Puigdemont empuja al fascismo al precipicio, Torrent atacado por JxCAT, cierra el Parlamento

Lasvocesdelpueblo
BARCELONA (ESPAÑA), 18.07.2018. El fascismo se enfrenta entre sí por el poder. El nazi presidente de la Generalitat, Quim Torra y el consejero de Interior Miquel Buch (i), tras la suspensión este mediodía del pleno a celebrar y en donde se esperaba resolver la situación de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – El fascismo ha probado hoy su propia medicina. Ante la inhabilitación automática de los presos diputados fascistas y presos exconsejeros racistas -por supuestos, los huidos también- por el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, los presos de ERC y sus huidos se han rendido y han aceptado dimitir o entregar el acta. En cuanto a los presos de Convergencia-PDECAT-JxCAT, solo una parte se ha rendido. Puigdemont ha dicho que quiere seguir con su acta de diputado para que cuando sea extraditado a España por el delito de malversación de fondos públicos su partido le pueda investir nuevo presidente de la Generalidad de Cataluña, aunque esté en prisión preventiva. Resulta que ERC rechaza esta oferta de sus aliados nazis. Entonces, Convergencia-PDECAT-JxCAT acusa a los genocidas de ERC de “mentirosos” traidores. ERC por su parte se defiende como pueda y desmiente la existencia de un pacto para mantener sí o sí el acta del golpista Carles Puigdemont. Los neonazis genocidas de ERC advierten al los corruptos fascistas de Convergencia-PDECAT-JxCAT de que todos los presos diputados son iguales. Por otra parte, Convergencia-PDECAT-JxCAT apunta toda su maquinaria bélica y mafiosa contra el ultra violento presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent (ERC). Convergencia-PDECAT-JxCAT (ERC) acusa a Torrent de hacer un juego sucio contra su líder Puigdemont. Por lo que Torrent, que había en un primer momento esta mañana por la mañana aplazado el Pleno de hoy, porque la mayoría fascista en el Parlamento regional catalán no podría aprobar nada absolutamente por estar en minoría (faltan 6 escaños por inhabilitación), ha decidido cerrar el Parlamento autonómico de Cataluña hasta que haya un acuerdo entre los principales socios del gobierno nazi (ERC y Convergencia-PDECAT-JxCAT) quienes ocupan la Generalidad de Cataluña. Cabe recordar que el papel de CUP en el Gobierno de la Generalidad de Cataluña es segundario debido a que los traidores de la alianza de Podemos en Cataluña (Cataluña En Común Podemos de Ada Colau y Xavier Domenech) de vez en cuando votan lo mismo que el golpismo. Barcelona (España), miércoles 18 de julio de 2018. Fotografía: BARCELONA (ESPAÑA), 18.07.2018. El fascismo se enfrenta entre sí por el poder. El nazi presidente de la Generalitat, Quim Torra y el consejero de Interior Miquel Buch (i), tras la suspensión este mediodía del pleno a celebrar y en donde se esperaba resolver la situación de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo. Efe

JxCat insta ERC a clarificar si apoya a los procesados o “blanquea al PSC del bloque del Artículo 155 (PP, Cs y PSC)”

JxCat ha instado hoy a ERC a aclarar si el grupo republicano y el presidente del Parlament, Roger Torrent, defienden “la dignidad de los diputados” procesados, entre ellos el expresident Carles Puigdemont, o quieren “blanquear al PSC del 155”.

Así se han expresado en rueda de prensa en el Parlament el portavoz del JxCat, Albert Batet, y los adjuntos Eduard Pujol y Gemma Geis, quienes han valorado el choque con ERC por la negativa de Torrent a dar un trato diferenciado a Puigdemont con respecto a los otros diputados presos (Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull) en la aplicación de las suspensiones decretadas por el juez Pablo Llarena.

Fuentes de JxCat han lamentado la “paradoja” de ERC de “querer suspender obsesivamente” a Puigdemont como diputado pese a que “la mayoría absoluta del Parlament, con los votos de ERC incluidos, votó investirlo cuando fuese posible”.

La “crisis” vivida hoy en el Parlament, alegan desde JxCat, se ha producido cuando Torrent “ha ignorado el acuerdo” alcanzado por JxCat y ERC “al máximo nivel” para sustituir temporalmente a los cinco diputados suspendidos en prisión pero no a Puigdemont, un pacto que sin embargo niegan los republicanos.

Después de que el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, haya acusado a JxCat de “mentir de manera descarada” al hablar de acuerdo roto por Torrent, uno de los portavoces de JxCat, visiblemente irritado, ha comentado en conversación informal con los periodistas que tiene la “conciencia muy tranquila” porque considera que no ha “mentido”.

Batet ha explicado que, si bien están de acuerdo en sustituir a los presos para este pleno por otros diputados presentes, ha dejado claro que “nunca” aceptarán la sustitución de Puigdemont. “Para nosotros es una línea roja”, ha subrayado.

Por su parte, Pujol ha denunciado que Torrent se ha “saltado un acuerdo” que, según su versión, tenían con ERC -algo que Esquerra desmiente-, y le ha reprochado que haya “dado prioridad a un pacto con el PSC”, grupo que sí ha apoyado la propuesta del presidente de la Cámara para aplicar una sustitución temporal para todos los procesados, incluido Puigdemont.

“Pedimos a ERC que aclare cuál es la posición de Torrent: o se defiende la dignidad de los diputados o se blanquea el Partido Socialista del 155, o una cosa o la otra”, ha añadido Pujol.

Por su parte, Batet ha insistido que había un “acuerdo verbal” con ERC que no se ha trasladado a la Mesa, en la que sin embargo el voto diferenciado no ha sido solo con Esquerra, sino que ha habido división en JxCat.

Batet ha dicho que esa división entre los dos miembros de JxCat en la Mesa, Josep Costa y Eusebi Campdepadrós, ha sido acordada entre ellos como una forma de “expresar” la posición del grupo contraria a la propuesta de Torrent, que además permitía provocar un empate.

En todo caso, Batet ha remarcado que el desacuerdo en el bloque soberanista “es un tema estrictamente de Mesa”, por lo que no afecta al Govern que comparten los dos grupos y que está presidido por Quim Torra.

En cuanto a si los diputados suspendidos por el juez del Supremo Pablo Llarena dejarán de cobrar sus nóminas, el portavoz ha afirmado que quienes gestionan esos trámites harán “lo que tengan que hacer”, pero ha puntualizado que los procesados “no quieren cobrar un dinero que tengan que devolver” y tampoco desean “generar problemas”.

No obstante, Gemma Geis ha indicado que, a su juicio, los procesados no están “suspendidos”, porque no ha habido un acuerdo en el Parlament en este sentido.

Torrent desconvoca el pleno con el apoyo de los grupos salvo CUP y Ciudadanos

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha desconvocado hoy el pleno de la Cámara catalana con el acuerdo de todos los grupos salvo Ciudadanos y la CUP, que han votado en contra por diferentes motivos.

Torrent ha adoptado esta decisión en la Junta de Portavoces que ha reunido para abordar la suspensión, después de que las discrepancias entre ERC y JxCat impidieran esta mañana un acuerdo de la Mesa para lograr una solución pactada a la suspensión de los diputados procesados, entre ellos el expresident Carles Puigdemont, para aplicarla en el pleno que debía celebrarse hoy.

JxCat ha acusado a Torrent de desdecirse del acuerdo al que, según su versión, se había alcanzado con ERC para sustituir temporalmente a los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo -los de ERC Oriol Junqueras y Raül Romeva, y los de JxCat Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull-, salvo a Carles Puigdemont, que debía quedar al margen de esta medida.

Así, en la reunión de la Mesa no ha habido acuerdo porque JxCat ha dividido hoy su voto ante la propuesta de Torrent que no contemplaba esa distinción en el caso de Puigdemont y ha provocado un empate.

En concreto, la propuesta ha contado con tres votos a favor -dos de ERC y uno del PSC- y tres en contra -el del vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, de JxCat, y los dos de Ciudadanos-, mientras que el otro diputado de JxCat en la Mesa, Eusebi Campdepadrós, se ha abstenido, lo que ha llevado al empate.

Esta situación ha obligado a terminar la reunión de la Mesa para pasar a celebrar una de la Junta de Portavoces, en la que se ha acordado la suspensión del pleno.

Cs ve intolerable que el soberanismo “cierre el Parlament” con “ayuda” del PSC

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha considerado hoy “intolerable” que los partidos independentistas suspendan el pleno previsto para hoy y “cierren el Parlament”, con la “ayuda” del PSC.

A la vista del desacuerdo entre JxCat y ERC sobre la sustitución temporal de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha desconvocado el pleno, con el acuerdo de todos los grupos salvo Ciudadanos y la CUP.

Arrimadas ha destacado el “ridículo espantoso” de los partidos independentistas, que a su juicio han protagonizado un “espectáculo lamentable” que demuestra que el proceso soberanista significa “división, en la sociedad catalana y dentro mismo del separatismo”.

La líder de Cs en Cataluña ha acusado a los independentistas de “cerrar el Parlament” para que “la oposición no pueda hablar de la agenda social y económica” y ha exigido que el pleno previsto para hoy y mañana, que incluía un debate monográfico sobre la “convivencia”, se celebre antes del parón veraniego.

Arrimadas se ha preguntado “hacia dónde está mirando” el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante la decisión del independentismo de “cerrar el Parlament” con la “ayuda” del PSC, que ha avalado la suspensión del pleno.

Torra trata de aislar al Govern de la disputa con ERC por la suspensión de Puigdemont

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès, han conversado este miércoles tras el choque sin precedentes entre JxCat y ERC en el Parlament, con el fin de rebajar la tensión y aislar al Ejecutivo de coalición de la disputa entre sus grupos parlamentarios.

Según fuentes cercanas a ambos dirigentes citadas por Efe, Torra y Aragonès han querido acotar el alcance de la crisis abierta entre JxCat y ERC a raíz de su desacuerdo en torno a si hay que sustituir temporalmente a los seis diputados suspendidos por el Tribunal Supremo o bien debe dejarse al margen de esta medida al expresidente catalán Carles Puigdemont.

Antes de iniciarse el pleno previsto para las 10:00 horas, la Mesa del Parlament tenía que decidir si aplicaba una solución acorde con el último informe de los letrados de la Cámara, que planteaba una sustitución temporal de los diputados suspendidos por el Supremo -Carles Puigdemont, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull (JxCat), Oriol Junqueras y Raül Romeva (ERC)-, que podrían delegar su voto en otro diputado de su grupo.

Sin embargo, las divergencias entre los dos socios del Govern han pulverizado toda posibilidad de acuerdo en la reunión de la Mesa, ya que JxCat exigía un trato diferenciado entre Puigdemont y los cinco diputados presos al entender que el expresident no debe ser sustituido por otro diputado, algo que ERC ha rechazado de plano, por lo que finalmente el pleno ha sido desconvocado.

Tras una primera reunión, el cruce de acusaciones mutuas se intensifica

Según las fuentes consultadas, tras la desconvocatoria del pleno debido a la falta de acuerdo entre JxCat y ERC sobre la sustitución temporal de los diputados suspendidos, Torra y Aragonès han mantenido una reunión en el despacho del presidente de la Generalitat en el Parlament.

En el encuentro, en el que también estaban presentes algunos de sus colaboradores, se ha convenido no azuzar más el fuego y rebajar el tono en las ruedas de prensa que JxCat y ERC habían convocado al mediodía para explicar su versión de lo sucedido.

Sin embargo, el cruce de acusaciones entre ambos socios independentistas, lejos de relajarse, adquirió aún más virulencia en la sala de prensa del Parlament.

El portavoz de JxCat, Albert Batet, ha acusado abiertamente al presidente del Parlament, Roger Torrent, de incumplir el “acuerdo verbal” que supuestamente habían alcanzado con ERC y que consistía en sustituir en el pleno a los diputados suspendidos que siguen en prisión, pero no a Puigdemont. El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ahondó en los reproches a Torrent: “O se defiende la dignidad de los diputados o se blanquea el Partido Socialista del 155”.

Minutos después, también en rueda de prensa, el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, visiblemente irritado con Batet y Pujol, los ha acusado de “mentir de manera descarada” y ha dado por “rota” la confianza entre ambos grupos, aunque aseguraba que este cisma parlamentario no debe afectar al Govern de coalición.

Sabrià puso el dedo en la llaga al referirse a las batallas en el seno de JxCat y el PDeCAT, acusándolos de querer “tapar sus discrepancias internas” abriendo ahora un conflicto con ERC. “Si tienen un fin de semana difícil, no es nuestro problema”, dijo en tono irónico, aludiendo a la asamblea que celebrará el PDeCAT del 20 al 22 de julio, en la que debe definir su liderazgo y decidir si se integra en la Crida Nacional per la República, el nuevo movimiento impulsado por Puigdemont.

Tras este nuevo pico de tensión, según las fuentes consultadas, Torra y Aragonès volvieron a hablar para insistir en la necesidad de reconducir la crisis y, en todo caso, evitar que tenga repercusión en el funcionamiento del Govern.

Ese es el mensaje que han querido preservar tanto JxCat y ERC: que su batalla interna es solo parlamentaria y no debe afectar al Govern, razón por la que Torra ha evitado también a lo largo del día hacer ninguna declaración pública.

Maragall ve al Govern cohesionado aunque pide a JxCat evitar las descalificaciones

El conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall, ha asegurado hoy que las diferencias de criterio evidenciadas hoy en el Parlament entre las fuerzas independentistas “no ponen en riesgo el Govern”, si bien ha pedido a JxCat “que abandone el terreno de las descalificaciones”.

En unas declaraciones realizadas esta tarde en los pasillos del Parlament, el conseller de Acción Exterior y diputado de ERC ha lamentado que la falta de acuerdo dentro de la Mesa haya obligado a suspender el pleno, pero ha considerado que “no hay riesgo de falta de cohesión dentro del Govern”.

“Todos sabemos lo que tenemos entre manos -ha afirmado-, y que el proyecto de construcción de una república no acaba con una votación o un pleno determinado, por lo que creo sinceramente que la unidad y fortaleza del Govern no está en riesgo y que esto se demostrará a partir de mañana mismo, espero”.

Ernest Maragall ha hecho un llamamiento a JxCat, sin embargo, para que resuelva “sus diferencias internas” que han provocado que en la Mesa sus dos representantes hayan votado distinto, “y, sobre todo, para que abandone el terreno de las descalificaciones y de la utilización de posiciones de partido”.

El conseller de Acción Exterior ha señalado que el desacuerdo obedece “a una circunstancia puntual, no digo que sea menor, pero sí puntual”.

Ha admitido, no obstante, que no han dado “precisamente una buena imagen teniendo que desconvocar un pleno que ya estaba en marcha”, y ha dicho que le entristece que “no haya tirado adelante el debate monográfico que legítimamente ha planteado Ciudadanos (Cs) sobre la convivencia”.

“Espero -y esto lo digo sinceramente- que podamos celebrar pronto este debate porque era una oportunidad para todos poder debatir qué quiere decir convivencia y libertad en nuestro país”.

Sobre el trasfondo que ha provocado el desacuerdo entre las fuerzas independentistas, Ernest Maragall ha apuntado que todos deben ser conscientes “de que encima de la mesa había, y hay, propuestas inteligentes para poder resolver la cuestión”.

“Estas propuestas buscan respetar los derechos de todos los diputados de esta cámara, en igualdad de condiciones -ha subrayado-, y yo creo que se merecen ser consideradas”.

“Hay que ponerse a trabajar, porque un país necesita un Parlamento fuerte, una mayoría parlamentaria que explicite los proyectos a medio y largo plazo para tirar adelante el país, y un Govern que asuma sus responsabilidades”.

Resumimos

Así colisionaron JxCat y ERC en el Parlamento catalán en la jornada más tensa

Pasadas las ocho de la mañana, al despacho del vicepresidente primero del Parlamento catalán, Josep Costa, fueron llegando los protagonistas de lo que tenía que ser un encuentro clave para desencallar el acuerdo entre JxCat y ERC sobre la sustitución temporal de los diputados suspendidos por el Supremo.

Por parte de ERC, acudían el presidente del Parlamento autonómico, Roger Torrent, su jefe de gabinete adjunto, Oriol Sagrera, y la secretaria cuarta de la cámara catalana, Adriana Delgado; por parte de JxCat, estaban su portavoz, Albert Batet, la consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, el secretario primero de la Mesa, Eusebi Campdepadrós, además del propio Costa.

Las versiones que ofrecen ambas partes sobre lo ocurrido difieren de entrada en cuanto a lo que se iba a tratar: mientras fuentes de JxCat alegan que ya había un “principio de acuerdo” forjado el día anterior entre Artadi y el vicepresidente del Gobierno catalán y adjunto a la presidencia de ERC, Pere Aragonès, desde las filas republicanas se asegura que tal acuerdo no existía en absoluto y que por eso se había convocado una reunión a las ocho de la mañana, antes de que a las nueve se reuniera la Mesa para tomar una decisión definitiva.

El “principio de acuerdo”, según fuentes de JxCat, consistía en dejar a Carles Puigdemont al margen de las sustituciones temporales de los diputados presos y traspasar su caso a la Comisión del Estatuto de los Diputados para que analizara la cuestión, con el fin de ganar tiempo hasta pasado el verano, cuando la situación judicial del expresidente catalán ya se habrá clarificado.

Sea como sea, en esta reunión a primera hora, Torrent plantea una solución que pasa por aplicar la fórmula sugerida por los letrados, para sustituir temporalmente a los diputados suspendidos.

Según ERC, Campdepadrós manifiesta su predisposición a apoyar la propuesta, pero no así Costa, que rechaza lo que JxCat considera una “maniobra” de última hora de Torrent.

Según las diversas fuentes consultadas, al salir de esa reunión sin acuerdo, se produce una conversación en los pasillos del Parlamento, antes de que se reúna la Mesa, para intentar hilvanar una fórmula que haga posible un consenso ‘in extremis’.

Sobre las 09.10 horas, Aragonès, Artadi, Campdepadrós y el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, entre otros, esbozan una solución que, según fuentes republicanas, pasaría por aplicar la sustitución a los seis diputados suspendidos por el Supremo, con la diferencia de que Puigdemont no delegaría su voto en ningún otro diputado, para preservar su singularidad.

La idea, sin embargo, se estrella contra la negativa de Costa, a quien desde ERC se identifica como principal “escollo” para el acuerdo, aunque desde JxCat se apunta que el vicepresidente primero del Parlamento actuó siempre a instancias del propio presidente de la Generalitat, Quim Torra.

En los pasillos del Parlamento, la tensión queda reflejada en las conversaciones informales que mantienen portavoces de los grupos: desde ERC dejan claro que no admitirán distingos entre “diputados de primera y diputados de segunda” ni tratos de favor a Puigdemont, mientras que en JxCat argumentan que la situación judicial del expresidente es distinta a la de los presos y debe tratarse como tal.

La reunión de la Mesa, que se inicia sobre las 9.20 y se alarga cerca de dos horas y media -con recesos incluidos, uno de ellos aprovechado por Torra para reunirse con Costa-, no sirve para desencallar la situación.

En un momento del debate, el secretario general del Parlamento autonómico, Xavier Muro, llega incluso a advertir a los miembros de la Mesa de que la propuesta de dar un trato diferenciado a Puigdemont podía hacer “peligrar” los acuerdos del pleno, y que si se decidía suspender a los diputados debía ser a todos “en bloque”.

En el punto culminante de la reunión, Torrent somete a votación su propuesta de sustitución temporal de los diputados suspendidos.

La propuesta cuenta con tres votos a favor -dos de ERC y uno del PSC- y tres en contra -el de Josep Costa y los dos de Ciudadanos-, mientras que el otro diputado de JxCat en la Mesa, Campdepadrós, se abstiene, por lo que la iniciativa no prospera.

Al salir de la reunión, y ante el revuelo generado, Campdepadrós argumenta que en realidad el voto diferenciado entre él y Costa estaba acordado de antemano entre ellos, para así provocar un empate a tres en la Mesa y forzar la suspensión del pleno, con el fin de poder negociar una propuesta alternativa a la planteada por Torrent.

Diversas fuentes consultadas, no obstante, puntualizan que en las últimas horas hay debate interno en las filas de JxCat sobre qué postura adoptar, y precisamente Costa y Campdepadrós mantienen posicionamientos matizados.

De hecho, según fuentes presentes en la reunión, Campdepadrós expresa su visto bueno a la solución planteada por Torrent, pero pide emitir un voto particular para matizar que Puigdemont no debería verse afectado por esta medida, un planteamiento que no acaban de entender los letrados presentes.

Según las fuentes citadas, después de que Costa le muestre un mensaje en su móvil, Campdepadrós aclara que su voto no puede ser contado con los tres de ERC y PSC, sino como una abstención, por lo que la votación acaba en empate.

Artadi y Aragonès -a quien JxCat identifican como la persona de ERC que intenta “poner paz”- mantienen una conversación en uno de los sofás del Salón de los Pasos Perdidos, pero el acuerdo no cristaliza y el pleno queda desconvocado.

La sensación de choque sin precedentes entre los dos socios del Gobierno catalán se instala definitivamente en el Parlamento autonómico, pero para tratar de minimizar el alcance de la colisión se produce una nueva reunión, esta vez en el despacho de Torra.

Torra y Aragonès, junto a algunos de sus colaboradores, convienen no azuzar más el fuego y rebajar el tono en las ruedas de prensa que JxCat y ERC habían convocado al mediodía para explicar su versión.

Sin embargo, el cruce de acusaciones entre ambos socios independentistas, lejos de relajarse, adquiere aún más virulencia en la sala de prensa del Parlamento catalán.

Tras este nuevo pico de tensión, según las fuentes consultadas, Torra y Aragonès vuelven a conversar para insistir en la necesidad de reconducir la crisis y, en todo caso, evitar que tenga repercusión en el funcionamiento del Gobierno catalán.

Los letrados del Parlament proponen que los diputados suspendidos deleguen voto en otros de su grupo

Barcelona, lunes 16 de julio de 2018

Los letrados del Parlament proponen como solución para no alterar las mayorías que hay en la cámara que los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo, entre ellos el expresidente catalán Carles Puigdemont, puedan delegar su voto y su capacidad de suscribir iniciativas parlamentarias en otros diputados de su grupo que adquirirían la condición de “sustitutos”.

En el informe elaborado por los letrados estos defienden que se garantice el voto de los seis diputados suspendidos por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena con “una sustitución temporal por parte de un diputado del mismo grupo parlamentario”.

La solución propuesta por los servicios jurídicos del Parlament no excluye que las defensas de los diputados afectados por la suspensión presenten un recurso contra la aplicación del artículo 384 bis del Código Penal, tal y como ya han hecho este lunes.

El informe había sido solicitado por la Mesa para que los servicios jurídicos se pronunciaran sobre la suspensión de los diputados acusados de rebelión, que son Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Jordi Sànchez.

Los “sustitutos” permitirían a los suspendidos “ejercer su derecho al voto”

Según indican los letrados, los diputados que adquieran la condición de “sustitutos” de los que están suspendidos temporalmente por el juez Llarena, pueden permitir a estos últimos “ejercer su derecho al voto, así como suscribir las iniciativas parlamentarias pertinentes”.

En el informe se contempla que los diputados suspendidos mantengan su acta, que no se alteren las mayorías parlamentarias existentes en la cámara y que se garantice “la efectividad real de los acuerdos que se toman en el pleno del Parlament”.

Los letrados expresan dudas sobre la suspensión de diputados acusados de rebelión en aplicación del artículo 384 bis, ya que entienden que se trata de una medida pensada para “personas vinculadas a grupos terroristas”.

En todo caso, concluyen los letrados, “corresponde a la Mesa la adopción de los acuerdos pertinentes, en tanto que órgano facultado para resolver las dudas o lagunas reglamentarias”.

Llarena suspende de cargo público a los diputados independentistas presos y a Puigdemont

Madrid, 10 de julio de 2018

El juez del Tribunal Supremo que instruye la causa del ‘procés’, Pablo Llarena, ha cerrado la instrucción y ha comunicado a la Mesa del Parlament la suspensión en las funciones y cargos públicos de los cinco diputados catalanes que están en prisión preventiva así como del expresident Carles Puigdemont, huido en Alemania, todos ellos procesados por rebelión.

Lo ha hecho en virtud del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que prevé que una vez el procesamiento sea firme y se decrete la prisión provisional por un delito relacionado “con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes”, aquel procesado que ostente un cargo público quedará “automáticamente suspendido” en el ejercicio del mismo mientras dure la situación de prisión.

Esta medida afecta al exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras de ERC, y a los diputados del PdeCat, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Jordi Sànchez, al igual que al expresidente catalán Carles Puigdemont, pero no así al exconseller fugado en Bélgica, Antoni Comín (ERC), que tiene pendiente su recurso al auto de procesamiento.

En cuanto a Toni Comín, la suspensión no le afecta al solicitar, junto a la exconsejera Meritxell Serret, dejar sin efecto el auto de procesamiento del pasado 21 de marzo ya que alegaron que hasta el 5 de junio de 2018 “no fueron tenidos por parte”, ni se les había notificado hasta entonces dicha resolución, ni se les ha recibido declaración indagatoria para comunicarles personalmente su procesamiento.

El juez no comparte los argumentos esgrimidos, pero considera que debe aceptar la pretensión de los dos exconsejeros, aunque hayan comparecido en el procedimiento con “posterioridad” a que se desestimasen los recursos del resto de procesados, para que puedan recurrir sus procesamientos por rebelión y malversación de Comín y por los delitos de desobediencia y malversación de Serret.

Llama a la Mesa del Parlament a adoptar las medidas necesarias

Recuerda el auto que es la Mesa del Parlament la que debe adoptar las medidas precisas para que esta suspensión se haga efectiva y deja la posibilidad de que los procesados suspendidos puedan ser sustituidos temporalmente por otros integrantes de sus candidaturas.

Añade el magistrado que esta medida es provisional y que si su situación procesal cambia, ya sea porque se atribuya a los procesados otras infracciones penales distintas a la rebelión o se modifique su situación de prisión provisional, podrían recuperar su condición política.

Por otra parte, el juez Llarena no acepta ninguna de las últimas diligencias solicitadas tanto por las defensas como por la acusación popular ejercida por VOX al considerar que son “innecesarias o reiterativas” y cree que la causa está lista para su enjuiciamiento.

Por ello, cierra la instrucción pero sólo contra los 18 procesados que están a su disposición, pues deja abierta la investigación contra los investigados huidos Puigdemont, Toni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret, Clara Ponsatí, Marta Rovira y Anna Gabriel, cuya situación queda pendiente en una pieza separada sobre la que el juez Llarena sigue siendo competente.

Declara en rebeldía a los huidos, entre ellos Puigdemont

El juez declara en rebeldía a los procesados que se encuentran huidos, incluido el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont, que serán investigados en otra pieza separada y acuerda la conclusión del sumario del “procés” respecto de los procesados no fugados, a quienes da quince días para su comparecencia en el tribunal competente para enjuiciarlos en el Supremo.

En relación a la fianza por responsabilidad civil subsidiaria impuesta a los exmiembros del Govern en prisión y a los huidos, el magistrado declara como “suficiente” el ingreso de 2,1 millones euros efectuado por la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

En otro auto, Llarena ha rechazado incluir en la causa del ‘procés’, como solicitaba el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), a los presidentes de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), Neus Lloveras (alcaldesa de Vilanova i la Geltrú) y Miquel Buch (alcalde de Premiá de Mar), al considerar que no hay indicios que justifiquen su responsabilidad por el “delito pluripersonal de rebelión”, sin perjuicio de que su actuación pueda ser investigada por “una responsabilidad penal distinta”.

Contra este auto no cabe recurso, pues según dice el magistrado con la conclusión del sumario pierde la competencia y envía a la Sala las actuaciones para que revise cualquier escrito que presenten las partes, incluso para que confirme o revoque la decisión de Llarena de cerrar la investigación y sobre la suspensión de cargo público que este martes ha hecho efectivo.

Lo único de lo que continúa siendo competente es sobre la pieza separada que ha creado tras declarar en rebeldía a los procesados huidos de la Justicia.

El Govern ha denunciado que la suspensión de seis diputados decretada por Llarena pretende “alterar mayorías” en el Parlament, mientras que el grupo de JxCat ha pedido que sea la Cámara quien decida si aplica esa suspensión. Fuentes del ejecutivo catalán consultadas por Efe posteriormente han indicado que ven esta decisión de Llarena como “una nueva vulneración de los derechos de los diputados” afectados.

Por su parte, Puigdemont, a través de Twitter desde Alemania, ha alertado de que el voto de los ciudadanos está siendo “quebrantado por una justicia que continúa haciendo política”. “Concretamente hay un apartheid contra políticos escogidos democráticamente y que somos suspendidos de manera arbitraria por un juez”, ha añadido Puigdemont.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies