Puigdemont convocará unilateralmente la Junta de Seguridad de Cataluña en julio

Agencias – Porque para el gobierno catalán, “La seguridad de un país no puede estar sujeta ni a prórrogas ni a demoras de ningún tipo. No hay ninguna dificultad, ningún fleco técnico para que esta Junta de Seguridad se pueda reunir y se puedan establecer mejoras en la coordinación y para compartir datos desde el punto de vista policial”, ha sostenido la portavoz del gobierno de la generalidad de Cataluña, Neus Munté. Barcelona (España), martes 20 de junio de 2017. Fotografía: El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, durante la reunión semanal del Gobierno, martes 20 de junio de 2017. Efen

El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, convocará unilateralmente la Junta de Seguridad de Cataluña para que se celebre como más tarde en la primera semana de julio, ante la “negativa” del Gobierno a acordar una fecha, según ha anunciado hoy la consejera portavoz del Gobierno catalán, Neus Munté.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del gobierno catalán, Munté ha explicado que la Generalidad ha decidido que Puigdemont, haciendo uso de sus potestades, convoque la Junta de Seguridad de Cataluña, que no se reúne desde 2009, para que se celebre “sin más demoras” como más tarde durante la primera semana de julio.

El anuncio del Gobierno catalán produce en plena controversia con el Gobierno en materia de cooperación policial, ante las dificultades por concretar la reunión de la Junta y por el requerimiento del Ministerio de Hacienda limitando a 50 agentes la promoción de los Mozos de Escuadra que la Generalidad pretendía convocar para 500 efectivos.

Munté ha denunciado la “constante negativa” por parte del Ministerio de Interior a acordar la fecha para la convocatoria de la Junta, con “excusas” y “pretextos”, alegando que quedan “flecos técnicos” que el ejecutivo catalán no considera justificados.

La portavoz del gobierno catalán ha remarcado que está “plenamente acreditada” la necesidad de convocar “de forma inmediata” la Junta de Seguridad, pese a la “constante negativa” por parte del Ministerio de Interior a acordar una fecha.

“Se han propuesto fechas para facilitar el acuerdo y la organización de las diferentes agendas y siempre nos hemos encontrado con excusas”, ha lamentado Munté.

En este sentido, la portavoz del ejecutivo catalán se ha preguntado por qué motivo desde el Ministerio de Interior se mantiene la “negativa” a participar en la convocatoria, mediante “excusas y pretextos” que a su juicio contrastan con la “rapidez” con la que se ha celebrado la Junta de Seguridad de la comunidad autónoma vasca, País Vasco.

“Últimamente se habla de flecos técnicos, pero no nos consta que haya ningún fleco técnico que impida la convocatoria”, ha indicado Munté, que ha apuntado que el orden del día de la reunión está “muy claro” porque ya se ha comentado tanto con el ministro Zoido como con su antecesor, Jorge Fernández Díaz.

Por este motivo, Munté ha resaltado que Puigdemont, haciendo uso de la capacidad que tiene como presidente de convocar la Junta de Seguridad, la fijará como muy tarde para la primera semana de julio, con el convencimiento de que para el ministro Zoido “el objetivo de la seguridad es primordial y compartido”.

“La seguridad de un país no puede estar sujeta ni a prórrogas ni a demoras de ningún tipo”, dijo.

“No hay ninguna dificultad, ningún fleco técnico para que esta Junta de Seguridad se pueda reunir y se puedan establecer mejoras en la coordinación y para compartir datos desde el punto de vista policial”, ha sostenido Munté.

La mera celebración de la reunión supondría de facto, según el Gobierno catalán, que quedaría certificado el despliegue de los Mozos de Escuadra entre 2010 y 2013, ante lo que la Generalidad reclama una deuda de 264 millones de euros pendientes de abonar desde entonces por el incremento de la plantilla de la policía catalana.

Otras de las reivindicaciones catalanas en la reunión es la petición para que los Mozos puedan formar parte del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado y ser miembros permanentes de la Mesa de Evaluación de la alerta antiterrorista.

Ante las reticencias que la Generalidad cree que el Gobierno mantiene con la convocatoria de la Junta, el consejero de Interior, Jordi Jané, ha convocado hoy a los presidentes de todos los grupos del Parlamente a una reunión para exponerles sus planteamientos.

A la reunión han asistido entre otros los líderes parlamentarios de Cs, Inés Arrimadas -que se ha incorporado al final del encuentro porque por la mañana tenía un acto en Zaragoza-, del PSC, Miquel Iceta, de CSQP, Lluís Rabell, y de JxSí, Jordi Turull (JxS), mientras que por el PP ha acudido Alberto Villagrasa.

Por parte de Interior, acompañaban a Jané en la reunión el secretario general del departamento, César Puig, y el director de los Mozos de Escuadra, Albert Batlle.

El consejero de Interior denunció el pasado viernes día 16 que el ministro Zoido no respondía a sus llamadas y mensajes para poner fecha a la reunión de la Junta.

Por su parte, el líder del PP en Cataluña, Xavier García-Albiol, que no ha asistido a la cumbre convocada por Jané, aseguró ayer que en una situación de “normalidad” sería “recomendable” que se reuniera esta Junta.

“Pero vamos a decir las cosas claras: la Junta de Seguridad la presidiría un presidente de la Generalidad que apuesta por dar u golpe de Estado político”, alegó.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot