Valls (Cs) pactaría con Ada Colau en Barcelona y Manuela Carmena con Cs en Madrid

Lasvocesdelpueblo
Vista del presidente de Vox, Santiago Abascal (2i), la presidenta del partido político Vox. Efe FOTOGRAFÍA. MADRID (ESPAÑA), 29.05.2019. Vista del presidente de Vox, Santiago Abascal (2i), la presidenta del partido político Vox en la Comunidad de Madrid Rocío Monasterio (3d), y el vicesecretario de relaciones internacionales de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, durante la rueda de prensa ofrecida este miércoles en Madrid. La líder de VOX Madrid y candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid poner a VOX en los cielo con 12 escaños en la cámara autonómica madrileña y es clave para la gobernabilidad de Madrid en un acuerdo de las llamadas «Tres Derechas» (VOX, PP y Ciudadanos Cs), aunque se espera alternativas entre Ciudadanos Cs, PSOE y la ultraizquierda, pendiente de exploración por la Ejecutiva de la «veleta naranja» de Albert rivera e Inés Arrimadas. Efe

Lasvocesdelpueblo y Agencias – VOX ha puesto a límite el panorama político español y los enemigos de ayer apuran para ponerse ahora de acuerdo para seguir manteniendo sus intereses. La ultraizquierda, incluso pro referéndum pactado de independencia de Cataluña, los mismo que llamaron a la movilización el 1-O en Cataluña y cedieron espacios municipales para la celebración del referéndum ilegal no autorizado por la Justicia, se han convertido en los nuevos socios del partido de Albert rivera e Inés Arrimadas. Hoy el alcaldable de Ciudadanos Cs por Barcelona, Manuel Valls, ha dado el pistoletazo de salida ofreciéndose a la alcaldesa en funciones Ada Colau. Estas maniobras ponen en jaque a la ejecutiva nacional del PP de Pablo Casado que encontró una salida de emergencia en la victoria de las llamadas «Tres Derechas» (VOX, PP y Ciudadanos Cs), la pasada noche electoral. Y es que los de casado salieron a celebrarlo a gritos. Asimismo, estaríamos ante la activación de “cordón sanitario” de los «Progres» a VOX, lo que vuelve a posicionar al partido de Santiago Abascal Conde como clara alternativa. Barcelona (España), miércoles 29 de mayo de 2019. 

Con ese nuevo escenario, y así exigió el presidente de Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el acercamiento de la ultraizquierda a los “liberales”, los ‘naranjitos’ de Albert Rivera e Inés Arrimadas, ya no es una probabilidad sino un hecho. Hoy, el alcaldable de Ciudadanos Cs por Barcelona, el francés Manuel Valls, ante su debacle electoral en las urnas de las elecciones del pasado domingo, 26 de mayo de 2019, ha dicho abiertamente en rueda de prensa que la ultraizquierda —los hasta ahora considerados por Ciudadanos Cs como unos “populistas”— ha dejado de ser una enemiga a combatir para Ciudadanos Cs y se tiene que convertir en nuevo socio del partido naranjito para evitar que venga VOX en las instituciones y combatir el independentismo, ha insinuado el francés poniendo a la disposición de Ada Colau todos los votos de Cs al 26M (6 concejales).

Mientras, otra sorpresa ha llegado hoy de la capital de España, también en rueda de prensa, con la alcaldesa en funciones de la ultraizquierda, Manuel Carmena, que ha anunciado su candidatura a la investidura insinuando claramente la existencia de un acuerdo en tres bandas a la andaluza, entre PSOE y Ciudadanos Cs de Begoña Villacís y PSOE y la ultraizquierda para hacer de ella la nueva alcaldesa de Madrid.

Se trata de una alternativa muy extraña, dado que las llamadas hasta ahora por esos nuevos socios de ultraizquierda-naranjitos como las «Tres Derechas» (VOX, PP y Ciudadanos Cs), unos serpientes de 4 cabezas, llegaron a tacharlos, suman claramente la mayoría absoluta tanto en la alcaldía de Madrid como en el gobierno de la Comunidad de Madrid. De todo modo, se trata de una alternativa en la que Ciudadanos Cs, indudablemente, se sentirá mejor que en las llamadas «Tres Derechas» porque los ‘naranjitos’ nunca se han sentido de Derechas sino de Izquierdas, aunque se escondan detrás de etiquetas como “liberales”.

PACROS EXTRANOS, TRAICIÓN DEL VOTANTE DE CIUDADANOS CS

El panorama de pactos que los partidos contemplaban tras los resultados de las elecciones autonómicas y locales del domingo va desdibujándose conforme pasan los días y surgen nuevas alternativas que sorprenden a propios y extraños, aunque casi más a los propios.

La propuesta de Manuel Valls en Barcelona de tender la mano a la alcaldesa y líder de los comunes, Ada Colau, y al candidato del PSC, Jaume Collboni, para alejar al independentismo de la alcaldía ha dejado de piedra a Ciudadanos, que se ha desmarcado y ha advertido de que sus concejales solo negociarán con el socialista.

También la intención de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, de presentarse a la investidura plantea otros escenarios a explorar en la capital de España, más allá de un gobierno de PP con Ciudadanos y Vox.

En dos semanas, antes del 15 de junio, tendrá que estar terminado este baile de alianzas para los ayuntamientos y, entre el 11 y el 30 del mismo mes, los pactos para los gobiernos de las doce comunidades y dos ciudades autónomas que han elegido nuevos parlamentos.

Además, estas negociaciones influirán en la configuración del nuevo Gobierno estatal, una negociación que cuenta con más margen de tiempo, ya que se prevé la investidura bien entrado el mes de julio.

El barómetro que dará a conocer mañana el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) podrá apuntar algún camino a seguir, al mostrar las preferencias de los ciudadanos sobre posibles coaliciones de gobierno, aunque se trata de encuestas realizadas antes de las elecciones del 26 de mayo.

Tres días después del ‘superdomingo’ electoral y transcurrido un mes desde las generales, todo sigue aún en el aire pese a que los partidos han marcado ya las directrices a seguir en sus reuniones de ayer y el PP ha constituido hoy su comité para la gobernabilidad, que se encargará de las negociaciones en todos los ámbitos.

Pero tras los cálculos hechos ayer por el PP, que cuenta con Vox y Ciudadanos para gobernar en cinco comunidades, la formación que preside Santiago Abascal ha advertido de que si estos partidos no dialogan con ellos y les quieren “humillar”, esos gobiernos serán imposibles.

Esa será la primera línea roja de Vox para las negociación: sentarse a negociar “como personas normales”, ha insistido Abascal, que ha contactado con el presidente del PP, Pablo Casado, pero no con el de Ciudadanos, Albert Rivera.

Mientras Vox establece sus condiciones en el ámbito de la derecha, en la izquierda, Podemos insiste en decirle al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez que la coalición es la “única salida” para su investidura.

El domingo, según fuentes de Podemos, ambos líderes intercambiaron mensajes, pero las palabras de ayer de Sánchez desde Bruselas, pidiendo a Iglesias que reconsidere su estrategia han molestado e impactado a la dirección del partido y, aunque esperan una pronta reunión entre ambos, aún no una fecha fijada.

Sánchez pidió desde Bruselas tanto a Pablo Iglesias como a Rivera que reconsiderasen sus estrategias tras los comicios del 26M en los que volvió a ganar el PSOE.

Y a las voces que han pedido a Ciudadanos que se abstenga para facilitar una investidura del socialista Pedro Sánchez, sin Podemos y los independentistas -entre ellos el propio líder del PP, Pablo Casado- también se ha sumado la de la portavoz de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies