Adriana de Rafaela recibió la vacuna COVID 19 a 26 semanas del embarazo y perdió a su bebé un día después

.Además, cuando falleció finalmente su niña, y es que los sanitarios le impusieron el llamado «Protocolo COVID 19», con múltiples restricciones sanitarias a cerca de los restos de una niña de 26 semanas, pese a que su mamá, que acaba de parir, estaba vacunada contra el mismo COVID 19. Todo un sin sentido que tiene su explicación únicamente en la campaña de miedo y engaño del globalismo: nada de lógica. Asimismo, la joven pareja, obligada a salir de la sala, tuvo que alejarse del cuerpo de su bebé.

FOTOGRAFÍA. ARGENTINA, DICIEMBRE DE 2021. Una pareja joven confiesa su calvario un día después de recibir el veneno llamado «vacuna COVID 19», que acabó con la vida de la bebé de 26 semanas después de seguir los consejos de la doctora Agustina Simoniello, una «negacionista» de la realidad asesina de la vacuna COVID 19 que apoya la inoculación del veneno experimental de las farmacéuticas en los humanos. Adriana de Rafaela lo confiesa en una entrevista con Pedro Moreno. Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Redacción.- Barcelona (España), domingo 5 de diciembre de 2201. Pedro Moreno entrevista a Adriana de Rafaela, una joven quien estando embarazada de 26 semanas, siguiendo los consejos de la doctora Agustina Simoniello, una «negacionista» de la realidad asesina de la vacuna COVID 19 que apoya la inoculación del veneno llamado «vacuna COVID 19» y está al servicio del globalismo farmacéutico, recibió la vacuna COVID 19 el 8 de julio de 2021, y un día después perdió a su bebé.

VÍDEO. “Me dijeron que no me iba a pasar nada”.(…) “Mi hija pesaba 980 gramos” al nacer. “Agustina Simoniello es la doctora”

La joven explica al final del vídeo el caso de otra mujer con embarazo múltiples (Trillizos), que también tras vacunarse tuvo que pasar por esa trágica situación.

“Una de cada 8 mujeres embarazada vacunada contra el COVID 19 pierde su bebé”.

Además de la doctora Agustina Simoniello, su obstetra Verónica del Puppo, que es Especialista en Ginecologia y Obstetricia, participó en esta campaña de presión para que se sometiera al experimento farmacéutico del veneno ‘vacuna COVID 19).

La joven con trombosis causada por la vacuna COVID 19 de «Astrezenca» denuncia que desde el sistema sanitario, sometido al globalismo farmacéutico, le hicieron firmar un documento que exime de cualquier responsabilidad a los médicos y sanitarios que la vacunaron ante las dudas que ella y su joven esposo plantearon.

FOTOGRAFÍA. ARGENTINA, DICIEMBRE DE 2021. Una pareja joven confiesa su calvario un día después de recibir el veneno llamado «vacuna COVID 19», que acabó con la vida de la bebé de 26 semanas después de seguir los consejos de la doctora Agustina Simoniello, una «negacionista» de la realidad asesina de la vacuna COVID 19 que apoya la inoculación del veneno experimental de las farmacéuticas en los humanos. Adriana de Rafaela lo confiesa en una entrevista con Pedro Moreno. Lasvocesdelpueblo (Ñ Pueblo)

Bajo presión, explica y ya con el “miedo a perder a su bebé” si no se vacunará y le contagiará al contagiarse ella durante el embarazo, aceptó los consejo de su médico «negacionista» de la realidad asesina de la vacuna COVID 19 y recibió la primera dosis.

Denuncia que la doctora «negacionista» Agustina Simoniello le dijo que el Hospital va a analizar la placenta para ver la supuesta causa de la muerte y la causa del parto prematuro, pero lo curioso es que nunca se le dieron los resultados de las pruebas al haber “desaparecido la placenta”, afirma.

Además, cuando falleció finalmente su niña, y es que los sanitarios le impusieron el llamado «Protocolo COVID 19», con múltiples restricciones sanitarias a cerca de los restos de una niña de 26 semanas, pese a que su mamá, que acaba de parir, estaba vacunada contra el mismo COVID 19.

Todo un sin sentido que tiene su explicación únicamente en la campaña de miedo y engaño del globalismo: nada de lógica. Asimismo, la joven pareja, obligada a salir de la sala, tuvo que alejarse del cuerpo de su bebé.

Insiste en que la médica de este plan macabre globalista, la doctora «negacionista» Agustina Simoniello del Hospital Sagrado Corazón en Santa Fe (Argentina), le advirtió, subiendo el tono, de que “nunca la vacuna COVID 19 te va a provocar el parto prematuro”.

“Yo le dije que: «yo ayer, me vacuné por la mañana. ¿Puede ser la vacuna COVID 19?»”.

Su respuesta fue un “rotundo «No», pero con una contestación mala, diciéndome que «No. La vacuna COVID 19 no te va a causar nada.

“La vacuna COVID 19 no tiene nada que ver con tu trabajo de parto»”, la joven afirma que “tengo el historial clínico. Tengo el nombre y apellido de ella (en ese historial médico)”.

En la actualidad los negacionistas de la realidad asesina de las vacunas se están quedando cada día sin discurso y argumento. Después del fracaso de la primera dosis del vene mortal ‘vacuna COVID’ para frenar el avance dle virus (COVID 19), lanzaron la campaña “segunda dosis”, entonces llamada “dosis de refuerzo”.

Y, recientemente, tras el fracaso de dicha “dosis de refuerzo” (segunda dosis), comenzaron otra campaña llamada “dosis de recuerdo”. Nadie explica el “recuerdo” de qué? Pero, aún así, ya están metiendo ese veneno masivamente a los ancianos, que son sus cobayas de primera.

Contra las cuerdas, aunque señalen a los ‘no vacunados’ como “problema” con el fin tranquilizar a los ‘vacunados’, la realidad es ya plasmante y tienen ahora que explicar a sus cobayas con “pautas completa” (dos dosis) el por qué de la “tercera dosis” (dosis de recuerdo).

Otra realidad plasmante es que el COVID 19 ha llegado para quedarse y la gente tendrá que convivir con el virus de igual modo se hace con el resto de virus y enfermedades.

Deja un comentario

Noticias relevantes

Videos Hot