Un gol en los últimos minutos castiga la reacción del campeón: Real Madrid en Dortmund (2-2)

Lasvocesdelpueblo
Los jugadores del Real Madrid Luka Modric (i), Toni Kroos (c), y Sergio Ramos (d) al final de un partido por el grupo F de la Liga de Campeones entre el Dortmund y el Real Madrid, en Dortmund (Alemania). Efe.

Efe – Un gol en los últimos minutos del partido, el marcado por Schurrle a tres del final, castigó la reacción del campeón de Europa, el Real Madrid, que supo sufrir en el primer tiempo tras el reencuentro con el gol de Cristiano Ronaldo, perdonó la sentencia en el segundo y acabó cediendo dos puntos. Dortmund (Alemania), martes 27 de septiembre de 2016. fotografía: Los jugadores del Real Madrid Luka Modric (i), Toni Kroos (c), y Sergio Ramos (d) al final de un partido por el grupo F de la Liga de Campeones entre el Dortmund y el Real Madrid, en Dortmund (Alemania). Efe.

Ficha técnica: 2 – Borussia Dortmund: Burki; Piszczek, Sokratis, Gintel, Schmelzer; Castro, Weigl, Guerreiro (Emre Mor, m.79); Gotze (Schurrle, m.59), Dembele (Pulisic, m.73) y Aubameyang. 2 – Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Danilo; Kroos, Modric, James (Kovacic, m.71); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.89).

Goles: 0-1, m.17: Cristiano Ronaldo. 1-1, m. 43: Varane, en propia puerta. 1-2, m.68: Varane. 2-2, m.87: Schurrle. Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra). Amonestó a Schmelzer (49), Weigl (74) y Guerreiro (76) por el Dortmund. Incidencias: encuentro de la segunda jornada de la Liga de Campeones disputado en el Signal Iduna Park ante 81.000 espectadores.

La vida no cambia para el Real Madrid en Alemania, donde sus visitas responden a un patrón asociado al sufrimiento. Salvo alguna noche aislada, como el recital en el Allianz Arena de las semifinales de Liga de Campeones ante el Bayer Múnich (0-4) el año de la Décima, el equipo madridista se encuentra rivales con un fútbol físico y directo que le generan inestabilidad.

La decidió contrarrestar Zinedine Zidane con valentía. Llegaba de dos empates consecutivos en la Liga española que rebajaban el estado de euforia. Lo fácil era reforzar el centro del campo, ante la ausencia del insustituible Casemiro, pero optó por un cambio de sistema para apostar por James. El 4-2-3-1 fue el dibujo elegido, con el colombiano a espaldas de Benzema y Bale más Cristiano en las bandas.

El duelo fue trepidante, con un ritmo endiablado, de ida y vuelta. Dos equipos que mostraban su velocidad ofensiva. Un Real Madrid en apuros cuando Gotze conectaba con Dembélé y Aubameyang, pero que se mostraba cómodo jugando al contragolpe.

Cristiano Ronaldo comenzó extramotivado tras su cambio en Las Palmas. Deseoso de enterrar la peor de sus versiones, saltó al césped con el gol en su cabeza. A los dos minutos se encontraba una falta perfecta en la frontal. Su disparo lo sacaba como podía Burki.

El duelo a intercambio de golpes lo planteaba el Dortmund, que rápido respondía para poner a prueba el estado del costarricense Keylor Navas. Regresaba tras meses sin jugar y se le vio sin tener tomada la medida a su portería. Inseguro en disparos que podría haber bloqueado y que le costaron caros. Al primero, el de Gonzalo Castro, respondió con los puños.

Eran minutos en los que Ramos y Varane eran examinados por impulsos de raza, fuerza y velocidad del Dortmund. Los espacios que quedan a la espalda de centrocampistas que añoran a Casemiro, eran explotados por el conjunto germano. Dembélé chutaba abajo en carrera y Keylor evitaba el tanto. Un minuto después lo volvía a intentar sin encontrar puerta.

Las respuestas madridistas eran inmediatas. Benzema se caía al suelo con todo a su favor en el mano a mano. Era la jugada que avisaba del gol. Con campo para correr, James encontró el desmarque de Bale, de tacón asistió a Cristiano que con un tiro cruzado se quitó de golpe la ansiedad en su competición preferida.

El tanto no rebajó la ambición del Borussia que se adueñó de la posesión y del partido. Sus llegadas por las bandas eran continuas, las asociaciones en paredes rompían líneas blancas y Ramos salvaba el empate lanzándose a cortar el disparo de Dembélé. Del sufrimiento a la esperanza había segundos de diferencia. Y James perdonaba un dos contra uno clarísimo para endosar un golpe casi definitivo.

El castigo llegaría en la recta final. Una perdida de balón de Ramos acabó en falta y un grave error de Keylor. El disparo de Guerreiro no tenía la fuerza suficiente como para ser rechazado. Ya había mostrado falta de confianza a un testarazo blando de Sokratis que optó por despejar. En la segunda ocasión el despeje de puños se alió con la mala suerte al estrellarse en Varane y acabar en gol en propia puerta.

En la reanudación el Real Madrid recuperó la personalidad del campeón de Europa. Cuando se esperaba una nueva salida en tromba alemana, la realidad fue un crecimiento en el juego del equipo de Zidane.

Lo hizo tras un par de jugadas de exhibición de todas las virtudes de Dembélé. Siempre con descaro, con un uso exquisito de sus dos piernas, recortó con izquierda y chutó con derecha para permitir a Keylor desquitarse en una segunda parte en la que estuvo activo. Aubameyang volvió a encontrarse con los puños del costarricense.

Fue desde una clara ocasión perdonada por Cristiano, que cabeceó ladeado un buen centro de Ramos, cuando llegaron los mejores momentos madridistas. Con velocidad y calidad el Real Madrid desarmaba a su rival. Bale encontraba un carril y a Benzema le faltaba velocidad para rematar el segundo tanto.

No perdonó a placer Varane, cuando un saque de esquina ensayado acabó con centro de Cristiano al segundo palo, remate a la madera de Benzema y a placer marcaba el central francés para desquitarse de sus últimas actuaciones.

Pero el espíritu guerrero del Borussia impidió que se diera por vencido. Alentado por una afición fiel y con la ‘maldición alemana’ siempre preparada para reaparecer, el partido acabó en el área española. Navas respondió con una buena parada, tapado por su defensa, al latigazo de Guerreiro, Schurrle probó suerte y la estirada del meta evitó el tanto.

Pulisic también la tuvo en momentos en los que el Real Madrid pudo sentenciar a la contra. La más clara la tuvo Cristiano que chutó arriba y en otra acción brillante individual, se encontró con la manopla de Burki. Estaba más cerca el tercero que el empate, pero de nuevo le faltó al equipo de Zidane estabilidad en los últimos minutos.

Le pasó ante Las Palmas y se repitió en Dortmund. Cuando el partido debía morir, Pulisic se iba de Danilo y su centro caía muerto a Schurrle, que fusilaba arriba el empate definitivo. En la cabeza de Varane, tras un córner, estuvo el triunfo, pero no encontró puerta y el Real Madrid cedió dos puntos que tenía en el bolsillo.

El Madrid sigue sin ganar en Dortmund; emergen Juventus y Tottenham

El Real Madrid volvió a encajar un tanto al final y sigue sin ganar en Dortmund al Borussia, donde alcanzó un esforzado empate a dos en la segunda jornada de la Liga de Campeones, en tanto que Juventus y Tottenham emergieron tras un deficiente inicio de competición y el Leicester ganó al Oporto su primer partido como local.

El jugador del Dortmund Andre Schuerrle (i) celebra con su compañero Lukasz Piszczek (c) después de anotar el gol del empate 2-2 durante un partido por el grupo F de la Liga de Campeones entre el Dortmund y el Real Madrid, en Dortmund (Alemania). EFE
El jugador del Dortmund Andre Schuerrle (i) celebra con su compañero Lukasz Piszczek (c) después de anotar el gol del empate 2-2 durante un partido por el grupo F de la Liga de Campeones entre el Dortmund y el Real Madrid, en Dortmund (Alemania). EFE

El conjunto de Zinedine Zidane sumó su tercer empate seguido entre Liga y ‘Champions’ ante los tres equipos ‘amarillos’, Villarreal, Las Palmas y Dortmund. Como en Gran Canaria dejó escapar el triunfo al final. Sufrió por momentos pero en otros también pareció recobrar el gen de campeón. Al menos al final alcanzó unas tablas que para la resolución del grupo no es mal resultado, pero que tras adelantarse dos veces en el marcador le pueden saber a poco.

El portugués Cristiano Ronaldo (m.17) y el francés Raphael Varane (m.68) acercaron al Real Madrid a su primer triunfo en el Signal Iduna Park, pero el conjunto de Thomas Tuchel nunca se rindió. El conjunto germano fue un vendaval a rachas y demostró que es uno de los que mejor fútbol practican en este inicio de campaña y que dispone de un ataque muy difícil de frenar.

Respondió primero con un tanto del gabonés Pierre-Emerick Aubameyang al borde del descanso tras un mal despeje del meta costarricense Keylor Navas, que debutaba esta temporada tras varios meses por lesión, que rechazó a su vez en Varane, y al final, cuando la victoria blanca estaba cerca, el premio a la fe, al esfuerzo, lo encontró el internacional Andre Schürrle (m.87) y firmó el 2-2 definitivo con un espectacular disparo.

Este resultado deja a ambos en cabeza del grupo F por delante del Sporting, que venció por 2-0 al Legia Varsovia, en el que debutaba como técnico Jacek Magiera tras la dimisión de Besnik Hassi. El costarricense Bryan Ruiz y el holandés Bas Dost sentenciaron en el primer tiempo.

El Juventus, tras ceder un empate sin goles en la primera jornada ante el Sevilla, cumplió con su condición de favorito y emergió en Zagreb ante el Dinamo con una contundente victoria por 0-4. El conjunto balcánico, dirigido de forma interina por Zeljko Sopic, poco pudo hacer. El bosnio Miralem Pjanic (m.24) y el argentino Gonzalo Higuaín (m.31) encarrilaron el triunfo del cuadro turinés, que sellaron en la reanudación el argentino Paulo Dybala y en propia meta Adrian Semper.

El Juventus se instala como nuevo líder del grupo H con cuatro puntos, igualado con el Sevilla, que superó a un buen Olympique Lyon por 1-0 con diana del francés Wissam Ben Yedder (m.53), que aprovechó la titularidad que le concedió el argentino Jorge Sampaoli.

Lo pasó mal el cuadro andaluz en la primera mitad, en la que los hombres de Bruno Genesio fueron superiores y gozaron de grandes ocasiones. Pero tras el descanso cambió la decoración, mejoró notablemente el Sevilla y pudo incluso ganar por un resultado más amplio. De hecho, el argentino Luciano Vietto malogró una pena máxima (m.68).

El Tottenham olvidó la derrota ante el Mónaco en Wembley con una trascendental victoria en Moscú frente al CSKA (1-0) gracias a uno de sus hombres más en forma, el surcoreano Son Heung-Min (m.71). Así, se sitúa tras el Mónaco, ante el que perdió en Wembley en la primera jornada y que en esta segunda salvó un punto ante el Bayer Leverkusen sobre la campana (1-1).

El equipo alemán saboreaba su primera victoria ante el Mónaco en el Luis II a una diana del mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández, que sumaba su gol cien en Europa, pero el polaco Kamil Glik, en la prolongación, firmó el 1-1 que dejó con la miel en los labios a los visitantes.

El Leicester sigue cumpliendo con su condición de campeón de la Premier. Sumó su segunda victoria (1-0) ante el Oporto y se acerca a los octavos de final. El argelino Islam Slimani le tiene tomada la medida al conjunto oportista desde su época en Portugal. Suyo fue el tanto que decidió el primer encuentro de la Liga de Campeones en Leicester.

El cuadro del italiano Claudio Ranieri manda en el grupo G por delante del Copenhague, que arrolló al Brujas en la segunda mitad tras abrir el marcador en propia meta Stefano Denswil. Thomas Delaney, el paraguayo Federico Santander y Mathias Jorgensen.

Schürrle: “empatar dos veces ante el Madrid deja buenas sensaciones”

El internacional alemán Andreas Schürrle, autor del segundo gol del Borussia Dortmund en el 2-2 ante el Real Madrid, resaltó que su equipo había logrado volver al partido dos veces tras estar en desventaja y eso ante un rival como el equipo blanco “deja muy buenas sensaciones”.

El jugador del Dortmund Andre Schuerrle celebra después de anotar el gol del empate 2-2 durante un partido por el grupo F de la Liga de Campeones entre el Dortmund y el Real Madrid, en Dortmund (Alemania). EFE
El jugador del Dortmund Andre Schuerrle celebra después de anotar el gol del empate 2-2 durante un partido por el grupo F de la Liga de Campeones entre el Dortmund y el Real Madrid, en Dortmund (Alemania). EFE

Schürrle destacó el buen comienzo de su equipo que tuvo claras ventajas en la posición de pelota en la primera parte pero, según él, tomo en el último tercio las decisiones equivocadas. “Empezamos muy bien, tuvimos la pelota, encontramos espacios pero tal vez en el último tercio tomamos las decisiones equivocadas”, dijo Schürrle en declaraciones al canal sky.

El no haber convertido ese dominio inicial en goles le pasó factura al Dortmund que se vio en desventaja. “El Real Madrid tiene mucha calidad y por eso nos puso en dificultades”, dijo Schürrle.

Sin embargo, el jugador destacó la capacidad del equipo para volver y empatar dos veces para llevarse al final, al menos, un punto del compromiso. “Volvimos dos veces después de estar en desventaja y lograr eso ante un equipo como el Real Madrid deja muy buenas sensaciones”, dijo. “Este partido ayudará a los jugadores jóvenes que tenemos y nos ayudará a nosotros a seguir creciendo como equipo”, agregó.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies