Lluvia con posibles deshielos y crecidas de los ríos en final del puente de la Constitución

.El fin de semana el tiempo se estabilizará con temperaturas templadas para la época

FOTOGRAFÍA. ESPAÑA, 07.12.2021. Imagen de archivo de una máquina quitanieves trabajando. Efe

Efe.- Madrid (España), marte 7 de diciembre de 2021. En el tramo final del puente de diciembre lloverá intensamente en el extremo norte peninsular y la cota de nieve bajará el miércoles hasta unos 500-800 metros, mientras los días siguientes continuará lloviendo en las mismas zonas, con posibles deshielos y crecidas de los ríos.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, informa de que, sin embargo, el fin de semana el tiempo se estabilizará con temperaturas templadas para la época.

Este martes, un frente frío asociado a la borrasca Barra, muy profunda, atravesará la península de noroeste a sureste.

Según el portavoz, Barra, cuyo centro se encuentra frente a las costas occidentales de Irlanda, “está sufriendo una ciclogénesis explosiva” que dará lugar a un fortísimo temporal marítimo y de viento en las islas británicas, aunque en España no será tan adverso.

El paso del frente dejará temporal marítimo importante en el Cantábrico con olas que podrán alcanzar entre seis y ocho metros, con precipitaciones abundantes y frecuentes en Galicia, Cantábrico y Pirineos que se extenderán también a los sistemas Ibérico y Central y a otras zonas del noroeste, mientras que en el tercio sur y área mediterránea predominarán los cielos poco nubosos.

La cota de nieve descenderá hasta unos 1.000-1.200 metros e incluso hasta los 700 metros en la cordillera Cantábrica a última hora.

El viento soplará con rachas fuertes en zonas costeras y de montaña, sobre todo en la mitad norte.

El miércoles, una vez pasado el frente, entre la borrasca Barra y el anticiclón de las Azores se creará un pasillo de vientos húmedos y fríos del noroeste que provocarán un descenso acusado de las temperaturas, especialmente en el extremo norte, donde continuarán las lluvias abundantes.

Se registrarán nevadas copiosas en el entorno de los Pirineos, cordillera Cantábrica y sistemas Central e Ibérico, pudiendo acumularse más de 10-15 centímetros de nieve en veinticuatro horas en estos sistemas montañosos, con cotas además bastante bajas en torno a unos 500-700 metros en el extremo norte y en torno a los 600-800 en el resto del norte y centro peninsular, por lo que podría nevar de forma débil en algunos puntos de la meseta y en páramos de la zona centro.

Las lluvias se extenderán de forma más débil a otros puntos de las dos mesetas y a áreas de montaña del interior de la península y habrá chubascos en Baleares y el viento soplará con rachas muy fuertes superiores a los 80 kilómetros por hora en el Cantábrico, también en zonas del este peninsular y, puntualmente, en Baleares.

Según Del Campo, el temporal marítimo seguirá siendo importante, con olas de hasta 8 metros de altura en el Cantábrico y de hasta 4 metros en el Mediterráneo.

El jueves y el viernes continuarán las lluvias intensas y persistentes en Galicia, comunidades cantábricas y Pirineos, pero con un aumento de las temperaturas y una subida considerable de la cota de nieve, que se situará de forma general por encima de los 1.500 metros.

Se podrán producir deshielos y aumento del caudal de los ríos en estas zonas, donde además los suelos están saturados de agua por la gran cantidad de lluvia y nieve desde hace aproximadamente dos semanas, ha asegurado el portavoz de la Aemet.

En localidades de Asturias, Cantabria, País Vasco y norte de Navarra se han acumulado en los últimos diez días más de 300 litros por metro cuadrado.

En concreto, en el santuario de Urkiola (Vizcaya) se acumularon 378 litros por metro cuadrado en los últimos diez días, superando en tres veces lo normal para este período.

Las lluvias podrían extenderse el jueves y el viernes de forma más débil a otros puntos del norte y el centro y al entorno del sistema Penibético, mientras en el área mediterránea estará poco nuboso, con algunos chubascos en Baleares, con ascenso de temperaturas y ambiente templado para la época, sin apenas heladas y valores diurnos por encima de los 20 grados a orillas del Mediterráneo y del Guadalquivir.

El fin de semana predominará el tiempo anticiclónico en la península, aunque un frente poco activo dejará lluvias en el Cantábrico, en Pirineos y en Baleares, con temperaturas suaves para la época, aunque con heladas nocturnas en la mitad norte.

Se registrarán nieblas, un fenómeno típico de esta época del año, que se formarán en los valles de los grandes ríos y podrán ser persistentes sobre todo en la meseta norte y en la cuenca del Ebro, dejando un ambiente fresco donde esto ocurra.

En Canarias, en este tramo final de nubes se registrarán nubes en el norte de las islas, con algunas lluvias débiles en esas zonas e intervalos nubosos en el resto y con presencia de polvo en suspensión de calima, que tenderá a remitir el miércoles.

El viento será del norte el martes y del nordeste el miércoles, pudiendo soplar este día con rachas fuertes y las temperaturas no variarán demasiados.

El jueves la probabilidad de lluvias se extiende a buena parte del archipiélago, con temperaturas a la baja, pero el viernes y el fin de semana las precipitaciones quedarán acotadas al norte de las islas, con un ambiente más soleado en el resto y temperaturas de nuevo al alza.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot