Reunión Sánchez y Rey de Marruecos| España entrega a Marruecos a un condenado por el 11-M

.Fue detenido el 6 de abril de 2004 y tenía en ese momento residencia en España. En octubre de 2007, la Audiencia Nacional le condenó a 18 años de cárcel e ingresó en la cárcel madrileña de Alcalá Meco y el pasado 1 de abril cumplió su condena

FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), SIN FECHA CONCRETADA. HECHOS, 05.05.2022. El acusado por el atentado del 11M, Rachid Aglif (dcha), conocido como «El conejo». Las autoridades españolas entregaron hoy a las marroquíes a Rachid Aglif, uno de los condenados por los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Efe

Efe.- Madrid (España), jueves 5 de mayo de 2022. Las autoridades españolas entregaron hoy a las marroquíes a Rachid Aglif, uno de los condenados por los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, tras cumplir en España su pena de 18 años de cárcel.

Según informaron a Efe fuentes de seguridad de Marruecos, Aglif, de nacionalidad marroquí, fue trasladado en un avión privado que salió de Madrid acompañado de agentes españoles y aterrizó en el aeropuerto Mohamed V de Casablanca.

Se desconoce si Aglif se encuentra ahora en libertad en Marruecos o bajo detención policial.

Conocido como «El Conejo» y considerado el lugarteniente del suicida Jamal Ahmidan «El Chino», Aglif fue condenado por participar en las reuniones que éste mantuvo con el minero José Emilio Suárez Trashorras para obtener explosivos.

FOTOGRAFÍA. 07.03.2014. Seis de los 19 condenados por los atentados del 11M -incluido el que entonces era menor- han cumplido ya su condena. Uno de ellos, no obstante, permanece en la cárcel a la espera de su extradición. El próximo 16 de marzo serán siete, cuando salga en libertad Rafá Zouhier. Este marroquí, confidente de la Guardia Civil, fue condenado por la Audiencia Nacional a 10 años de prisión por tráfico de explosivos. La sentencia consideró probado que Zouhier puso en contacto a Jamal Ahmidan, alias El Chino, uno de los terroristas que se inmolaron en Leganés, con el exminero José Emilio Suárez Trashorras, que facilitó a la célula yihadista la dinamita que explotó en los trenes matando a 191 personas e hiriendo a más de 1.800 hace ahora diez años. Radiotelevisión Española.

Fue detenido el 6 de abril de 2004 y tenía en ese momento residencia en España. En octubre de 2007, la Audiencia Nacional le condenó a 18 años de cárcel e ingresó en la cárcel madrileña de Alcalá Meco y el pasado 1 de abril cumplió su condena.

Este no es el primer condenado por el 11-M entregado por España a Marruecos. En 2017, las autoridades españolas entregaron a las marroquíes a Sael el Harrak Fouad el Morabit Amghar, otros dos implicados en los atentados.

El 11-M, considerado el mayor atentado de la historia de España, acabó con la vida de 193 personas y más de 1.800 viajeros resultaron heridos.

Las condenas más elevadas recayeron en los marroquíes Jamal Zougam y a Otman El Gnaoui, considerados autores de 191 asesinatos consumados, 1.856 asesinatos en grado de tentativa y cuatro delitos de estragos terroristas, lo que representa un pena superior a los 42.000 años de cárcel.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot