Volkswagen admite que su fraude puede afectar a 11 millones de coches en el mundo

Euronews – ¿Por qué Volkswagen ha sido precisamente el fabricante de automóviles pillado por su contaminación diésel en Estados Unidos? Una de las posibles respuestas es que, en Europa, actualmente los coches diésel son mayoría en el continente. Y Volkswagen es el mayor constructor europeo. En los últimos años, la firma alemana y todas sus filiales se han acostumbrado a desarrollar este tipo de vehículos porque la legislación europea también conducía a ello dado que el diésel consume menos carburante; miércoles 23 de septiembre 2015. <Fotografía: El jefe de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn. Foto archivo>.

Si se compara con Estados Unidos, la desproporción es considerable. De los diez millones de coches diésel vendidos en 2014 en todo el mundo, el 53 por ciento correspondieron a la Unión Europea. Y menos del tres a Estados Unidos. La media mundial está por debajo del veinte.

Esta gran diferencia se explica, a nivel legislativo, porque las leyes en Estados Unidos y también en Japón son mucho más restrictivas respecto a la emisión de dióxido de carbono. En la Unión Europea, la reglamentación se remonta a 1992 y no está previsto un mayor control hasta 2017. Además, los Gobiernos han fomentado la compra de automóviles diésel, que resulta más barato. Aunque el gasóleo es peor para la salud al ser inhalado.

Volkswagen no es quien, proporcionalmente, fabrica más automóviles diésel. Le superan sus compatriotas BMW y Daimler o el sueco Volvo, con sus grandes coches. Y asimismo los franceses Renault y Peugeot-Citröen. En el caso de Volkswagen, las ventas diésel suponen un cuarto del total.

Volkswagen admite que el fraude sobre los gases puede afectar a 11 millones de coches en todo el mundo

25.000 millones de euros de pérdidas en 48 horas. El escándalo de manipulación de datos sobre la emisión de gases contaminantes pasa factura inmediata a Volkswagen. Las acciones del grupo alemán- hasta ahora un ejemplo de solidez y reputación en el sector del automóvil- se han desplomado a niveles históricos y, según la prensa germana, su presidente ejecutivo Martin Winterkorn será despedido esta semana.

Jack Nerad, analista: “No sé si su dimisión o no es un tema crucial en este asunto. Lo que está pensando el consumidor estadounidense afectado por el problema causado es más bien: ¿qué van a hacer con mi coche? ¿Cómo me van a compensar por los problemas que vaya a tener en el futuro a causa de esta situación? Estos son los temas principales”.

La compañía ha admitido que el fraude puede afectar hasta 11 millones de vehículos en todo el mundo, de la marca Volkswagen, Audi, Skoda y Seat, que emplean el mismo motor diésel. El programa con el que el constructor ha engañado durante años a todos los expertos sobre la contaminación real de sus vehículos estaba diseñado para reducir las emisiones cuando detectaba que estaba siendo sometido a una prueba.

Volkswagen cae un 35% en dos días en bolsa y provisiona 6.500 milones de euros

Volkswagen vuelve a caer casi un cuarto de su valor en la bolsa de Fráncfort y acumula un retroceso del 35 por ciento en dos sesiones. Esto significa perder en capitalización bursátil más de 26.000 millones de euros. Al inicio de la sesión del pasado viernes, la acción de Volkswagen aun estaba en 165 euros. Al cerrar y conocerse el escándalo del trucaje de las emisiones de CO2 en su vehículos diésel en Estados Unidos, había caído a 162. Pero este martes estuvo a punto de ceder la cota de cien. Terminó en 107.

Ante esta situación, la firma ha decidido hacer una primera provisión trimestral de 6.500 millones de euros. “La primera provisión es de 6.500 millones y, con once millones de vehículos afectados, esto supone menos de seiscientos euros por coche”, cuenta el analista Ascan Iredi, jefe de inversión de Flatex. “Por tanto, la actual cantidad puede que no sea suficiente. Y nadie sabe cómo puede dañarle en su imagen”.

De hecho, el problema ahora se extiende al resto de marcas de la compañía alemana. Y también afecta a otras firmas y equipamientos automovilísticos. El Dax de Fráncfort fue el índice europeo que más retrocedió, por encima del tres por ciento. En Volkswagen, se agrupan una docena de marcas que a su vez pueden ver deteriorada su imagen: entre otras, Audi, Seat, Skoda, Porsche, Bentley, Bugatti o Lamborghini. Por este motivo, el Gobierno español expresa su preocupación por las inversiones prometidas en el país.

Finalmente, Porsche que es accionista de Volkswagen ha revisado asimismo su previsión de resultados para su actual trimestre a la vista de los problemas que le acarrea su casa madre.

Volswagen será investigada por el departamento de Justicia de Estados Unidos

Tras el descubrimiento de la Agencia de Medio Ambiente de California de que algunos vehículos de Volkswagen y Audi tenían incorporados un programa informático para falsear el nivel de contaminación que emitían en cuando iban a ser inspeccionados, la investigación se amplía. El departamento de Justicia y la Agencia de Protección del Medio Ambiente estadounidenses abrirán su propio expediente.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest afirmó en rueda de prensa: “Es justo decir que estamos bastante preocupados por algunos de los informes que hemos visto sobre la conducta de esta empresa en concreto, pero en última instancia, esto es responsabilidad de la Agencia de Protección del Medio Ambiente para seguirlo y eso es exactamente lo que están haciendo”.

La empresa automovilística reconoció las acusaciones. El presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, lamentó haber “roto la confianza” de sus clientes tras ser descubierto el fraude. ¿Se trata de un engaño que sólo ocurre en Estados Unidos? ¿Y en Europa? Por ahora tan solo el Gobierno alemán va a ordenar realizar nuevos exámenes de emisiones independientes a todos los vehículos diésel de Volkswagen comercializados en Alemania tras quedar al descubierto que manipularon las pruebas en Estados Unidos.

Volkswagen cae del pedestal

Es un durísimo golpe para la imagen del número uno mundial del automóvil, pero también para la credibilidad de su tecnología diésel limpia.
Volkswagen ha caído del pedestal propulsado por la acusación de fraude de la EPA, la agencia medioambiental estadounidense. Sam Abuelsamid, analista jefe en Navigant Research: “La EPA acusa esencialmente a Volkswagen de haber introducido un programa espía en vehículos con motores diésel para pasar las pruebas de emisiones y de smog en California y otros estados, cuando en realidad estaban emitiendo muchos más gases Nox que los permitidos durante la conducción real”.

Los Nox son gases compuestos por dióxido de nitrógeno que provocan asma y otros problemas de salud y que también están vinculados con el smog y con la lluvia ácida. La trampa habría podido pasar desapercibida sin la perseverancia de la ONG Consejo Internacional para el Transporte Limpio.

Drew Kodjak, director ejecutivo del Consejo Internacional para el Transporte Limpio: “Éramos conscientes a través de nuestras pruebas y de otras pruebas de que en Europa las emisiones Nox de los utilitarios diésel eran muy altas. Así que pensamos: vamos a probar un par de vehículos con motor diésel aquí, en Estados Unidos, para mostrar que en realidad se puede cumplir con las normas, no sólo en la pruebas, sino también en condiciones reales de conducción”.

En 2013, la ONG decidió recurrir a los investigadores de la Universidad de West Viginia. Los resultados que obtuvieron fueron más que sorprendentes…

Dan Carder, director interino del CAFEE: “En condiciones de funcionamiento reales, los niveles de emisiones fueron muy superiores a los que los fabricantes certificaron a las agencias reguladoras. Y vimos enormes discrepancias. Un vehículo emitió de 15 a 35 veces más que lo declarado, otro de 10 a 20 veces más…”. El programa espía se activaba sólo durante las pruebas para adaptarse a las limitaciones marcadas por la EPA y permanecía apagado durante la conducción normal para permitir que el motor rindiese plenamente.

Dan Carder: “Ellos saben los criterios de velocidad y carga con los que el motor o el vehículo se encontrarán durante las pruebas de certificación. Básicamente saben qué preguntas estarán en el examen de antemano. En el mundo real es el conductor el que manda”. En mayo del año pasado, la ONG alertó a la EPA de este descubrimiento. Por su parte, Volkswagen siguió anunciando su tecnología diésel limpia hasta noviembre, estando ya al tanto de la controversia sobre las emisiones de sus vehículos.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot