Montero (Podemos): Las menores de 16 años podrán abortar sin permiso de sus padres

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 07.10.2020. Irene Montero Gil, la ministra de Igualdad del Gobierno de coalición de ultraizquierda del presidente Pedro Sánchez (PSOE) y de su marida a ella (Irene Montero) el vicepresidente Pablo Iglesias, se dirige a comparecer ante la Comisión de Igualdad del Congreso, este miércoles, en Madrid. Efe

Efe – La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha anunciado este miércoles una reforma de la ley del aborto que acabará con la necesidad del consentimiento paterno para las adolescentes de 16 y 17 años que quieran interrumpir el embarazo y que promoverá la educación sexual, reproductiva y afectiva. Madrid (España), miércoles 7 de octubre de 2020.

En una comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, ha avanzado que esta modificación de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo erradicará la reforma introducida por el PP en 2015, que impedía que las menores de entre 16 y 18 años pudieran abortar sin contar con el permiso de sus padres.

La titular de Igualdad ha defendido que se trata de una “reforma más que necesaria” en la que la educación sexual será una pieza clave, ya que supone una “vacuna” en la lucha contra las violencias machistas. En la reforma también se incluirá el derecho a las “formas más novedosas” de anticoncepción.

Montero ha informado en la Cámara Baja de los proyectos legislativos y de las distintas actuaciones que su Ministerio tiene previsto acometer en los próximos meses.

Igualdad prevé extender la atención integral que reciben las víctimas de violencia de género a las víctimas de todo tipo de “violencia machista”, como las agresiones sexuales o la explotación sexual.

Y esto se hará a través del “Plan España te protege contra la violencia machista”, que incrementará los servicios de asistencia telefónica y digital a las víctimas y los dispositivos de control telemático de agresores e implicará construir cincuenta centros de atención integral contra la violencia sexual, entre otras medidas.

Otro de los principales anuncios que ha realizado Montero en la Cámara Baja ha sido la intención del Gobierno de acabar con la aplicación del llamado síndrome de alienación parental a la hora de determinar la custodia de los menores, al considerar que carece de aval científico e invalida el derecho de los niños a ser escuchados.

El síndrome de alienación parental (SAP) se esgrime en algunas resoluciones judiciales para retirar la custodia a mujeres por considerar que manipulan a los niños contra el padre, a pesar de que no es reconocido por ninguna sociedad científica y de que el Consejo General del Poder Judicial ya se pronunció en 2013 en contra de utilizarlo.

Ahora, los Ministerios de Igualad y Justicia y la Vicepresidencia de Derechos Sociales adoptarán “todas las medidas necesarias” para evitar que el SAP sea tomado en consideración por parte de la Justicia.

En cuanto a la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual ha adelantado que incluirá a todos los menores que hayan sido víctimas de delitos sexuales y no sólo a las mujeres a partir de 16 años, como se había establecido inicialmente en el anteproyecto.

Montero ha asegurado que por primera vez se articulará un circuito específico de atención y reparación integral de niños y adolescentes víctimas de la violencia sexual.

Otras novedades introducidas en el anteproyecto tras la consulta pública ha sido la inclusión del feminicidio sexual como parte del ámbito de aplicación de la norma y una nueva tipificación del delito de proxenetismo en el Código Penal.

En otro orden, ha detallado que Igualdad está trabajando con el Ministerio de Trabajo en una ley del tiempo corresponsable, que abordará una reforma del trabajo a tiempo parcial para evitar la parcialidad involuntaria y la precariedad estructural en el empleo de las mujeres.

Y también junto al Ministerio dirigido por Yolanda Díaz se prepara un plan sociolaboral y económico para garantizar alternativas vitales a las víctimas de trata y fines de explotación sexual y mujeres prostituidas que ofrezca a estas mujeres formación para el empleo e implique a empresas y administración pública.

En su intervención, Montero ha denunciado que la crisis del coronavirus caerá de nuevo con especial incidencia sobre los hombros de las mujeres y que puede conllevar un retroceso de muchos años en el acceso de las mujeres a sus derechos.

La ministra ha reconocido que, aunque las medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a las consecuencias de la pandemia son “históricas”, es “consciente” de que no se está “llegando a tiempo”, de las “carencias e insuficiencia de la respuesta dada a la situación de emergencia”.

Montero ha asegurado que la agenda feminista será crucial en el Plan de Reconstrucción, igual que la transición digital y la transición verde, y que el Ejecutivo pondrá a las mujeres en el centro de ka transformación social del país.

En ese sentido, ha mostrado su “optimismo” de que la reconstrucción constituirá un “paso de gigante” en el “camino hacia una nueva economía social que no sea opaca al género”.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot