Salud Cataluña prohíbe ingresar en la UCI a los mayores de 80 años con coronavirus

Lasvocesdelpueblo

Efe – Las más de 1.800 personas ingresadas en Cataluña en estado grave por el coronavirus han obligado a los médicos a decidir “con criterios clínicos” qué personas ingresan en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y cuáles no, en función de las patologías que sufren y de la calidad de vida que les espera si sobreviven. Barcelona (España), miércoles 1 de abril de 2020. 

Un documento interno del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña, que depende del departamento de Salud y que se ha conocido hoy, aconseja no ingresar en las unidades de cuidados intensivos (UCI) a mayores de 80 años con coronavirus y “evitar ingresos en pacientes con escaso beneficio”.

Aunque la mayoría médica no es partidaria del “encarnizamiento terapéutico” para mantener con vida a personas que ya están en la etapa final de su existencia, la filtración del documento ha causado cierta polémica en unos días en los que se espera llegar al pico de ingresos de casos graves, con todas las UCI llenas, y después de que hayan fallecido en Cataluña cerca de 2.000 personas, de las que 362 son ancianos que vivían en geriátricos.

El documento se facilitó a los trabajadores sanitarios del SEM el pasado 25 de marzo y cuenta con el respaldo del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña, aunque no del Observatorio de Bioética y Derecho de la UB, según el director del SEM, Xavier Giménez, que ha precisado que estas recomendaciones, que no instrucciones, se han tomado con bases científicas y criterios éticos.

Giménez ha reconocido que las unidades de cuidados intensivos de los hospitales de Cataluña están llenas de personas de entre 40 y 70 años, de ahí que se haya optado por hacer ingresos fuera de estos centros, como en pabellones polideportivos y hoteles para enfermos menos graves.

“Los criterios clínicos prevalecen por encima de todo”, ha afirmado la consellera de Salud, Alba Vergés, que ha negado, tras filtrarse este documento, que se discrimine a los enfermos según el domicilio (casa o residencia) en el que viven, y ha defendido que los médicos deciden “lo mejor para cada paciente”.

Vergés ha admitido que son días “de tensión máxima” en el sistema sanitario y ha subrayado que siempre defenderá “la práctica clínica profesional, el criterio de aquellos que están en primera línea atienden a los pacientes”.

“No hay enfermedades sino personas con enfermedades, personas que pueden tener unos condicionantes o unas enfermedades o patologías de base”, ha subrayado.

“Los criterios clínicos siempre prevalecen, ahora y siempre, es la práctica clínica habitual”, ha insistido Vergés, que ha anunciado que próximamente podrían ofrecer datos fragmentados por sexo, municipios, edad y áreas básicas de salud para determinar cómo se está comportando esta enfermedad, que se está cebando con los más mayores.

En esta línea, Vergés ha explicado también que en breve firmará una orden para que sean las funerarias las que aporten los datos de mortalidad y ha anunciado que mañana llegarán a los hospitales 25.000 test de detección rápida de coronavirus.

Mientras, sigue la situación dramática en muchas residencias geriátricas, donde han fallecido 362 ancianos y otros 830 han sido diagnosticados del virus en 317 geriátricos, un 30% de todos los que hay en Cataluña, algunos de los cuales están evacuando a internos a clínicas y mutuas de trabajo para aislarles.

Pese a que los expertos siguen resaltando la ralentización de los contagios y el haber llegado a la meseta de la curva, los hospitales del Mar y Clínic han urgido hoy más personal ante lo que prevén el pico de ingresos de casos graves este fin de semana.

Los hospitales sí han podido reponer parte de su material con la llegada anoche de un total de 2,3 millones de mascarillas quirúrgicas, 110.000 trajes de protección para sanitarios, 200.000 guantes de protección y 500 test rápidos, entregado a la Generalitat en virtud de un acuerdo con la empresa barcelonesa Basic Devices.

También la Diputación de Barcelona ha empezado a repartir los primeros tests de detección rápida del coronavirus entre los ayuntamientos de la provincia.

Sobre la afectación de la epidemia, los positivos por COVID-19 registrados en Cataluña señalan que Igualada sigue siendo la población más afectada por el virus al tiempo que éste golpea con más fuerza a la población con menor renta por cápita, según el mapa interactivo habilitado por la consellería de Salud.

Igualada llega en alguna de sus zonas a alcanzar los 442,5 positivos por cada 100.000 habitantes, mientras que Barcelona ejemplifica la importancia de la variable de la renta: en Roquetes, el virus ataca a 303,5 personas de cada 100.000, mientras en Sarrià solo a 68,1.

Cataluña ha superado los 20.000 contagios, aunque el crecimiento diario parece haberse ralentizado, lo que indicaría que baja la intensidad de la epidemia.

Una buena noticia es que desde el inicio de la epidemia en Cataluña se han contabilizado ya 5.701 altas hospitalarias de personas diagnosticadas con coronavirus, 197 de ellas en el brote de Igualada.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies