Tras medio siglo de guerra, Colombia y terroristas de las FARC firman la paz definitiva en Cuba

Lasvocesdelpueblo
El máximo líder de las FARC en Cuba, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko" (d) y el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (i) junto al presidente de Cuba, Raúl Castro (c) sostienen en sus manos el acuerdo para el cese el fuego entre el Gobierno colombiano y las FARC, durante una ceremonia en La Habana (Cuba). EFE

Lasvocesdelpueblo, Agencias y rtve – El alto el fuego acaba con medio siglo de guerra entre el Estado colombiano y los terroristas asesinos secuestradores de las FARC. El jefe terrorista de las FARC: “Que este sea el último día de la guerra”; y el presidente de Colombia Santos: “Esto significa el fin de las FARC para siempre”. El conflicto ha dejado en Colombia 300.000 muertos y millones de afectados. Cronología de momentos clave en el proceso de paz. Colombia y los asesinos terroristas de las FARC han firmado este jueves en La Habana un histórico acuerdo por el que ambas partes se comprometen a un alto el fuego bilateral y definitivo. El político y abogado Humberto de la Calle, en nombre de la delegación del Gobierno colombiano, y el guerrillero Iván Márquez, por parte de los terroristas, han sido los primeros en rubricar el acuerdo, a las 19:30 hora española. La Habana (Cuba), jueves 23 de junio de 2016. Fotografía: El máximo líder de las FARC en Cuba, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko” (d) y el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (i) junto al presidente de Cuba, Raúl Castro (c) sostienen en sus manos el acuerdo para el cese el fuego entre el Gobierno colombiano y las FARC, durante una ceremonia en La Habana (Cuba). Efe.

La firma entre Colombia y terrorista asesinos de las FARC pone fin a medio siglo de hostilidades que se han cobrado 300.000 muertos

Les han seguido a título de mediadores y garantes, los representantes de Cuba y Noruega, para finalizar como acompañantes, dos firmantes de Venezuela y Chile. “El proceso de paz no tiene vuelta atrás”, ha afirmado el presidente de Cuba, Raúl Castro. “Será la victoria de toda Colombia, pero también de toda América”, ha dicho. La firma pone fin a medio siglo de hostilidades que se han cobrado 300.000 muertos, 45.000 desaparecidos y decenas de millones de afectados, entre ellos más de seis millones de desplazados, según informes oficiales. El documento despeja el camino hacia el acuerdo definitivo de paz. Las delegaciones las han encabezado el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en representación de su Gobierno, y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño “Timochenko”.

“Que este sea el último día de la guerra”, ha clamado para empezar y para acabar su discurso tras la firma Rodrigo Londoño, “Timochenko”, líder terrorista de las FARC. Londoño ha iniciado sus palabras mencionando al fallecido Hugo Chávez, “el ‘comandante eterno’, sin cuyo concurso este acto habría sido imposible”, ha dicho. Tras Londoño, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha afirmado: “Esto significa el fin de las FARC, para siempre”. Santos ha señalado que “se ha definido un programa preciso para que las FARC dejen las armas para siempre”.

El acto se ha celebrado en el salón de protocolo de “El Laguito”, escenario de la firma de anteriores acuerdos del proceso de paz colombiano

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha afirmado que “los equipos negociadores han demostrado que es posible alcanzar la paz con dignidad para todos los involucrados”. Ki-moon ha resaltado “el verdadero privilegio” que supone para él participar en el proceso, “en mi último año como secretario general”, ha dicho. El acto se ha celebrado en el salón de protocolo de “El Laguito”, escenario de la firma de anteriores acuerdos del proceso de paz colombiano, que comenzó en noviembre de 2012 y que tiene su sede permanente en La Habana.

“Colombia se acostumbró a vivir en guerra”, ha enfatizado Juan Manuel Santos en su alocución. “Los niños y jóvenes de este país no han conocido un día sin conflicto armado”, ha insistido, y ha asegurado: “Hoy empezamos a cicatrizar las heridas”. El presidente ha garantizado un “sistema de justicia transicional” que se ocupe “de todas las víctimas”, y que “no habrá impunidad”. Santos ha alabado “el liderazgo” del líder guerrillero “Timochenko”, de quien ha dicho: “Ha dejado de lado la lucha armada” para luchar con “argumentos”, y ha recalcado, “como debe ser”. Por su lado, “Timochenko” ha pedido al gobierno evitar la corrupción y concederles “garantías” para desempeñar “oposición” política.

El pacto incluye aspectos medulares para poner fin a la guerra como la dejación de armas por parte de los asesinos terroristas de las FARC

Tanto Santos como Lodoño han coincidido en emprender una inmediata recuperación agraria, que sustituya “los cultivos ilícitos” ha dicho el guerrillero, en alusión a la materia prima del narcotráfico. También han aludido a las posiciones contra facciones como los “paramilitares”, algo que “debe ser un hecho”, ha insistido el líder de las FARC, y contra “el ELN y el narcotráfico”, ha señalado por su parte Santos.

El pacto incluye aspectos medulares para poner fin a la guerra como la dejación de armas por parte de los asesinos terroristas de las FARC, garantías de seguridad o el compromiso de luchar contra el paramilitarismo y contra quienes amenacen la implementación futura de los acuerdos de paz. Han participado en la ceremonia el presidente de Cuba y anfitrión, Raúl Castro, así como el canciller de Noruega, Borge Brende, en representación de los países garantes del proceso de paz, además de los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Chile, Michelle Bachelet, como naciones acompañantes de los diálogos de paz.

También han viajado a Cuba para ser testigos del histórico acuerdo los presidentes de República Dominicana, Danilo Medina, como responsable pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC); el de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y el de México, Enrique Peña Nieto. Como invitado especial, asiste el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, así como los presidentes del Consejo de Seguridad, Francois Delattre, y de la Asamblea General de la ONU, Mogens Lykketoft. Unos 250 informadores de medios de todo el mundo se encuentran en el lugar de ceremonia para dar cobertura a ese acto.

Presidente de Colombia: “He ofrecido la colaboración de la ONU para garantizar el éxito”, “les insto encarecidamente a materializar estas esperanzas”

“El acuerdo final lo firmaremos en Colombia”, ha dicho Santos en los párrafos finales de su discurso. Ha recordado así que el histórico acuerdo firmado este jueves, aunque sella el camino del desarme, monitorizado por la ONU, en realidad es el epílogo de la verdadera disolución del conflicto. Así lo ha señalado también Ban Ki-moon, quien ha insistido en su disposición a estar presente hasta el fin del proceso: “He ofrecido la colaboración de la ONU para garantizar el éxito”, ha afirmado, para añadir: “Les insto encarecidamente a materializar estas esperanzas”.

La dejación de armas por parte de los terroristas se realizará a partir del acuerdo final en tres fases: un 30% en un plazo de 90 días a partir del acuerdo final, otro 30% a 120 días de la firma de la paz, y el 40% restante a 180 días. Ese procedimiento estará monitoreado y verificado por un equipo internacional coordinado por Naciones Unidas, organismo que “recibirá la totalidad del armamento de las FARC para destinarlo a la construcción de tres monumentos” acordados entre el Gobierno colombiano y los terroristas de las FARC.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias relevantes

Videos Hot