VOX, tercera fuerza en España y PSOE, Ciudadanos y Podemos sumarían mayoria

Lasvocesdelpueblo
FOTOGRAFÍA. La empresa 'SONDAXE' dice en su encuesta para el diario 'La Voz de Galicia' que «Vox irrumpe como tercera fuerza política y ni izquierda ni derecha suman para gobernar» por lo que se abriría la posibilidad de un pacto entre Ciudadanos Cs, PSOE y Podemos siendo el pacto entre PSOE, ultraizquierda e independentistas la alternativa. Imagen 'Sondaxe' para 'La Voz de Galicia'. Lasvocesdelpueblo

Redacción – Con el hundimiento de la ultraizquierda (Unidos Podemos), el estancamiento de un Ciudadanos Cs de Albert Rivera y del masón francés Manuel Valls, ya claramente detrás del partido del pueblo español que lidera Santiago Abascal Conde (VOX), la hipótesis de que los de Albert Rivera lleguen a un pacto con Podemos, que ya rechazó la fórmula en el 2015, parece ahora incluso más remota que entonces; dado que con también el estancamiento del PP de Pablo Casado, la alianza constitucionalista PP, VOX y Ciudadanos Cs no llegarían a la mayoría absoluta para gobernar (solo sumarían un total de 167 escaños de los 176 de la mayoría absoluta). Otra alternativa sería el primer Gobierno de Sánchez, a cambio de la destruición de España, con los independentistas y los proetarras. Ciudadanos Cs se quedaría con poco más de sus 32 escaños de 2015 (40), el PP rosaría el ridículo con 76 escaños, Podemos e Izquierda Unida (Unidos Podemos) se fagocitaría hasta 31 escaños que entregaría al PSOE y se quedaría con solo 39 mientras el PSOE obtener 116 escaños. Eso dice la empresa ‘Sondaxe’ para el diario ‘La Voz de Galicia’, este domingo 24 de febrero de 2019, coincidiendo con la encuesta de la empresa ‘Sigma Dos’ para el rotativo nacional ‘El Mundo’ que ha dibujado un panorama menos triste pero, muy duro para el PP y Ciudadanos Cs; y desolador para la ultraizquierda, señalando a VOX como único partido político que crece y crece, ha dicho Sigma Dos. Barcelona (España), domingo 24 de febrero de 2019. 

Ficha técnica: Ámbito: España. Universo: Población censada en España de 18 o más años. Muestra: 1.500 entrevistas con dos submuestras de 1.000 entrevistas en España y 500 en Galicia. Entrevista: Mixta; telefónica asistida por ordenador (sistema CATI) con bases de teléfonos fijos y móviles; autoadministrada on-line (sistema CAWI) en redes sociales. Afijación: Proporcional según tamaño poblacional de la comunidad y de la provincia. Entrevistas: Selección aleatoria de hogares a partir de listados telefónicos, cuotas de género, edad y ocupación para la selección de la persona. Margen de error: Nivel de confianza del 95,5%, y P=Q=0,5, el error máximo admitido es de + 3,16% para la submuestra de España y + 4,47% para la de Galicia. Fecha del trabajo de campo: Del 13 al 21 de febrero de 2019.

Hoy, dice ‘Sondaxe’ que: “Vox irrumpe como tercera fuerza política y ni izquierda ni derecha suman para gobernar”

Sondaxe ofrece el primer estudio en el que la formación de Santiago Abascal, que se situaría por delante de Ciudadanos Cs, alcanza los 51 escaños. El único Gobierno viable pasaría por un pacto de Sánchez con los secesionistas que repitiera el de la moción de censura, ya que PP, C’s y Vox no suman, y tampoco el PSOE con los de Rivera. 

España se dirige hacia una situación de bloqueo parlamentario en las próximas elecciones similar a la que se produjo tras los comicios del 2015, tras los que fue imposible formar Gobierno, y los del 2016, que provocaron un cisma en el PSOE ante la decisión del comité federal de abstenerse para facilitar la investidura de Mariano Rajoy, en contra de la posición de su entonces secretario general, Pedro Sánchez, que abandonó su escaño de diputado.

Según los datos de la encuesta de Sondaxe, los tres partidos VOX, PP y Cs no tendrían ninguna posibilidad de gobernar, al quedar lejos de la mayoría absoluta.

Sin embargo, la espectacular irrupción de Vox, que alcanzaría hasta 51 escaños y se convertiría en tercera fuerza, se produce a costa de un desplome del PP, que perdería 61 escaños, quedándose en 76, y también de un aparente estancamiento de Ciudadanos Cs, que se quedaría en 40. Como consecuencia, entre las tres fuerzas sumarían solo 167. 

La ultraizquierda y el PSOE tampoco suman y necesitaría de nuevo a los proetarras y golpistas para gobernar

Pero también la izquierda se queda muy lejos de la cifra de 176 escaños que marca la mayoría absoluta.

En este caso, ocurre algo similar, ya que el crecimiento del PSOE, que aumentaría hasta obtener 116 escaños tras el paso de Pedro Sánchez por el Ejecutivo, con un incremento de 31 actas, se produce a costa de un fuerte derrumbe de Unidos Podemos y sus confluencias. En total, el PSOE y Unidos Podemos más En Comú-Podem, En Marea y Compromís alcanzarían 155 escaños.

La consecuencia de ese endiablado tablero político es que la única forma de articular una mayoría viable quedaría en manos de los partidos independentistas y proetarras.

El socialista Pedro Sánchez se vería así obligado a pactar su investidura con los secesionistas catalanes, al menos con ERC, antes de la sentencia a los líderes independentistas acusados de rebelión en el Supremo, y también con los proetarras de EH Bildu del terrorista asesino Arnaldo Otegi, si quiere repetir como presidente.

Se trataría de repetir la fórmula de la moción de censura que le llevó a la Moncloa, con la diferencia de que en esta ocasión los separatistas no tendrían que limitarse a votar en contra de Rajoy, sino dar su apoyo expreso a la investidura del Sánchez.

Algo que se antoja complejo sin que se produjeran contrapartidas, dado que los secesionistas se han negado en esta legislatura a apoyar siquiera los Presupuestos de Sánchez, provocando su caída, por no aceptar la inclusión del derecho de autodeterminación en las negociaciones para respaldar las cuentas públicas.

Sumando los votos de PSOE (116), Unidos Podemos (26), en Comú Podem (6), Compromís (4), PNV (6), Bildu (2) y de ERC (14), alcanzarían los 177, con lo que no necesitarían al PDECat, o al nuevo partido que forme el huido delincuente Carles Puigdemont, para superar los votos en contra del resto de partidos en la investidura.

IMPOSIBLE

El problema para Sánchez es que ni siquiera contaría con la opción alternativa que está lanzando en la precampaña, la de un acuerdo con Ciudadanos que rompiera así el cordón sanitario que le han impuesto los de Albert Rivera, que se han comprometido ya a no apoyarle ni a él ni a ningún candidato del PSOE alternativo.

Incluso aunque Ciudadanos cambiara de opinión, como ya hizo Rivera en las anteriores elecciones con respecto a Rajoy, la suma de los escaños de socialistas y naranjas se quedaría en 156, lejos de la mayoría absoluta.

Otras fórmulas aritméticamente viables, como la de un pacto a tres entre el PSOE, Podemos y sus confluencias y Ciudadanos sí darían para formar Ejecutivo sin necesidad de los partidos independentistas.

Pero la hipótesis de que los de Albert Rivera lleguen a un pacto con Podemos, que ya rechazó la fórmula en el 2015, parece ahora incluso más remota que entonces.

Y aún más improbable sería la formación de una coalición entre los tres grandes partidos, PSOE, PP y Ciudadanos, a pesar de que entre los tres alcanzarían los 232 escaños, sin Podemos, Vox y los secesionistas.

La juventud de España se pasa a VOX

La encuesta de Sondaxe para La Voz muestra a dos partidos en progresión, PSOE y Vox, frente a otros dos en claro declive, PP y Unidos Podemos.

En medio queda Ciudadanos, que no logra dar el salto definitivo que Albert Rivera lleva años esperando para convertirse en alternativa de Gobierno.

El partido de Pedro Sánchez es el que mantiene una mayor fidelidad de sus electores (cuatro de cada cinco repetiría su voto del 2016), es el primero en la lista de preferencias de los nuevos votantes y, además, engorda sus bases con uno de cada cuatro antiguos electores de Unidos Podemos.

Una situación similar es al de Vox, que consigue atraer a una cuarta parte del electorado del PP, además de ser el segundo partido preferido por los nuevos votantes. Es, asimismo, el segundo partido entre los votantes de menos de 44 años, los menos influidos por los recuerdos del franquismo.

El giro que Casado ha imprimido al PP parece asustar a buena parte de su electorado. Es el partido con menos fidelidad de voto, que en su mayoría huye hacia Vox. Su única esperanza es que sus electores son también los más indecisos, con lo cual tiene margen de recuperación.

La irrupción de Vox trunca las expectativas de mejora de C’s, que se estanca, y Unidos Podemos se hunde por sus divisiones y el auge socialista.

compartir
Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticias relevantes

Videos Hot
Share
Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies