Trump: “Rusia tiene que salir de Venezuela”

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. WASHUNGTON (EEUU), 27.03.2019. El l presidente de EE.UU., Donald Trump (d), se reúne este miércoles con Fabiana Rosales, esposa del jefe el Parlamento venezolano, el opositor Juan Guaidó, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington (EE.UU.). Efe.

Efe – “Queremos alertar al mundo de los posibles continuos atentados en contra del presidente Juan Guaidó (…). Atacar a su entorno es atacarlo a él, pero nada lo va a detener”, afirmó. A las reuniones con Trump y Pence asistieron también Romy Moreno y Belén Marrero, que son, respectivamente, la esposa y la hermana de Roberto Marrero, el jefe de despacho de Guaidó que fue detenido la semana pasada y acusado por el chavismo de liderar una célula terrorista que planeaba cometer ataques selectivos. “Como familia, estamos preocupados por su vida. No hemos tenido ninguna comunicación” con Marrero, lamentó Moreno. Washington (EEUU), miércoles 27 de marzo de 2019. 

El presidente de EE.UU., Donald Trump, instó hoy a Rusia a retirar a sus militares de Venezuela, durante una reunión por sorpresa con Fabiana Rosales, la esposa del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por numerosos países como presidente interino del país caribeño.

El mensaje de Trump llegó tres días después de que dos aviones rusos aterrizaran en el principal aeropuerto de Venezuela, el de Maiquetía, cerca de Caracas, con un centenar de militares a bordo, según medios locales.

“Rusia tiene que salir”, sentenció el mandatario.

Trump no quiso ahondar en el tema, y cuando le preguntaron si ha hablado con el Gobierno ruso sobre el tema, respondió: “Ellos ya lo saben. Lo saben muy bien”.

John Bolton, el asesor de Seguridad Nacional de Trump, dijo después a los periodistas que la frase “clara y sucinta” del presidente era un mensaje “directo” a su homólogo ruso, Vladímir Putin.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ya advirtió el lunes a su homólogo ruso, Sérguei Lavrov, de que Washington no se quedará “de brazos cruzados” ante la presencia rusa en Venezuela.

Pero Moscú ha defendido la legalidad de su cooperación militar con el Gobierno de Nicolás Maduro, que tiene en Putin a uno de sus principales aliados internacionales en un momento en el que medio centenar de países consideran ilegítimo su mandato.

Trump también insinuó que EEUU no puede aumentar mucho más la presión sobre Maduro si no es mediante la vía militar, una semana después de afirmar que todavía podría implementar unas sanciones mucho más “duras” que las impuestas hasta ahora.

“Fuera de lo militar, no se puede alcanzar más presión de la que ya tienen”, señaló el mandatario en respuesta a una pregunta.

Dos meses después de que EEUU reconociera a Guaidó como presidente interino de Venezuela, su esposa logró fotografiarse al lado de Trump, en la silla que la Casa Blanca reserva normalmente para los dirigentes extranjeros que lo visitan.

“Estamos con usted al cien por cien”, le dijo Trump a Rosales, quien acudió inesperadamente al Despacho Oval al terminar otra reunión que tenía programada en la Casa Blanca con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

“Todo se resolverá. Siempre se resuelve. Vamos a conseguir que se resuelva”, prometió Trump, con su hija Ivanka a su lado.

Rosales pidió a Trump que avance en las acciones necesarias para que Maduro abandone el poder, según una nota que emitió después el equipo de Carlos Vecchio, designado por Guaidó como su embajador en EEUU y que estuvo presente en el encuentro.

“Nuestros niños mueren porque no hay luz, porque no hay comida, y nuestra gente se está muriendo también en los hospitales. Esto no puede continuar”, subrayó la esposa de Guaidó.

También denunció que teme “por la vida” de su marido, y reiteró que este martes “se cometió un atentado” en su contra, horas después de asegurar que en Caracas “lanzaron gases lacrimógenos” contra el automóvil en el que viajaba el líder.

Aunque en esa capital hubo en efecto un incidente contra un vehículo en el que se trasladaba un grupo de legisladores, el equipo más cercano a Guaidó aseguró a Efe en Caracas de que el político no iba en ese automóvil y no sufrió daños físicos en ese incidente.

Rosales aseguró hoy, además, que “fue detenido el primo de la mamá del presidente, involucrándole en actos de terrorismo”, y que también se ha acusado “a Gustavo Guaidó, el hermano del presidente”, con el fin de “darle un golpe al círculo más cercano” a su esposo.

“Queremos alertar al mundo de los posibles continuos atentados en contra del presidente Juan Guaidó (…). Atacar a su entorno es atacarlo a él, pero nada lo va a detener”, afirmó.

A las reuniones con Trump y Pence asistieron también Romy Moreno y Belén Marrero, que son, respectivamente, la esposa y la hermana de Roberto Marrero, el jefe de despacho de Guaidó que fue detenido la semana pasada y acusado por el chavismo de liderar una célula terrorista que planeaba cometer ataques selectivos.

“Como familia, estamos preocupados por su vida. No hemos tenido ninguna comunicación” con Marrero, lamentó Moreno.

Durante su visita a Washington, la esposa de Guaidó también se reunió con algunos embajadores de países miembros de la Organización de Estados Americanos, además de con un grupo de senadores interesados en Venezuela, entre ellos el republicano Marco Rubio y los demócratas Bob Menéndez y Tim Kaine.

Este jueves, Rosales visitará el club privado de Trump en Florida, conocido como Mar-a-Lago, para reunirse con la primera dama estadounidense, Melania Trump.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies