Torres responsabiliza al exsecretario de Instituto Nóos de Urdangarin de la gestión de las cuentas

Lasvocesdelpueblo
El exsocio de Iñaki Urdangarin Diego Torres llega junto a su mujer Ana María Tejeiro a la sede del juicio del caso Nóos. Efe

Agencias – El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, ha descargado en el exsecretario del Instituto Nóos Miguel Tejeiro toda la responsabilidad sobre la gestión de las cuentas de dicha sociedad en su primera jornada de declaración ante la Audiencia de Palma en el juicio que investiga el presunto desvío de fondos. “El señor Tejeiro tenía toda mi confianza en temas tributarios, legales, financieros”, ha señalado ante el tribunal sobre su cuñado. Barcelona, 23 de febrero 2016. Fotografía: El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, llega junto a su mujer Ana María Tejeiro a la sede del juicio del caso Nóos. Efe.

En un duro interrogatorio realizado por el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, Torres ha llegado a calificar como “extraño” que Miguel Tejeiro, que por decisión del tribunal deberá declarar como testigo y no como acusado, no esté “sentado en la sala”.

“Yo lo que creo es que es un poco extraño que el señor Miguel Tejeiro no esté sentado en esta sala porque es la única persona que podría dar cuenta de todo esto. Es él quien debería dar cuenta de todo esto porque es el que lo ha pensado, lo ha diseñado, nos ha dado las instrucciones y lo ha ejecutado durante todo este tiempo y es lamentable que no esté ahora mismo aquí para poder explicarlo”, ha dicho Torres.

Torres, uno de los 17 acusados en el juicio del caso Nóos, ha negado toda la responsabilidad en la gestión de las cuentas de las sociedades con las que se hicieron transferencias a cuentas, aunque sí ha reconocido su firma en algunos documentos de las transferencias que se han mostrado en el juicio. El exsocio de Urdangarin ha admitido que en el año 2008 transfirió a un banco en Luxemburgo los fondos que tenía en Andorra, donde había hecho un “programa de formación para la banca privada” porque consideró que era “un lugar más seguro”.

Los fundadores del Instituto Nóos, Iñaki Urdangarin y Diego Torres, están acusados de delitos que les podrían suponer penas que suman 49 años de cárcel por una supuesta trama corrupta que tiene en la infanta Cristina su culmen de notoriedad, pese a que el presunto papel de la hermana del rey es marginal, ya que está encausada por cooperación en delitos fiscales de su esposo solo por la acusación popular de Manos Limpias.

El calendario de la vista de Nóos ante la sección primera de la Audiencia de Palma se retoma con la comparecencia de Torres después de haber resultado alterado a petición de algunos letrados por la concurrencia de otros compromisos, lo que ha dejado en el aire la fecha concreta en que comparecerá la infanta, que, si no vuelve a haber cambios, será la última.

La Fiscalía Anticorrupción reclama para Torres 16 años y medio de cárcel, petición que Manos Limpias eleva a 22 y medio, por poner en marcha, junto al exduque, una estructura “hueca de contenido real” y “una maraña de facturación ficticia” para apoderarse de los más de seis millones de euros que obtuvieron de Baleares, Comunidad Valenciana y Madrid.

Para ello, según el fiscal Pedro Horrach, utilizaron el Instituto Nóos como epicentro de la trama, al que manejaron “a su antojo” junto a otras mercantiles de su propiedad para que “operasen al servicio de sus intereses comerciales”.

Torres niega, sin embargo, que la entidad liderada por ambos llevase a cabo actividades ilícitas no relacionadas con sus objetivos fundacionales, y que a los fondos públicos percibidos se les diese un destino irregular. Es más, defiende que la Casa Real estaba al corriente de todos los negocios que Nóos llevaba a cabo con las Administraciones.

Las magistradas Samantha Romero (presidenta del tribunal y ponente), Eleonor Moyà y Rocío Martín han habilitado sesiones de mañana y tarde para los cuatro días de juicio de la esta semana y no descartan fijar jornadas los días 2, 3 y 4 de marzo para acabar las declaraciones de los cuatro acusados que restan: Torres, Urdangarin, el asesor fiscal Salvador Trinxet y la infanta Cristina de Borbón.

Torres, presunto autor de delitos de prevaricación, fraude, tráfico de influencias, malversación, contra Hacienda, falsedad, estafa, falsificación y blanqueo de capitales, responderá a preguntas que le formulen todas las partes, según anunció su abogado, Manuel González Peeters, que prevé un largo interrogatorio.

Su cuñado, el excontable del Instituto Nóos Marco Antonio Tejeiro, también acusado, le señaló en su declaración como el director de un conglomerado empresarial creado para saquear fondos públicos a través de la asociación sin ánimo de lucro que había creado junto a Urdangarin y con la que facturó unos 6 millones de euros de administraciones públicas de Valencia, Baleares y Madrid. Tejeiro, a quien la Fiscalía pide dos años de cárcel, también atribuyó irregularidades al marido de la infanta Cristina.

Urdangarin declarará cuando concluya la de su antiguo socio, con el que comparte las acusaciones de tráfico de influencias, malversación, prevaricación, fraude, estafa, falsedad, delitos contra Hacienda y blanqueo de capitales. La Fiscalía solicita para él una condena total de 19 años y medio de prisión, y Manos Limpias, 26 años y medio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies