Varios inmigrantes rescatados en el Mediterráneo esperan permiso de autoridades europeas

FOTOGRAFÍA. POZZALLO (ITALIA), NOVIEMBRE DE 2019. El barco de rescate español Aita Mari a su llegada el este mes de noviembre 2019 al puerto siciliano de Pozzallo con un grupo de migrantes. Efe

Efe – El barco Aita Mari, operado por la ONG española Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) ha localizado una barcaza con migrantes en peligro en el Mediterráneo Central y espera el permiso de autoridades de países de la zona. Roma (Italia9, lunes 13 de abril de 2020. 

La ONG explicó hoy en Twitter que el barco que había zarpado desde el puerto de Siracusa, en la isla italiana de Sicilia, llevaba varias horas de ruta hacia España sin tripulación de rescate y sanitaria, pero fue informada de un bote a la deriva con 47 personas a bordo y desvió su rumbo para realizar la búsqueda.

“Requerimos asistencia urgente”, añadió la ONG que explicó que se ha informado de la situación a las autoridades maltesas y que las condiciones en el mar están empeorando, pero no han recibido respuesta.

Poco después, el Aita Mari comunicaba que un bote había sido localizado y se había avisado a las autoridades competentes y esperaban instrucciones.

Alarm Phone, una línea telefónica puesta en marcha por activistas que recibe las llamadas de los migrantes que se encuentran en peligro en el Mediterráneo Central, alertó de que hay al menos tres barcos a la deriva en el Mediterráneo.

En las últimas horas, explicaron, habían mantenido la comunicación con dos barcas con 47 y 55 personas, respectivamente, mientras que perdió el contacto con otras dos que habían comunicado que había a bordo otros 47 y 55 migrantes.

La ONG alemana Sea Watch advirtió este domingo del naufragio de un barco de migrantes en el Mediterráneo Central al haber avistado un bote volcado.

Sin embargo, las autoridades de Malta emitieron durante la noche un comunicado en el que afirmaban que no existe constancia de dicho naufragio en su zona SAR (búsqueda y rescate en sus siglas en ingles).

Mientras tanto, un bote neumático con cerca de 100 migrantes llegó sin ayuda al puerto de Pozzallo, en Sicilia, a pesar de que Italia ha cerrado los puertos por la emergencia del coronavirus.

El barco Alan Kurdi de la ONG alemana Sea Eye con 156 migrantes a bordo se encuentra a la espera de la solución que les ha dado el Gobierno italiano de trasladar a las personas rescatadas a un buque de la Guardia Costera para queden en cuarentena debido a las medidas de emergencia decretadas por el coronavirus.

Tanto Malta como Italia han anunciado que sus puertos permanecerán cerrados a la llegada de cualquier barco de migrantes.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot