Los «hufuetistas» de Alassane Ouattara ganan las elecciones en Costa de Marfil 

FOTOGRAFÍA. ABIYÁN (COSTA DE MARFIL), OCTUBRE DE 2020. El presidente saliente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, candidato a la presidencia del país, que ha ganado las elecciones. Efe 

Efe – El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, ha ganado las elecciones del pasado sábado, en las que optaba a un polémico tercer mandato y que fueron boicoteadas por la oposición que, en un clima de alta tensión, amenazó con crear un “gobierno de transición” para organizar nuevos comicios. Abiyán (Costa de marfil, martes 3 de noviembre de 2020.

Según los resultados provisionales publicados hoy por la Comisión Electoral Independiente (CEI), que deben ser validados por el Consejo Constitucional, Ouattara, líder de la Agrupación de los Hufuetistas para la Democracia y la Paz (RHDP), obtuvo la victoria con un 94,27 % de los votos.

Pese a su llamado al boicot, los tres aspirantes opositores consiguieron sufragios: Henri Konan Bédié, expresidente (1993-1999) y dirigente del Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI), logró el 1,66 % de los votos; Pascal Affi N’Guessan, líder del Frente Popular de Costa de Marfil (FPI), se adjudicó el 0,99 %; y el exdiputado e independiente Kouadio Konan Bertin, el 1,99 %.

Sin embargo, la oposición no acepta el triunfo de Ouattara porque considera su candidatura “inconstitucional” y un “golpe de Estado”, debido a que logra un polémico tercer mandato no permitido por la Constitución, que indica que el presidente es elegido por cinco años por sufragio universal directo y sólo puede ser reelegido una vez.

Ouattara, de 78 años, se estrenó como presidente de Costa de Marfil en 2010 y fue reelegido ya en 2015 pero, dado que hubo una reforma constitucional en 2016, sus partidarios consideran que no computa su primer mandato.

CREACIÓN DE UN CONSEJO DE TRANSICIÓN

No obstante, sus opositores creen que estas elecciones, en las que se registró una tasa de participación del 53,9 %, han sido una “parodia” y entienden que hay un vacío de poder en el país.

Por ese motivo, la oposición decidió este lunes crear un Consejo Nacional de Transición (CNT) que se encargará de formar “en las próximas horas un Gobierno de transición” hasta la celebración de nuevos comicios “justos, transparentes e inclusivos”.

La respuesta a ese desafío no se hizo esperar. Varios atacantes lanzaron a última hora del lunes granadas lacrimógenas en la residencia del recién nominado presidente del CNT, Henri Konan Bedié, que vio hoy su casa rodeada por la Policía.

Para el Gobierno de Costa de Marfil, la creación del CNT y la violencia que tuvo lugar tras la llamada al boicot de la oposición “constituyen actos de atentado y complot contra la autoridad del Estado y la integridad del territorio nacional”, indicó hoy a la prensa el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Sansan Kambilé.

Kambilé, que calificó la formación del CNT como un “acto de sedición”, dijo que el Gobierno ha solicitado a la Fiscalía que los responsables y sus cómplices comparezcan ante los tribunales porque “estos hechos están previstos y sancionados por la ley”.

“PROFUNDA PREOCUPACIÓN” DE LA UE

La violencia ha sacudido estos comicios desde que Ouattara anunciara su polémica candidatura en agosto, tras la repentina muerte en julio de su sucesor, el primer ministro Amadou Gon Coulibaly.

Ya desde septiembre, la oposición comenzó a movilizarse para mostrar su desacuerdo y llamó a la “desobediencia civil” y, al inicio de la campaña electoral el 15 de octubre, al “boicot” de las elecciones.

La violencia preelectoral causó unos 70 fallecidos en varias localidades del país, incluida Abiyán, la capital económica del país, según datos de la oposición, pero los enfrentamientos y tensiones continuaron el día de votación y no cesan.

UNA DOCENA DE MUERTOS Y MÁS DE 3.200 PERSONAS HUIDAS

Los enfrentamientos, tras celebrarse los comicios, han dejado al menos una docena de muertos y muchos heridos, y han forzado a más de 3.200 marfileños a huir a Liberia, Ghana y Togo, según informó hoy en un comunicado la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Más de 2.600 llegaron a Liberia a través de varios puntos de la frontera común con Costa de Marfil, de las cuales 1.000 personas sólo este lunes; y unas 600 personas a Ghana, de las que algunas “han expresado su intención de permanecer cerca de la frontera para poder regresar rápidamente una vez que disminuya la violencia”.

El alto representante de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, expresó hoy su “profunda preocupación por las tensiones, provocaciones e incitaciones al odio que prevalecieron y persisten en el país en torno a estas elecciones” y que han causado “la muerte de varias personas y herido a muchas”.

La tensión electoral de este año recuerda a la crisis que vivió este país del África Occidental tras los comicios de 2010, que causó más de 3.000 muertos, la huida de más de 300.000 personas a otros países de la región y más de un millón de desplazados internos.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot