un de los profesionales de Policía estadounidense de raza blanca, tenía la rodilla en el cuello del detenido.

Se sabrá pronto todo durante el juicio aunque se haya filtrado parte de la autopsia. Las dos autopsias realizadas al afroamericano George Floyd (la oficial y la independiente) han arrojado la misma conclusión: su muerte a manos de policías hace una semana fue un homicidio. Difieren, sin embargo, en qué causó el homicidio; mientras la autopsia contratada por la familia apunta a una muerte por “asfixia”, la del forense del condado habla de un “paro cardiorrespiratorio” ocurrido mientras le inmovilizaban, recoge Efe.

Sea como sea, la coincidencia de ambas autopsias en el homicidio estrecha el cerco sobre los cuatro ex policías implicados -solo uno de ellos imputado y en prisión-, cuyo procesamiento es hoy por hoy el principal reclamo de las protestas raciales.

Tras hacer pública la autopsia independiente, los familiares de Floyd reclamaron que a Dereck Chauvin, el único detenido bajo los cargos de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente en segundo grado, se le amplíe la acusación a homicidio en primer grado.

Respecto al resto de policías implicados, pidieron que se les procese “todo lo que permita la ley”. “La causa de la muerte, en mi opinión, es asfixia por la presión al cuello”, dijo el doctor Michael Baden, exforense de Nueva York y uno de los médicos encargados de la autopsia independiente, que también aseguró que ninguna patología previa influyó en el deceso.

El abogado de la familia Floyd, Benjamin Crump, acusó, autopsia en mano, a los agentes de “matarlo con una rodilla en su cuello durante casi nueve minutos y dos rodillas en su espalda, presionándole los pulmones”. Crump dijo que la ambulancia a la que subieron inconsciente a Floyd “fue su coche fúnebre”. La otra autopsia, la del condado de Hennepin, apunta a que Floyd murió por “un paro cardiorrespiratorio cuando estaba siendo sometido por agentes policiales”.

El informe forense cita que Floyd sufría problemas cardíacos y también que en el momento de su muerte estaba bajo los efectos de una intoxicación por fentanilo, aunque no hace un vínculo directo entre estos factores y su deceso. Estos hallazgos están en ya manos del fiscal del estado, Keith Ellison, que asumió el caso hace 24 horas tras apartar al cuestionado fiscal del condado y que ahora deberá decidir si los informes bastan para ordena la captura de los otros tres agentes.

Detener a estos tres agentes se ha convertido, precisamente, en el clamor de las protestas por la muerte de Floyd, que esta semana han dado la vuelta al mundo y que han derivado en ocasiones en los mayores disturbios raciales del siglo en Estados Unidos. En Minesota, miles de personas trasladaron de Mineápolis a las puertas de la mansión del gobernador, en Saint Paul, sus reivindicaciones. “Ha caído uno, faltan tres” o “Encerrad a los 4 asesinos” fueron algunas de las proclamas.

Ante la presión mediática globalista de los comunistas, el profesional de Policía del Estado Minnesota, Derek Chauvin, y su familia deben pagar el precio más alto. Y es que, ante toda la sociedad estadounidense y resto del mundo, los comunistas intentan vender que Estados Unidos de América es un país racista con represión por opinar y expresarse y el profesional Derek Chauvin se ha convertido en el mayor criminal que pueda existir en Estados Unidos y en toda la planeta tierra.

De hecho, los estadounidenses piden su cabeza como si se tratase del autor de la masacre de los atentados del 11S. Derek Chauvin, es un profesional de Policía del país más importante del mundo y está recibiendo el trato de un  bin ‘Awad bin Lādin (Osama bin Laden) o un líder del la banda terrorista yihadista Estado Islámico de Irak y del Levante (EIL), en sus siglas inglesas (ISIS) o en sus siglas árabes (DAESH). 

INJUSTICIA CONTRA UN PROFESIONAL DE POLICÍA

El agente de Policía de Minnesota Derek Chauvin, ya expulsado del Cuerpo deberá enfrentarse el resto de su vida al terror de los terroristas callejeros antifascistas, anarquistas, comunistas y resto de enemigos de la libertad que intenten acabar con la libertad en el país más democrático y libre de la planeta tierra.

El fiscal general del estado de Minnesota (EE.UU.), Keith Ellison, explicó este jueves en una comparecencia ante periodistas que decidió elevar la acusación contra Chauvin al cargo de asesinato en segundo grado, tras haber sido imputado el pasado 29 de mayo de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente. El fiscal presentó cargos contra los expolicías Tou Thao, J. Alexander Kueng y Thomas Lane, presentes durante la detención de Floyd, por ayudar e instigar el asesinato en segundo grado.

Horas después, medios locales difundieron fotografías de los tres expolicías bajo custodia policial, vestidos con un uniforme naranja y una camiseta oscura debajo. CNN reveló, citando registros penitenciarios, que Lane y Thao fueron procesados en la cárcel del condado de Hennepin, mientras que Kueng se había entregado horas antes, dijo su abogado Thomas Plunkett a la cadena estadounidense.

TEATRILLO COMUNISTA EN EEUU

Según recoge Efe, con una rodilla en el suelo, rostros afligidos y gestos de disculpa. Así han tratado de pedir perdón un centenar de policías en EE.UU. durante la oleada de protestas tras el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un agente de Mineápolis. 

Las ciudades de Los Ángeles (California), Portland (Oregón), Miami (Florida), Santa Cruz (California), Nueva York, Des Moines (Iowa) y Washington D.C., entre otros lugares, han sido escenario de episodios de este tipo, en los que los agentes de policía han intentado solidarizarse con los manifestantes y protestar contra una violencia policial contra las minorías que parece endémica en este país.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot