Los restos de Fidel Castro regresan a Holguín, su tierra natal

Lasvocesdelpueblo
Los restos del dictador Fidel Castro a su paso por Holguín. Holguín (Cuba), 02 de diciembre de 12.2016.- Vista del cortejo fúnebre con las cenizas del líder de la revolución cubana Fidel Castro hoy, viernes 2 de diciembre de 2016, en Holguín (Cuba). El cortejo fúnebre que transporta las cenizas de Fidel Castro llegó hoy a la provincia de Holguín, tierra natal del líder revolucionario y uno de los puntos del recorrido de los restos mortales del expresidente, que llegarán este sábado a su destino final en Santiago de Cuba. Efe/Ernesto Mastrascusa. Efe.

Efe – Miles de personas han salido a las calles para dar el último adiós a su hijo predilecto, al que muchos conocieron personalmente. Ha sido una visita de 15 minutos en la que ha atravesado los seis kilómetros de la Carretera Central a su paso por Holguín.  La Habana (Cuba), viernes 2 de diciembre de 2016. Fotografía: Los restos del dictador Fidel Castro a su paso por Holguín. Holguín (Cuba), 02 de diciembre de 12.2016.- Vista del cortejo fúnebre con las cenizas del líder de la revolución cubana Fidel Castro hoy, viernes 2 de diciembre de 2016, en Holguín (Cuba). El cortejo fúnebre que transporta las cenizas de Fidel Castro llegó hoy a la provincia de Holguín, tierra natal del líder revolucionario y uno de los puntos del recorrido de los restos mortales del expresidente, que llegarán este sábado a su destino final en Santiago de Cuba. Efe/Ernesto Mastrascusa. Efe.

En su periplo por toda Cuba, las cenizas de Fidel Castro han retornado a Holguín, su tierra natal, donde el retraso de varias horas del paso de la caravana no mermó el ánimo de las miles de personas que salieron a las calles para dar el último adiós a su hijo predilecto, al que muchos conocieron.

La visita fue breve, no más de quince minutos para atravesar a las 16.30 horas los seis kilómetros de la Carretera Central a su paso por Holguín, el mismo camino, pero a la inversa, que cruzó el 3 de enero de 1959, cuando el Ejército Rebelde recorrió triunfal todo el país hasta La Habana.

“Fidel no tiene comparación. No hay otro igual”, contaba emocionado Enrique Vidal, de 77 años, que luchó en el Ejército Rebelde y logró escaparse justo cuando las tropas del régimen de Fulgencio Batista estaban a punto de fusilarle.

Poca gente hay en Holguín que no hubiera conocido personalmente al comandante en algún momento de su vida y el recuerdo de esos encuentros con Fidel era comentario general entre la multitud que se agolpó a los dos lados de la calle por la que pasó el cortejo fúnebre que porta sus cenizas.

“Yo lo vi cuando vino a las marchas para pedir el retorno del balserito Elián”, le cuenta Marisa, médico de 45 años, a Liliana, de 63 años, que recuerda que mantuvo una breve conversación con el comandante cuando visitó en los noventa la empresa estatal en la que ella trabajaba.

“Cuando lo veías se sentía algo muy especial. Tenía un magnetismo que te atrapaba”, rememora Liliana, que no pudo contener las lágrimas cuando vio pasar ante sí el cortejo fúnebre en el que viaja la urna de madera de cedro que guarda las cenizas del comandante.

Los restos incinerados de Fidel, fallecido a los 90 años el pasado 25 de noviembre, descansan sobre una urna de madera de cedro porque el líder de la Revolución nació en Birán, un pequeño pueblo de la provincia de Holguín -a 50 kilómetros de esta ciudad- rodeado de esos árboles en la finca de su padre, el terrateniente de origen gallego Ángel Castro.

La caravana no hizo parada en ese remoto municipio, pero sí pasó por la capital de la provincia, donde miles de personas se agolparon en las calles para dar el último adiós a Fidel, cuya llegada se demoró más de tres horas, en las que los holguineros soportaron un sol de justicia con sombrillas y cargamentos de agua.

“Holguín recibe al hijo”, gritaba la multitud, que tampoco olvidó la consignas “Fidel, amigo, el pueblo está contigo”, “Yo soy Fidel” o “Fidel sigue vivo” escuchadas en el resto del país al paso de la caravana. La caravana entró por el monumento conocido como las “6 columnas”, en homenaje a los seis mártires del Movimiento 26 de Julio, que luchaban en la clandestinidad contra el régimen de Batista y germen del Ejército Rebelde.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies