Puigdemont: El ‘no’ de Rajoy al Referéndum Pactado “no es” la respuesta que “yo esperaba ni sirve”

Lasvocesdelpueblo y Agencias – Tras la carta enviada ayer, miércoles 24 de mayo de 2017, por el ex alcalde de Gerona y actual presidente autonómico de Cataluña, Carles Puigdemont, al presidente de Gobierno de toda España, Mariano Rajoy, diciendo que “ha llegado el momento imprescindible para que los dos gobiernos se puedan sentar en la mesa a dialogar” los términos y condiciones para un referéndum ilegal, Rajoy le ha contestado hoy en otra misiva, afirmando que es imposible negociar un referéndum que rompe el orden constitucional y que “mal se compadece” la petición de Puigdemont de diálogo con su “amenaza” de declarar la separación de Cataluña. Barcelona (España), jueves 25 de mayo de 2017. Fotografía: El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, inauguró esta tarde la XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges, presidido por Juan José Bruguera y que este año debatirá sobre sociedad, política y economía en tiempos de incertidumbre. Efe.

El presidente separatista catalán, Carles Puigdemont, ha considerado hoy que la respuesta a su carta del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “no sirve para resolver el desencuentro”, por lo que le ha retado a presentar su propuesta para Cataluña y liderar un “pacto de Estado” para permitir un referéndum ilegal en Cataluña.

Al inicio de su conferencia en la XXXIII Reunión del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona), Puigdemont ha querido aludir directamente a la misiva del jefe del Ejecutivo español, antes de entrar a abordar las cuestiones más económicas que han centrado la mayor parte de su intervención ante los empresarios.

Tras la carta enviada ayer por Puigdemont a Rajoy, diciendo que “ha llegado el momento imprescindible para que los dos gobiernos se puedan sentar en la mesa a dialogar” los términos y condiciones para un referéndum golpista, Rajoy le ha contestado hoy en otra misiva, afirmando que es imposible negociar un referéndum que rompe el orden constitucional y que “mal se compadece” la petición de Puigdemont de diálogo con su “amenaza” de declarar la secesión de Cataluña con respecto al resto de España.

Una respuesta que Puigdemont ha reconocido en su conferencia de esta tarde que “no es la que esperaba ni sirve para resolver o encarrilar la resolución de este desencuentro”.

“Claro que hay que hablar, queremos hablar y hemos de hablar”, ha aseverado el presidente catalán.

“Tenemos claro que sin dialogo y sin pacto no se pueden llegar a soluciones políticas”, dijo.

La propuesta del gobierno de Juntos Por El Sí (ERC y CDC) -JxSí-, que según él quedó “acreditada” tanto en su conferencia en Madrid del pasado lunes como en la carta enviada ayer, miércoles 24 de mayo de 2017, ha sido -ha dicho- “siempre de buen tono, razonada, serena, honesta, sincera y ambiciosa para que, a través del diálogo y la transacción, podamos llegar a una respuesta política”.

¿Y cómo y dónde se hace la política? -se ha preguntado-. Es evidente que no se hace en juzgados, ni en los medios de comunicación, ni en las cloacas del Estado. Se hace en la política, si hay voluntad política de llegar a un acuerdo”.

Después de que, minutos antes, el presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, emplazara a Puigdemont a aceptar la propuesta del Gobierno y acudir al Congreso a exponer el “malestar” del separatismo en Cataluña, y ha defendido la denominada tercera vía para resolver este conflicto, Puigdemont ha descartado acudir a la Cámara baja.

Aunque ha insistido en que el gobierno catalán “mantiene la voluntad de llegar a acuerdos”, ha recordado que “las veces que hemos ido al Congreso a hacer propuestas superan la decena y las veces que el Congreso conoce el malestar -separatista- que existe en Cataluña son infinitas” -dice el xenófobo- “Se ha debatido y votado multitud de veces en el Congreso”.

En contraposición, ha lamentado que “tristemente no se sabe qué propuesta tiene el Estado para Cataluña”, algo que “no es justo ni responsable: Me gustaría escuchar si tiene alguna propuesta para Cataluña y me entristece ver cómo se hacen alusiones al uso de la violencia, intervenciones autoritarias o suspensión de autonomía”.

“Pongámonos de acuerdo en remover los obstáculos que puedan existir en el marco legal para hacer posible el derecho a la autodeterminación”, ha dicho.

“Pero si no estamos de acuerdo en que los catalanes tenemos derecho a votar, entonces no es razonable pensar que el Congreso levantará un veto que siempre ha mantenido”.

Y ha retado a Rajoy a que “corresponde al Gobierno liderar un verdadero pacto de Estado para que los -separatistas- catalanes puedan votar” y presentar cuál es su propuesta para solucionar este conflicto, dejando claro que el gobierno separatista catalán “insistirá hasta el final” y “la puerta estará abierta hasta el final, para que resolvamos el mecanismo, si realmente la voluntad es votar”.

Por otro lado, en clave económica, el president ha asegurado que durante los años del llamado proceso separatista es cuando Cataluña ha registrado “indicadores (económicos) más positivos”.

El ex alcalde de Gerona ha dado por “superada” de esta manera la idea de que el proceso separatista “asusta” a la actividad económica y ahuyenta a las empresas y a las inversiones”.

“Ya sabemos que no es así”, dijo.

“Los datos son tozudos y demuestran que precisamente en los años del llamado proceso es cuando se han registrado indicadores más positivos”, ha asegurado Puigdemont en alusión implícita a indicadores como la captación de inversiones extranjeras o bien a la evolución de las exportaciones catalanas.

La conferencia ha sido escuchada por un auditorio formado por numerosos empresarios, pero también una amplia representación de la clase política catalana, entre ellos el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; el conseller de Cultura, Santi Vila; y otros líderes como Inés Arrimadas (Ciudadanos), Marta Pascal (Convergencia -PDeCAT-), Javier García Albiol (PP en Cataluña) o Pere Navarro (PSC).

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot